Dionisio J. Kaye
Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Iberoamericana, con estudios de posgrado en el Derecho de los Estados Unidos de América, cursados en la Universidad de San Diego, California, E.U.A. Diplomado en Derecho Corporativo, Derecho  Tributario y Contabilidad y Finanzas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

La pregunta que se plantea en el título de este ensayo, trae de cabeza a muchos empresarios, que no han captado la parte medular de la  reforma del 2021. En este artículo, trataremos de despejar las dudad que a “Consejero Empresarial”,  le han planteado, sus lectores.

La respuesta a la pregunta planteada es, ¡no! La subcontratación laboral que se creó en el año 2013, había sido motivo que se simulara, esta operación, lesionando los derechos de los trabajadores y el cumplimiento de las obligaciones patronales, en materia de Seguridad Social, lesionándose también la materia contributiva.

En efecto, el artículo 15-A inciso b) de la reforma 2012, establecía que la subcontratación laboral debía abarcar, únicamente, trabajos especializados, sin que la Ley, los especificara o definiera. Esta indefinición legal, dio lugar a que muchas subcontrataciones fueran simulatorias o inventadas, por mentes truculentas.

Hoy, la reforma 2021 establece: artículo 13.-Se permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos, siempre que el contratista esté registrado en el padrón público a que se refiere el artículo 15 de esta Ley.

En este orden de ideas, queda definido, en principio, los conceptos de servicio especializado o de obra especializada. Y digamos, por nuestra parte que son aquellos que reúnen elementos o factores distintivos de la actividad que desempeña la contratista que se encuentran sustentados  en la capacitación, certificaciones, permisos o licencias, que regulan la actividad, equipamiento, tecnología, activos, maquinaria, nivel  de riesgo, rango salarial promedio y experiencia, los cuales aportan valor agregado a la beneficiaria.

Se permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos, siempre que el contratista esté registrado en el padrón público a que se refiere el artículo 15 de esta Ley.

Las personas físicas o morales que proporcionen los servicios de subcontratación, deberán contar con registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Para obtener el registro deberán acreditar estar al corriente de sus obligaciones fiscales y de seguridad social. El registro a que hace mención este artículo 15 deberá ser renovado cada tres años. La STPS deberá pronunciarse respecto de la solicitud de registro dentro de los veinte días posteriores a la recepción de la misma, de no hacerlo, los solicitantes podrán requerirla para que dicte la resolución correspondiente, dentro de los tres días siguientes a la presentación del requerimiento. Transcurrido dicho plazo sin que se notifique la resolución, se tendrá por efectuado el registro para los efectos legales a que dé lugar.

Las personas físicas o morales que obtengan el registro a que se refiere este artículo quedarán inscritas en un padrón, que deberá ser público y estar disponible en un portal de Internet. La STPS expedirá las disposiciones de carácter general que determinen los procedimientos relativos al registro a que se refiere este artículo, de acuerdo con el Artículo Segundo Transitorio del Decreto del 23 de abril de 2021.

Esta reforma laboral, ha trascendido al campo de lo fiscal, de la siguiente manera, en primer orden, se reforma el artículo 108 del Código Fiscal de la Federación (CFF) respecto a una nuevo supuesto de calificativo al delito de defraudación fiscal, contenido en su párrafo séptimo, en la adición del inciso i), que a la letra señala: i) Utilizar esquemas simulados de prestación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas, descritas en el artículo 15-D, penúltimo párrafo, de este Código, o realizar la subcontratación de personal a que se refiere el primer y segundo párrafos de dicho artículo.

Por otro lado, se crea un nuevo artículo 15-D del CFF, donde se contempla lo siguiente: No tendrán efectos fiscales de deducción o acreditamiento, los pagos o contraprestaciones realizados por concepto de subcontratación de personal para desempeñar actividades relacionadas tanto con el objeto social como con la actividad económica preponderante del contratante.

 Tampoco se darán efectos fiscales de deducción o acreditamiento a los servicios en los que se proporcione o ponga personal a disposición del contratante, cuando se actualice cualquiera de los siguientes supuestos:

  1. Cuando los trabajadores que el contratista proporcione o ponga a disposición del contratante, originalmente hayan sido trabajadores de este último y hubieren sido transferidos al contratista, mediante cualquier figura jurídica, y
  2. Cuando los trabajadores que provea o ponga a disposición el contratista abarquen las actividades preponderantes del contratante.

