Mario Rizo Rivas Contador Público Certificado y Maestro en Impuestos. Socio Director de Salles, Sainz–Grant Thornton, S.C., oficina de Guadalajara y Presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, A.C. Twitter: @mariorizofiscal

En el camino empresarial, tantos son los éxitos como los retos. Para el universo del negocio familiar, estos van más allá del ámbito netamente laboral, entremezclando las peculiaridades que supone colaborar con miembros de la familia. Sin embargo, para quien sabe observar, los retos no son sino el comienzo del éxito.

Saber expresar con claridad nuestras ideas es clave en el momento de entablar dinámicas tanto laborales como familiares y si a esto sumas una gestión emocional y empresarial en cada uno de los individuos que conforman tu equipo de trabajo, podrías haber dado en el blanco. Así, sin importar qué tipo de retos se presenten en el marco de tu negocio, sabrás que cuentas con un equipo capacitado, listo y entusiasta para enfrentar cualquier reto que se presente en el camino.

Las empresas familiares son una garantía de trabajo y crecimiento profesional para los integrantes que han encontrado la “fórmula perfecta” dentro de su trabajo colaborativo… si bien llegar al equilibrio requerirá que todos, partiendo desde la pasión del mismo fundador, se comprometan al crecimiento de la empresa con esfuerzo, dedicación y, lo más esencial de todo, trabajo.

Ninguna empresa familiar está exenta de experimentar cualquier tipo de crisis de todo tipo, que son tan variadas como el mismo universo empresarial. Si para cualquier empresa, familiar o no, los retos de las crisis son una constante en el camino, para aquellas en las que la familia se involucra directamente es muy importante encontrarse preparados para los retos que conlleva la gestión de este peculiar modelo de negocios. Conocer algunos de los problemas más comunes de este tipo de organizaciones te ayudará a analizar tu negocio y así tener una guía de cómo resolver los dilemas que puedan surgir en él.

Claridad, candela en la oscuridad

Organigramas, obligaciones, derechos: el problema en común que une a estos elementos, tan esenciales en un negocio familiar, es la falta de una descripción de puesto que especifique las funciones de los miembros de la familia, así como su posición específica en el organigrama.

Es sumamente importante que los procesos de integración de los familiares se hagan con la misma formalidad que cuando se contrata a alguien externo. Los puntos clave para que dicha integración se lleve a cabo de manera íntegra responde son:

> Contratación: Desde el momento en que un familiar se incorpore a la organización debes informarle sobre los detalles de su puesto: ¿Tendrá un perfil administrativo, probablemente operativo, tal vez gerencial…? Cualesquiera que pueda ser, es importante que la naturaleza de su trabajo sea algo que está claro desde el día uno, de manera que se eviten confusiones o malas praxis en el puesto más adelante. También, es necesario desglosar a cabalidad temas que se relacionen con el salario, los porcentajes y demás información ligada a su nueva actividad laboral.

> Procedimientos: Los procesos internos tienen detalles peculiares y de distinta naturaleza con los cuales uno debe “familiarizarse”. Independientemente de la experiencia profesional y del hecho de que sea un familiar aquel que se une por primera vez al cuerpo de trabajo, todos deben conocer las generalidades de los procesos internos para que puedan adaptarse al ritmo de trabajo y alcancen las metas sin mayores complicaciones.

> Capacitación y Entrenamiento: Es importante que cada miembro del negocio reciba un entrenamiento completo en su rol a desempeñar. De esta manera, sin importar el puesto en el que estén, podrán alcanzar su potencial y considerar la curva de aprendizaje como aliado en su viaje hacia la experiencia corporativa.

>Evaluación: Aunque trabajar con un familiar pueda agregar algo de complejidad a las evaluaciones, es de vital importancia que estas se realicen semestralmente. Los recursos y análisis que se obtienen los procesos evaluativos no sólo te permitirán medir con frecuencia la productividad que se percibe dentro del negocio, sino que también pueden destacar y descubrirse nuevas maneras de mejorar procesos.

“No puede impedirse el viento, pero hay que saber construir molinos”. Proverbio holandés.

El momento de dar el salto
Reconocer que este cambio puede favorecer a la empresa puede significar la diferencia entre una sucesión exitosa o una fallida. No debe resultarnos extraño que cuando una nueva generación empieza a hacerse cargo de la empresa, esta novedad pueda ser un agente desestabilizador para un negocio, sobretodo en etapas tempranas del cambio. Sin embargo, también se trata de una gran oportunidad, pues la novedad de las sucesiones traen consigo innovación, renovación y actualización de la empresa, así como mejoras en su operatividad e, incluso, en algo tan vital como sus objetivos y metas. Estos son algunos de los puntos que pueden tomar los CEO’s al momento de dar el gran salto:

> Renovación: Como las hojas de los árboles renuevan sus hojas cada primavera, los sucesores de un fundador pueden reconocer áreas de oportunidad susceptibles a actualizar sus prácticas, debido a la frescura de metodologías y perspectivas con las que llegan y, por lo tanto, abren la puerta de la acción para darles solución.

