Arturo Accio Paredes Santana Licenciado en Contaduría Pública, Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho por la Universidad de Guadalajara; actualmente, es socio de la firma de consultoría “ASMX Group”.

Es importante comenzar mencionando, que, desde la Normas de Información Financiera es un concepto clave para el cumplimiento de la revelación de la situación financiera de cualquier entidad. Es preocupante el hecho de que muchas personas se queden con la percepción de su concepto de que hay partes relacionadas cuando dos sociedades efectúan una operación comercial o de servicios y tienen dueños en común, o la administración se lleva por una persona o un mismo grupo de personas.

Es sumamente relevante que el análisis de una parte relacionada no necesariamente se limita a ésta, sino que debe contemplar todas la empresas con las que se relaciona, desde actuante como las persona física con actividad empresarial, y en su caso además, se debe tomar en cuenta si una de las “partes” cae en la definición de “empresa” de acuerdo con lo establecido en último párrafo del artículo 16 del Código Fiscal de la Federación (CFF), en este supuesto no se tendría mucho problema; empero, cuando una “parte” es persona física, con o sin una actividad empresarial el juego puede cambiar.

Asimismo, para ponerle más atención, es importante estar atento cuando intervienen residentes en el extranjero, y aún más, en el caso de que tengan su residencia en un país de baja imposición fiscal.

Partiendo de lo más básico, existen partes relacionadas cuando dos sociedades efectúan una operación comercial o de servicios y tienen dueños en común, o mejor dicho, tienen socios o accionistas en común.  También existe desde lo que conocemos como “grupos de sociedades”, dónde en materia fiscal se concibe con una sociedad matriz (o holding) y sus diferentes empresas dentro de las cuales es accionista, que la identificamos como “subsidiarias”, sean grupos nacionales o internacionales, en ambos casos serían partes relacionadas, y también cuando participan directa o indirectamente en la administración de la otra, ya sea mediante control administrativo o de capital.

La Ley de Impuesto Sobre la Renta (LISR) nos menciona que también existen otras partes relacionadas cuando una o más personas participan de manera directa o indirecta en la administración, control o capital de la otra, o cuando una o un grupo de personas participe, directa o indirectamente en la administración, control o en el capital de la otra, o cuando exista vinculación entre ellas de acuerdo con la legislación aduanera.

Pero la anterior, es una definición que se ubica en el apartado de los regímenes fiscales preferentes y de las empresas multinacionales, de la LISR, pero debemos tener en cuenta que no restrictivo, tal y como lo señala el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en el criterio normativo 33/ISR/N, del Anexo 7 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2020.

Lo relevante es que quienes celebran operaciones con partes relacionadas tienen obligaciones especiales, tal es el caso de que deben cumplir para determinar sus ingresos acumulables y sus deducciones autorizadas de acuerdo con que el resultado de considerar los precios y montos de contraprestaciones que hubieran utilizado con partes independientes en operaciones comparables. Lo que significa que los precios de las operaciones que se realicen entre partes relacionadas deben efectuarse con el valor de mercado, esta regla la se establece en los artículos 76, fracción XII, y 90, décimo primero párrafo, de la LISR; dónde surge lo que conocemos como los estudios de precios de transferencia. No efectuarlos tendrá sus consecuencias económicas, por lo que es importante identificar cuando existen operaciones con partes relacionadas para llevar a cabo estos estudios, en los casos que apliquen.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here