Para los efectos del primer párrafo de este artículo,(15D) se podrán dar efectos fiscales de deducción o acreditamiento a los pagos o contraprestaciones por subcontratación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas, que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de los mismos, siempre que el contratista cuente con el registro a que se refiere el artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo y se cumplan con los demás requisitos establecidos para tal efecto en la Ley del Impuesto sobre la Renta y en la Ley del Impuesto al Valor Agregado, respectivamente.

 Como puede verse, las reformas fiscales derivadas de la subcontratación laboral, son muy profundas,  tienen el objetivo de apoyar a las reformas sufridas por la Ley Federal del Trabajo y además, la Procuraduría Fiscal de la Federación, ha declarado que las personas que hagan uso indebido de la subcontratación laboral, podrán hacerse acreedores a prisión preventiva oficiosa y hasta 13 años de prisión o bien, calificarse la conducta indebida, como Delincuencia Organizada.

Hace unos cuantos días, empezó a circular en internet, un documento, teóricamente proveniente de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, bajo el título de: “Acuerdo por el que se dan a conocer las disposiciones de carácter general para el registro de personas físicas y morales que presten servicios especializados o ejecuten obras especializadas a que se refiere el artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo”.

Según este documento, la STPS, abrirá una plataforma en la que las personas físicas o morales que presten servicios especializados o ejecuten obras especializadas y estén interesadas en registrarse en el Padrón, solicitarán su registro, debiendo cumplir con los siguientes requisitos y requerimientos:

 Requisitar y proporcionar en la plataforma informática la siguiente información:

  1. Firma electrónica vigente;
  2. Nombre, denominación o Razón Social, en caso de ser persona Moral o apellido paterno, materno y nombre, en caso de ser persona física;
  3. Nombre Comercial;
  4. Entidad Federativa;
  5. Registro Federal de Contribuyentes;
  6. Domicilio: calle o avenida; número exterior, colonia o fraccionamiento, Código Postal, localidad, municipio o alcaldía;
  7. Geolocalización;
  8. Números Telefónicos fijos, celulares y correos electrónicos;
  9. Número de Escritura Constitutiva de la empresa con datos de identificación del Notario o Corredor Público, ante quien se expidió;
  10. Registro Patronal ante el Instituto Mexicano del Seguro Social;
  11. Datos del representante legal de la empresa de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas primer apellido, segundo apellido y nombre(s), Teléfono fijo y celular, Identificación Oficial vigente (Credencial para votar, Pasaporte o Cédula Profesional), CURP y correo electrónico (para personas físicas y morales);
  12. Afiliación ante el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores;
  13. Número total de trabajadores al momento de la solicitud de registro: Por sexo: número de Mujeres y Hombres;
  14. Actividad Económica especializada conforme al “Catálogo de actividades para la clasificación de las empresas en el seguro de riegos de trabajo” del Instituto Mexicano del Seguro Social contenido en el Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización;
  15. Actividad o actividades que desea ser registrada en el padrón, y
  16. Actividad Económica Preponderante, ( la manifestada para obtener el Registro Federal de Contribuyentes).

 Deberán de encontrarse a la fecha en la que se realice la solicitud de registro al corriente en sus obligaciones fiscales y de seguridad social frente al Servicio de Administración Tributaria, al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores.

 Las personas físicas o morales que deseen incorporarse al Padrón y obtener el registro deberán establecer con precisión el servicio que desean prestar o el tipo de obra que desean ejecutar. Por cada una de dichas actividades deberán acreditar, bajo protesta de decir verdad, el carácter especializado de las mismas y describir los elementos o factores que dan sustento a este carácter excepcional.

 Para acreditar el carácter especializado se aportará información y documentación, conforme a los requerimientos de la plataforma, respecto a: capacitación, certificaciones, permisos o licencias que regulan la actividad, equipamiento, tecnología, activos, capital social, maquinaria, nivel de riesgo, rango salarial promedio, experiencia, entre otros.

 El acuerdo, contiene otras disposiciones que aquí no resaltamos; su único transitorio, establece que entraría en vigor, al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la federación.

A manera de conclusión, como podrá notar el lector, la esencia de la reforma, la podemos resumir en dos grandes rasgos: (i) Especialidad, solo va a permitirse, la contratación de servicios Especializados u obras especializadas, aprobadas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; y, (ii) Combate a la simulación, quienes simulen obras o servicios especializados, se harán acreedores a penas por el Delito de Defraudación Fiscal equiparada.

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here