> Innovación: Una nueva generación, una nueva perspectiva. La empresa tiene la oportunidad, no sólo de tener mejores formas de resolver conflictos, sino que con las nuevas perspectivas generacionales pueden implementarse alternativas que no se habían develado ante el fundador original.

> Actualización: Mantener actualizados su giro y gestión debe ser prioritario en la empresa familiar. Para esto, siempre existe la opción de incentivar los estudios de posgrado, talleres empresariales o incluso esas vacaciones tan anheladas en los miembros del negocio, familiares o no. Ambientes propicios al aprendizaje, a la creatividad y al descanso te permitirán aplicar o mejorar procesos para que, con el crecimiento individual de sus partes, tu negocio también se mantenga en crecimiento constante.

Aliados en equilibrio: el balance de la familia en el trabajo
Aún dentro del rol de una empresa familiar, un fundador debe trabajar de manera atenta con los miembros de su familia; ya sea delegando actividades particulares, manteniendo temas familiares para espacios fuera de la empresa o compartiendo de manera genuina la pasión que imprimió el fundador con las generaciones que sucederán su lugar en ese engranaje de la vida económica. ¿Cuáles son los puntos para equilibrar la familia y el trabajo?

> Equilibrio. Al igual que los miembros en una empresa no familiar mantienen su vida privada para sí mismos, mantener el respeto y la distancia en lo laboral hará posible dividir las dos caras de la moneda para incentivar relaciones fructíferas tanto dentro del negocio como fuera de él.

> Pasión. Generalmente, tener un enfoque compartido en una primera generación no es completamente necesario, pues el fundador funge como el impulso que mantiene el corazón latiendo: se trata de la energía focalizada en conseguir la meta. ¿Pero qué sucede con las generaciones que heredarán la batuta? Mantener el ritmo y la visión original del fundador tiende a complicarse pues se falla en comunicar el valor de la empresa a la siguiente generación, comprometiendo así el legado de la empresa.

> Dinámica. Como lo dice la ley de termodinámica: Entre más grande es el sistema, se requiere entonces de mayor energía para mantenerlo funcionando. Un enfoque energético en la misma visión, con el paso de varias generaciones, requiere de un ejercicio y un esfuerzo cada vez mayor. Tomar el reto puede llevarnos a diversas ventajas, una de las más claras es la “Dinastía Empresarial”: empresas que ya han pasado por varias generaciones y han desarrollado las habilidades para mantenerse dentro del mercado.

> Trabajo. Una máxima que suele ser reconocida con recurrencia dentro del ámbito de la empresa familiar es que la riqueza no continúa de generación en generación simplemente por inercia. Esto puede traducirse en un trabajo programado y previamente elaborado, en el cual se desarrolla una sensación de responsabilidad fiduciaria: su configuración mental frente al legado familiar es que éste no les pertenece a ellos, sino a las futuras generaciones y están, por lo tanto, en la obligación de cuidarlo, desarrollarlo, usufructuarlo y preparar a la siguiente generación hasta el momento de traspasarlo.

> Patrimonio. Como lección de las últimas crisis financieras, las familias deben tomar una mayor responsabilidad en el manejo de su propio patrimonio, por el contrario de lo que usualmente hacían varias familias, que lo dejaban en manos de banqueros, asesores y abogados. La tendencia de las familias empresarias de hoy es a educar a sus propios hijos en estos manejos para que sean ellos los que estén tomando las decisiones difíciles con un mayor conocimiento y mejor criterio.

Familias empresarias que sigan algunos principios básicos de adaptabilidad y empatía, seguro encontrarán la manera de desarrollar programas de formación y desarrollo de valores y principios, en los cuales todos los miembros familiares se formarán como futuros propietarios comprometidos y activos en velar por el patrimonio familiar a través de cultivar el rendimiento de cuentas, talleres de planeación estratégica, finanzas personales, sistemas organizacionales, resolución de conflictos, trabajo en equipo y otros programas adicionales. Otros beneficios pueden desprenderse de una correcta gestión laboral y emocional con la familia es la tendencia de éstos a la profesionalización, una tendencia que debería ser permanente.

Por último, recuerda que la clave esencial para cualquier relación humana reside en una buena comunicación. Saber expresar con claridad nuestras ideas es clave en el momento de entablar dinámicas tanto laborales como familiares y si a esto sumas una gestión emocional y empresarial en cada uno de los individuos que conforman tu equipo de trabajo, podrías haber dado en el blanco. Así, sin importar qué tipo de retos se presenten en el marco de tu negocio, sabrás que cuentas con un equipo capacitado, listo y entusiasta para enfrentar cualquier reto que se presente en el camino.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here