Partiendo de que las normas heteroaplicativas, son los que se aplican a todas las personas sin distinción, y las autoaplicativas son los que se aplican únicamente a las personas que se colocan en la hipótesis contemplada en el precepto, podemos determinar que la regla 1.3.3 de las reglas generales de comercio exterior es heteroaplicativa, pues solo cuando el sujeto destinario de la norma lleva a cabo la conducta se actualiza el acto de molestia. Así, el criterio expuesto no coloca en estado de indefensión al importador, dado que cuando se cumplan las condiciones para su aplicación y la autoridad ordene su suspensión en el padrón de importadores, entonces, podrá el importador afectado podrá ejercer sus derechos conforme al procedimiento establecido.

Criterio sostenido por el Pleno Jurisdiccional de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa:

LEY ADUANERA

VIII-P-SS-194

SUSPENSIÓN EN EL PADRÓN DE IMPORTADORES.- LA REGLA 1.3.3 DE LAS REGLAS GENERALES DE COMER­CIO EXTERIOR PARA 2016 ES HETEROAPLICATIVA.- En primer lugar debe apuntarse que la referida suspensión es un acto de molestia, ya que es una medida cautelar temporal, es decir, no implica la cancelación o revocación del registro res­pectivo. Así, la expedición de la mencionada regla deriva de las clausulas habilitantes previstas en los artículos 59, frac­ción IV; y 144-A, fracción V, de la Ley Aduanera; así como en los artículos 84, fracción V; y 87, fracción IV, de su Regla­mento. En este contexto su contenido normativo no se actua­liza de manera automática con su sola expedición, pues de­pende de la conducta del destinatario de la norma. Esto es, su estructura normativa es heteroaplicativa, pues la suspen­sión en el padrón de importadores está condicionada a que el importador incurra en la acción u omisión que genere dicha suspensión, y a que la autoridad la ordene. En consecuencia, la regla en comento no se actualiza de forma incondicionada, sino que es necesario que se cumplan las condiciones apun­tadas, y por ende, no es autoaplicativa. Finalmente, el criterio expuesto no coloca en estado de indefensión al importador, dado que cuando se cumplan las condiciones para la apli­cación de la regla 1.3.3, es decir, cuando se ubique en la hipótesis de suspensión y la autoridad ordene la suspensión, entonces, podrá ejercer sus derechos conforme al procedi­miento establecido en el segundo párrafo del artículo 144-A de la Ley Aduanera, y el último párrafo de dicha regla.

PRECEDENTE:

VIII-P-SS-105
Juicio Contencioso Administrativo Núm. 1719/16-EC1-01-6/648/17-PL-07-04.- Resuelto por el Pleno Jurisdiccional de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 17 de mayo de 2017, por mayoría de 8 votos a favor y 3 votos en contra.- Magistrada Ponente: Magda Zulema Mosri Gutiérrez.- Secretario: Lic. Juan Carlos Perea Rodríguez.
(Tesis aprobada en sesión de 28 de junio de 2017)
R.T.F.J.A. Octava Época. Año II. No. 13. Agosto 2017. p. 7

REITERACIÓN QUE SE PUBLICA:
VIII-P-SS-194
Juicio Contencioso Administrativo Núm. 2606/16-EC1-01-6/3122/17-PL-03-04.- Resuelto por el Pleno Jurisdiccional de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 29 de noviembre de 2017, por mayoría de 8 votos a favor y 3 votos en contra.- Magistrado Ponente: Rafael Estada Sámano.- Secretaria: Lic. Elizabeth Camacho Márquez.
(Tesis aprobada en sesión de 29 de noviembre de 2017

Print Friendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here