De acuerdo con el artículo 93, fracción XIX, inciso b) de la Ley del Impuesto Sobre la Rentan (ISR) se contempla que, no se pagará el impuesto por la obtención de ingresos derivados de la enajenación de bienes muebles, distintos de las acciones, de las partes sociales, de los títulos valor y de las inversiones, cuando en un año de calendario la diferencia entre el total de las enajenaciones y su costo comprobado de la adquisición, no exceda de tres veces Unidad de Medida y Actualización (UMA) elevado al año, $98,133.90 (equivalente a 3 UMA elevada al año para 2021), por el excedente se calculará y pagará el impuesto en los términos del Capítulo IV de “Enajenación de bienes” del Título IV de las “Personas físicas” de la Ley.

En especial el artículo 124, segundo párrafo establece que en la venta de vehículos de transporte el costo comprobado de adquisición se disminuirá a razón del 20% por cada año transcurrido entre la fecha de adquisición y la de enajenación; por lo tanto, cuando los años transcurridos sean más de cinco no existirá costo de adquisición, por simple aritmética:

“…

Tratándose de bienes muebles distintos de títulos valor y partes sociales, el costo se disminuirá a razón del 10% anual, o del 20% tratándose de vehículos de transporte, por cada año transcurrido entre la fecha de adquisición y la de enajenación. El costo resultante se actualizará por el periodo comprendido desde el mes en el que se realizó la adquisición y hasta el mes inmediato anterior a aquél en el que se efectúe la enajenación. Cuando los años transcurridos sean más de 10, o de 5 en el caso de vehículos de transporte, se considerará que no hay costo de adquisición.

…”

Por otro lado, el artículo 126, cuarto párrafo de la Ley del ISR, dispone en las enajenación de otros bienes como ocurre con los automóviles, el pago provisional será por el monto que resulte de aplicar la tasa del 20% sobre el monto de la operación, y será retenido por el adquirente (por ejemplo, la agencia de autos nuevos sea persona física o moral), si éste es residente en el país o residente en el extranjero con establecimiento permanente en país, excepto en los casos en los que el enajenante manifieste por escrito al adquirente que efectuará un pago provisional menor, siempre que se cumpla con los requisitos que señale el Reglamento de la Ley del ISR:

“…

Tratándose de la enajenación de otros bienes, el pago provisional será por el monto que resulte de aplicar la tasa del 20% sobre el monto total de la operación, y será retenido por el adquirente si éste es residente en el país o residente en el extranjero con establecimiento permanente en México, excepto en los casos en los que el enajenante manifieste por escrito al adquirente que efectuará un pago provisional menor y siempre que se cumpla con los requisitos que señale el Reglamento de esta Ley. En el caso de que el adquirente no sea residente en el país o sea residente en el extranjero sin establecimiento permanente en México, el enajenante enterará el impuesto correspondiente mediante declaración que presentará ante las oficinas autorizadas dentro de los quince días siguientes a la obtención del ingreso. Tratándose de la enajenación de acciones de los fondos de inversión a que se refieren los artículos 87 y 88 de esta Ley, se estará a lo dispuesto en dicho precepto. En el caso de enajenación de acciones a través de Bolsa Mexicana de Valores concesionada en los términos de la Ley del Mercado de Valores, se estará a lo dispuesto en el artículo 56 de esta Ley. En todos los casos deberá expedirse comprobante fiscal en el que se especificará el monto total de la operación, así como el impuesto retenido y enterado.

…”

Conforme a éste mismo párrafo, se establece que en todos los casos deberá expedirse el comprobante fiscal en el que se especificará el monto de la operación, así como el impuesto retenido y enterado. Sin embargo, en su quinto párrafo, se establece que cuando el adquirente efectúe la retención a que se refiere el cuarto párrafo, expedirá comprobante fiscal al enajenante y constancia de la misma, y el enajenante acompañará una copia de dichos documentos al presentar su declaración anual, asimismo señala que no se efectuará la retención ni el pago provisional en cuestión cuando se trate de bienes muebles diversos de títulos valor o de partes sociales y el monto de la operación sea menor a $227,400.00, en consecuencia, en ese mismo orden de ideas se considera que también se  podrá gozar del beneficio que se prevé en el supuesto de ingresos por operaciones de enajenación de vehículos.

La obligación de expedir el comprobante debe ser asumida por el enajenante conforme a lo dispuesto en lo previsto por los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación (CFF), debiendo emplear la clave del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) genérica y considerando la enajenación como efectuada al público en general cuando no cuente con el RFC del comprador. En el caso de que el adquiriente tenga su residencia en el extranjero, tendrá que utilizar la clave para extranjeros, lo anterior de conformidad con la regla 2.7.1.26. de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2021.  Asimismo, cuando el enajenante deba enterar el impuesto correspondiente, lo deberá hacer mediante la presentación de declaración dentro de los quince días siguientes a la operación.

Podemos concluir que cuando una persona física que no este inscrito en los términos de las Secciones I y II del Capítulo II del Título IV de la Ley del ISR, o no tenga afecto el bien a sus actividades profesionales o empresariales, y enajene su automóvil usado y que bajo la aplicación del procedimiento señalado en los párrafos anteriores resulta una utilidad superior a la cantidad de $98,133.90 (equivalente a 3 UMA elevada al año para 2021), por el excedente pagará el ISR conforme al capítulo IV del Título IV de la citada Ley.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here