Esta obligación patronal hacia los trabajadores contenida en nuestra Carta Magna establece que estos últimos tienen el derecho de participar en las utilidades de las empresas (PTU); y aquellos tiene la obligación de realizar el pago que corresponde de acuerdo la Ley Federal del Trabajo (LFT) y, sobre la base que se establece en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.  También se indica que son sujetos obligados a su reparto, tanto personas físicas o morales, siempre se determine una base positiva para reparto y que exista un vínculo laboral, es decir,  que cuenten con trabajadores y obtengan en el ejercicio de que se trate una base gravable de acuerdo con el artículo 9 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, y en caso de ser negativo, de conformidad al artículo 128 de la LFT no podrá aplicarse en futuros resultados positivos.

La base gravable para efectos de la PTU parte de la utilidad determinada mediante el cálculo del impuesto anual, con diferencias muy claras pero muy simular es el resultad entre ambas,  por lo que es necesario que los patrones la presenten para encontrase en posibilidad de realizar la distribución y el pago de la PTU dentro de los 60 días siguientes a la fecha se haya  o vaya a presentarse, para dar cumplimiento al artículo 122 de la LFT.

Con la publicación de la Primera Modificación a la Reglas de Resolución Miscelánea para 2020 (RMF), que en su regla 13.2. sé estableció la ampliación del plazo para la presentación de la declaración anual de personas físicas de 2019, hasta el 30 de junio.

Por lo que, con la presentación de la declaración anual hasta el último día de la ampliación del plazo y tengan a su cargo trabajadores, deberán de efectuar el pago de la PTU del 2019 a más tardar el 29 de agosto.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario: