Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara;
Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C.; Diplomado en Estudios Avanzados y Doctorando en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana y del Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C. Twitter: @RCEmx

Durante mucho tiempo la normatividad aplicable a la seguridad y salud en el trabajo fue limitada al control de las condiciones objetivas de producción dentro de los centros de trabajo, específicamente en aquellas ligadas con la seguridad y la prevención de los accidentes o enfermedades de trabajo. Sin embargo, con la NOM-035-STPS-2018 se está buscando propiciar la promoción de la salud y bienestar inmediato de los trabajadores; pero, a un aspecto más profundo y personal, su desarrollo psicosocial. Lo que en definitiva tendrá muchas aristas en su implementación y observancia que se irán ajustando con el pasar de los meses; aquí es donde las autoridades deben jugar un papel más protagónico, no ser protagonista, esto es, debe orientar más a los patrones que tomar ventaja de estas nuevas obligaciones.

Sin lugar a dudas, ha tenido un tortuoso camino antes de su publicación, pues el intento de eliminar la obligación patronal de vigilar y controlar los factores psicosociales del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, pudo haber cancelado su elaboración, pero se logró una alianza para incluirlos.

Recordemos que la publicación en el Diario Oficial de la Federación de ésta NOM fue el pasado 23 de octubre de 2018, entrando en vigor un año después de su publicación, esto es, a partir del 23 de octubre de 2019, no en su totalidad, sólo por lo que refiere a las obligaciones de los patrones para adoptar, implementar por escrito y difundir medidas preventivas referentes a los factores de riesgo psicosocial y de prevención de la violencia laboral, así como la promoción de un entorno organizacional favorable mediante la difusión de una política de sana convivencia dentro del centro de trabajo. Respecto a las medidas de identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial y la evaluación del entorno organizacional favorable mediante cuestionarios y entrevistas, practicar exámenes médicos y contar con registros sobre resultados de las evaluaciones, será hasta el 23 de octubre de 2020, al estar contemplado que será dos años a partir de su publicación.

Objetivo

La finalidad de la NOM es establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo. Entendiendo como tal, cualquier situación que pueda provocar trastornos de ansiedad, modificaciones negativas al ciclo del sueño, estrés grave, falta de adaptación al entorno derivado de la naturaleza de sus funciones, de la jornada laboral, acontecimientos traumáticos o actos de violencia laboral al empleado, por su labor desarrollada.

Cabe destacar que, también podemos encontrar las cargas de trabajo que exceden las capacidades del trabajador, las jornadas superiores a las mínimas establecidas por ley, turnos nocturnos sin períodos de recuperación y descanso, y relaciones negativas en el centro de trabajo.

Por entorno organizacional favorable, es aquel en el cual se promueve el sentido de pertenencia de los trabajadores a la empresa; una adecuada formación para la adecuada realización de las tareas encomendadas; la definición precisa de responsabilidades dentro del centro de trabajo; la participación proactiva y comunicación entre los equipos de trabajo; la distribución adecuada de tareas de trabajo, y con jornadas acordes a las señaladas en la Ley Federal del Trabajo.

Campo de aplicación y obligaciones

Resulta obligatorio para todos los centros de trabajo que cuenten con trabajadores, pero contiene capítulos especiales delimitados de acuerdo al número de trabajadores.

Empresas con 1 y hasta 15 trabajadores estarán obligadas a:

  • Establecer por escrito, implementar, mantener y difundir una política de prevención de riesgos psicosociales.
  • Adoptar y difundir medidas para prevenir y controlar los factores de riesgo psicosocial
  • Promover el entorno organizacional favorable, buscando la prevención de violencia laboral y combatir prácticas indebidas.
  • Identificar a trabajadores que hayan sido sujetos a acontecimientos traumáticos severos durante o con motivo del trabajo y canalizarlos para su atención a la institución de seguridad social o privada o al médico de la empresa.
  • Disponer de mecanismos seguros y confidenciales para la recepción de quejas y para denunciar actos de violencia laboral.

Empresas con 16 a 50 trabajadores están obligadas, además de las anteriores, a lo siguiente:

  • Identificar y analizar los factores de riesgo psicosocial, incluyendo a todos los trabajadores, mediante cuestionarios y entrevistas.
  • Practicar exámenes médicos y evaluaciones psicológicas a los trabajadores expuestos a la violencia laboral y/o a los factores de riesgo psicosocial.
  • Llevar registros de los resultados y difundirlos, así como un análisis de los factores de riesgo psicosocial, de las medidas de control adoptadas.

Empresas con 51 trabajadores o más estarán obligadas, además de las anteriores, a lo siguiente:

  • Llevar a cabo el análisis y evaluación del entorno organizacional mediante cuestionarios, debiendo comprender:
    • El sentido de pertenencia de los trabajadores.
    • La formación para la adecuada para la realización de las tareas.
    • La definición precisa de las responsabilidades.
    • La participación proactiva y comunicación entre el patrón y los trabajadores.
    • La distribución adecuada de cargas de trabajo.
    • Establecer y respetar jornadas laborales regulares.
    • La evaluación y el reconocimiento del desempeño.
  • Llevar registros y difundirlos sobre las evaluaciones del entorno organizacional.
  • A su vez los trabajadores tienen la obligación de observar las medidas de prevención, que se les hará llegar por escrito, con la finalidad de controlar los factores de riesgo psicosocial, participar para el desarrollo del entorno organizacional favorable, prevenir actos de violencia laboral, abstenerse a realizar cualquier actividad contraria a lo dispuesto por la NOM e informar sobre cualquier conducta contraria.

Forma de cumplir

Contempla diversas acciones para la prevención de factores de riesgos psicosociales, así como para el desarrollo del entorno organizacional favorable. Por ejemplo, poniendo a disposición de los trabajadores un buzón de quejas, así como aplicando cuestionarios y entrevistas a los empleados, para esto, ofrece guías con ejemplos de cuestionarios para simplificar su cumplimiento, así como la forma de evaluar los resultados que arrojen y las acciones a tomar según el resultado de la evaluación.

Finalmente, el patrón tendrá la opción de contratar una unidad de verificación acreditada y aprobada, en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento, para verificar el grado de cumplimiento sobre Factores de riesgo psicosocial. Estas unidades emitirán un dictamen que tendrá vigencia de dos años.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here