Jackelin Lemus Amador Estudiante de la Licenciatura de Derecho y Ciencias Jurídicas
Fundadora y Coordinadora General en Educando por Sonrisas A.C Twitter: @lemus_jackelin

Es el conocimiento de todos que en una relación laboral tanto los trabajadores como el patrón tienen derechos y obligaciones. Sin embargo, existe la posibilidad de que alguna de las partes  incumpla con sus deberes de tal manera que imposibilite la continuación de este vínculo.

Para estos efectos, la Ley Federal del Trabajo contempla una figura que puede ser aplicada desde el momento en que se presente el incumplimiento por una de las partes, o simplemente se desee poner fin al contrato de trabajo; esta acción legal es conocida como rescisión laboral.

¿Qué es la rescisión laboral?

Es una acción que permite finalizar una relación jurídica por alguna causa mencionada en la ley o derivada del incumplimiento de las obligaciones correspondientes tanto del trabajador como del patrón, sin que esto implique responsabilidad a la parte afectada.

Y aunque en materia laboral impera el principio pro persona a favor del trabajador, el patrón también podrá ejercitar la acción de rescisión si se presenta alguno de los supuestos contemplados en el artículo 47 de la ley antes citada. El empleador debe saber que sí decide ejecutar esta figura, es necesario que realice el procedimiento correspondiente para manifestarle al trabajador la causa de “rescisión o despido” y lo coteje con la documentación que compruebe la acción.

¿Cuáles son los casos en los que el patrón puede ejercer la rescisión? 

La Ley prevé las siguientes situaciones en las que el patrón puede actuar:

• Si en el lugar de trabajo el trabajador tiene comportamientos faltos de rectitud, realiza actos de violencia, malos tratos e injurias contra el patrón, sus familiares o personal de la empresa.
•Si el trabajador altera la disciplina del lugar de trabajo con actos que cometa en contra de sus compañeros.
•Si el trabajador de forma intencionada o de forma negligente causa perjuicios materiales a las instalaciones o materiales de trabajo, mientras realiza sus labores.
•Cuando por una imprudencia o descuido inexcusable el trabajador ponga en peligro la seguridad del lugar del trabajo o de las personas que se encuentren ahí.
• Si el trabajador comete actos inmorales en el lugar de trabajo.
• Si revela los secretos industriales de la empresa en perjuicio de esta.
• Si el trabajador acumula más de tres faltas de asistencia en un periodo de treinta días, sin contar con permiso o sin causa justificada.
• Si el trabajador desobedece las instrucciones de su patrón o sus representantes sin tener una justa causa.
• Si el trabajador no atiende las medidas preventivas o procedimientos indicados para evitar accidentes o enfermedades.
• Si el trabajador asiste en estado de embriaguez o bajo influencia de algún narcótico o droga similar.
• Si el trabajador es condenado a pena de prisión y no pueda seguir cumpliendo con la relación laboral.

De forma contraria el trabajador también podrá rescindir la relación que existe:

• Si fue contratado a base de engaños y no desempeña el trabajo que se le propuso.
• Si el patrón, familiares o directivos lo agreden o ponen en peligro su integridad.
• Si el patrón reduce su salario sin motivo alguno.
• Si existe una situación que lo ponga en peligro a el o a su familia, entre otras circunstancias que marca la Ley.

¿Cuáles conceptos se deben cubrir al trabajador cuando se aplica la rescisión?

Debido a que los derechos de los trabajadores son irrenunciables el patrón deberá cubrir al trabajador las prestaciones laborales a las que tiene derecho todo esto a través de un finiquito calculado con base en el salario diario percibido y los días laborados. Las prestaciones: que se deben cumplir son las siguientes:
• Salarios caídos
• Prima vacacional
• Aguinaldo
• Vacaciones

Y en su caso:

• Prima dominical
• Horas extra
• Prima de antigüedad
• Bonos y otros

¿Cuál es el procedimiento de la rescisión?

Para tener mayor seguridad de que este acto se celebró con la debida formalidad, te recomendamos que acudas ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, así quedará asentada la información y tanto el trabajador como el patrón podrán protegerse.

1.- En primera instancia, el patrón puede probar la causa de rescisión mediante un aviso que será entregado al trabajador donde se detallan las causas que dieron origen a este despido, para esto tiene un plazo de 30 días.  Importante: imprescindible mencionar el domicilio del trabajador, de lo contrario no se le podrá dar el aviso.

2.- Si el trabajador fue notificado y se negó a firmar el aviso, dentro de los 5 días posteriores al despido éste podrá acudir a la Junta de Conciliación para demandar al patrón en caso de que se trate de un despido injustificado, siempre y cuando los motivos de la rescisión no tengan la solidez suficiente para dar pie al despido.

3.- Si se demuestra que efectivamente la rescisión no tiene justificación, el patrón se verá obligado a indemnizar al trabajador o reinstalarlo en la fuente laboral.

¿Cuándo aplica la indemnización o la reinstalación?

Retomando el punto anterior, la indemnización se aplicará si la relación laboral es menor a un año, o si es por tiempo indeterminado. Se sobreentiende que si la relación es igual o mayor a un año, existe la posibilidad de reinstalar al trabajador pero ¿esta decisión afectaría el ambiente laboral?

A manera de conclusión, quiero argumentar que la rescisión laboral nace a consecuencia del incumplimiento de las obligaciones pactadas, por lo tanto es un acto unilateral que ejercerá la parte afectada.  Antes de aplicar esta acción asegúrate de tener las pruebas suficientes para hacerlo, sino actuarás de una forma poco ética y perjudicarás a quien no lo debe.



Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here