Arturo Accio Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública, Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho por la Universidad de Guadalajara; actualmente, es socio de la firma de consultoría “ASMX Group”.

Quienes se encuentran obligados a presentar trimestralmente, con base a su contabilidad, la información mencionada en el artículo 31-A del Código Fiscal de la Federación (CFF), referente a las operaciones financieras o con partes relacionadas, entre otras, vale la pena conocer que pueden ser relevados de dicha exigencia legal, o bien, encontrarse fuera del supuesto y no tienen tal obligación.

La regla 2.8.1.15 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020 contempla que aquellos contribuyentes distintos a los que componen el sistema financiero, en términos del párrafo tercero del artículo 7 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como los optaron por dictaminar sus estados financieros mediante contador público, y este se haya presentado en tiempo y forma conforme al artículo 52 del CFF, quedarán relevados de declarar las operaciones cuando el monto acumulado en el ejercicio es inferior a los 60 millones  de pesos.

Esta facilidad se concentra en establecer un umbral para no encontrase obligados, como puede observarse, por lo tanto es importante asegurarse de que sus operaciones no rebasen ese importe, y de ser así, podrán tomar esta facilidad para que se les releve de presentar la declaración informativa trimestral de las operaciones relevantes; de lo contrario, tiene que tomar la previsión de presentarla, para no incumplir y ser sancionado por parte de la autoridad.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here