Benjamín Serna Liogon Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, con Diplomado de Actualización del Abogado de Empresa por la «Asociación Nacional de Abogados de Empresa» (ANADE), y socio de las firmas de abogados fiscales y corporativos «Degalcorp Abogados» y «LegalMed»

De acuerdo con la iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal, tocante a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) se propone regular un esquema de retención a las operaciones que realizan las personas morales hacia personas físicas como les prestaban sus servicios como agentes independientes y que realizan actividades empresariales con venta al menudeo de sus productos, bien sea por venta directa o por catálogo, es decir, aplicará para las personas morales que enajenen mercancías a personas físicas que realicen actividades empresariales con el público en general como vendedores independientes de productos al menudeo por catálogo de sus productos. Esto se encontraba regulado en la regla 3.11.3. de las Reglas de Resolución Miscelánea Fiscal vigentes hasta el año de 2015, de la siguiente manera:

Los contribuyentes personas físicas que realicen actividades empresariales al menudeo como vendedores independientes, que no obtengan ingresos por otros conceptos gravados por la Ley del ISR y enajenen únicamente productos de una misma persona moral y que los revendan al público en general como comerciantes ambulantes o en la vía pública, cuyos ingresos gravables en el ejercicio inmediato anterior no hayan excedido de $300,000.00, en lugar de pagar el ISR conforme al Título IV, Capítulo II de la Ley de ISR, podrán optar por pagar el ISR conforme a lo dispuesto en esta regla, por los ingresos que perciban por las citadas ventas. Para estos efectos, se estará a lo siguiente:

I.     Las personas morales que les enajenen los productos determinarán el monto del ISR que le corresponda a cada vendedor independiente conforme a lo dispuesto en el Capítulo I del Título IV de la Ley del ISR, sobre la diferencia que resulte entre el precio de venta al público sugerido por el enajenante y el precio en el que efectivamente les enajenen los productos, correspondientes al mes de que se trate.

II.     Los contribuyentes a que se refiere esta regla, deberán entregar a la persona moral el monto del ISR que resulte conforme a lo señalado en la fracción anterior, el cual deberá considerarse en el comprobante fiscal que al efecto se emita.

III.    El ISR a que se refiere esta regla tendrá el carácter de pago definitivo y deberá enterarse por la persona moral a más tardar el día 17 del mes siguiente a aquél al que corresponda el pago, conjuntamente con las demás retenciones que realice la persona moral de que se trate por concepto de la prestación de servicios personales subordinados.

IV.   Los contribuyentes que ejerzan la opción señalada en esta regla deberán entregar a la persona moral que les calcule el ISR a su cargo, aceptación por escrito para que les sea aplicable el régimen señalado en la misma, a más tardar en la fecha en la que el contribuyente realice el primer pedido de productos en el año de que se trate. En dicho documento se deberá consignar que optan por enajenar sus productos al público al precio de reventa sugerido por la persona moral.

V.    Los contribuyentes a que se refiere esta regla deberán conservar, dentro del plazo que establece el CFF, la documentación relacionada con las operaciones efectuadas con la persona moral de que se trate.

Las personas morales cuyos vendedores independientes ejerzan la opción de pagar el ISR conforme a lo previsto en esta regla, tendrán la obligación de efectuar la inscripción en el RFC de dichos vendedores independientes o bien, cuando ya hubieran sido inscritos con anterioridad, éstos deberán proporcionar a la persona moral su clave en el RFC.

Este régimen no será aplicable a los ingresos que los contribuyentes obtengan de las personas morales a que se refiere esta regla por concepto de comisión, mediación, agencia, representación, correduría, consignación o distribución.

Por lo anterior, se pe propone adicionar este procedimiento dentro de las obligaciones de las personas morales, contenido en un nuevo artículo 76-B de la Ley, para regular el sistema de determinación de la retención y pago del impuesto de quienes realicen ventas al menudeo. Consiste en que se hará una determinación, retención y entero del impuesto calculado sobre la diferencia entre el precio de venta al público en general sugerido y el precio de compra que tiene como agentes independientes, al resultado se le aplicaría la tarifa del ISR y se considerará como pago provisional para la persona física, excepto cuando los ingresos en el ejercicio inmediato anterior no hubieran excedido de 300 mil pesos, en dónde se será como pago definitivo.

Esta facilidad que se tenía en la reglas de carácter general hasta 2015, se pretende nuevamente tomar con el objetivo de eliminar la carga administrativa que implicaría llevar por parte de estos contribuyentes para estar cumpliendo con sus obligaciones fiscales; pues, ante la falta de un esquema, acorde a sus necesidades, los vendedores independientes se ven obligados a tributar en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial teniendo la obligación de llevar una contabilidad y una determinación de su base gravable conforme a la Ley, lo que conllevar una tarea compleja, y un esquema como este es una facilidad para fomentar la formalidad y reducir la carga administrativa, sólo que las empresas deberán prepararse para llevar esta carga administrativa.

Finalmente, respecto a las personas físicas, éstas cuando tengan otros ingresos adicionales a los mencionados, excepto los provenientes de los Capítulos I y VI del Título IV de la Ley del ISR, deberán acumularlos a sus demás ingresos. Para quienes superen los 300 mil pesos de ingresos en el ejercicio inmediato anterior, no lo considerarán como pago definitivo, y podrán acreditarlo en sus pagos provisionales o bimestrales según corresponda. Lo que personalmente considero relevante es el hecho de que la base imponible sea mediante elementos no reales, sino considerando a los precios sugeridos para la venta al público en general como los ingresos para el cálculo de la retención, pero como se trata de una facilidad entonces no se tomaría, y por lo tanto, estos vendedores deben llevar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales observando el régimen de actividades empresariales.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here