Fernando Guillen de la Cruz Licenciado en Contaduría Pública por la Universidad de Guadalajara y Gerente de Contabilidad de la firma ASMX Group, S.C.

Comenzamos con el mes de abril, durante el cual todas las personas físicas deben presentar su declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISR), salvo algunas excepciones que serán analizadas en el siguiente párrafo. El mayor problema de obligado es tener plena certeza de contar con la información y documentación necesaria para hacer un adecuado cotejo, contra el contenido de la plataforma del servicio administración tributaria.

Los obligados a presentar la Declaración Anual son las personas físicas que hayan obtenido ingresos, entre otros, por los siguientes conceptos:

  • Sueldos, salarios y asimilados (Título IV. Capítulo I)
    Artículo 98, fracción III de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Actividad empresarial y Servicios profesionales (Honorarios) (Título IV. Capítulo II. Sección I)
    Artículo 109, 110, fracción VI de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras (Título IV. Capítulo VIII)
    Artículo 74, fracción III, primer párrafo, fracción II, séptimo párrafo.
  • Arrendamiento (Título IV. Capítulo III)
    Artículo 118, fracción IV de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Enajenación de bienes (Título IV. Capítulo IV. Sección I)
    Artículo 120, fracción III, inciso a de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Enajenación de aciones en bolsa de valores (Título IV. Capítulo IV. Sección II)
    Artículo 129 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Adquisición de bienes (Título IV. Capítulo V)
    Artículos 130 y 131 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Intereses (Título IV. Capítulo VI)
    Artículo 136, fracción II de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Premios (Título IV. Capítulo VII)
    Artículos 138, último párrafo y 90, segundo párrafo de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Dividendos (Título IV. Capítulo VIII)
    Artículo 140 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • Demás ingresos (Título IV. Capítulo IX)
    Artículo 145 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • ISR REFIPRES (Título VI. Capítulo I)
    Artículo 177, segundo párrafo de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019.
  • RIF con Coeficiente de Utilidad (Título VI. Capítulo II. Sección II)
    Artículo 111, último párrafo, de la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2019. Son aquellos que ejercieron la opción a través del portal de SAT, a más tardar el 31 de enero de 2018, con efectos retroactivos al 1 de enero de ese ejercicio fiscal, de acuerdo con la regla 3.13.15 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2018, vigente.

Ahora, se encuentran obligadas a presentar su declaración quienes hubieran obtenido ingresos por sueldos y salarios de acuerdo con la fracción III, del artículo 98 de la Ley del ISR: (i) cuando hubieran obtenido ingresos acumulables distintos a sueldos; (ii) cuando hubiera comunicado por escrito al retenedor que se presentará declaración anual; (iii) cuando dejen de prestar servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate o cuando se hubiesen prestado servicios a dos o más empleadores en forma simultánea; (iv) cuando su salario de fuente de riqueza ubicada en el extranjero o provenientes de personas no obligadas a efectuar las retenciones del artículo 96 de esta Ley; (v) cuando obtengan ingresos anuales por sueldos que excedan de $400,000.00; y (vi) por haber comunicado por escrito al empleador, antes de que éste les efectúe el primer pago que les corresponda por la prestación de servicios personales subordinados en el año de calendario de que se trate, si prestan servicios a otro empleador y éste les aplica el subsidio para el empleo, a fin de que ya no se aplique nuevamente. No es necesario solicitar al patrón su constancia de percepciones y retenciones ni la constancia de intereses por créditos hipotecarios, siempre que se hubieran emitido los CFDI respectivos.

De acuerdo con el último párrafo del artículo 97 del mismo ordenamiento, no se hará el cálculo del impuesto anual cuando:

  • Inicien la prestación de servicios con posterioridad al 1 de enero del año hayan o dejado de prestar servicios al retenedor antes del 1 de diciembre del año;
  • Obtengan ingresos anuales excedan de $400,000.00 de un solo patrón, siempre que se haya emitido comprobantes de nómina por la totalidad de los ingresos.
  • Comuniquen por escrito al retenedor que presentarán declaración anual.

No obstante, si así lo elige la persona física podrá presentar su declaración anual del ejercicio. Ahora, en general presentarán declaración anual del impuesto por lo dispuesto en el artículo 150 de la Ley del ISR, las personas físicas que hayan obtenido ingresos, entre otros, por los siguientes conceptos:

  • Por prestar servicios profesionales, de acuerdo con las fracciones VI y VII del artículo 110 de la Ley del ISR;
  • Por arrendamiento de bienes inmuebles, de acuerdo con la fracción VI del artículo 118 de la Ley del ISR;
  • Por realizar actividades empresariales (comerciales, industriales, agrícolas, ganaderas, silvícolas, de pesca, y de autotransporte) de acuerdo con las fracciones VI y VII del artículo 110 de la Ley del ISR; excepto los que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF);
  • Por enajenar bienes, proporcionar la información solicitada por el artículo 128 de la Ley del ISR;
  • Por adquirir bienes;
  • Por intereses, de acuerdo con la fracción II del artículo 136 de la Ley del ISR; cuando el interés real exceda de $100,000.00, además se obtengan otros ingresos. No obstante, si los otros ingresos son por salarios, se presentará declaración anual exclusivamente cuando la suma de ingresos excede de $400,000.00; y
  • Otros ingresos, tales como deudas condonadas por el acreedor o pagadas por otra persona, por inversiones en el extranjero, por intereses moratorios, y/o por penas convencionales. De acuerdo con el segundo párrafo del artículo 145

También se deben informar en la declaración anual, en su caso, los ingresos que se hayan percibido en el año por conceptos de préstamos –de cualquier índole-, premios y donativos, que en lo individual o en su conjunto excedan de 600,000 pesos. Los ingresos exentos por viáticos, herencias o legados y por enajenación de casa habitación, si la suma de los ingresos totales, contenidos en la declaración, es mayor a 500,000 pesos. No habrá obligación de declarar los ingresos por estos conceptos siempre que su monto sea inferior a los mencionados.

Adicionalmente se debe considerar que se informará en la declaración anual los ingresos exentos de pago del ISR por concepto de viáticos, herencia o legados y la enajenación de casa habitación, cuando la suma de estos es mayor a $500,000 pesos. De acuerdo con el tercer párrafo del artículo 150 de la Ley.

Algunos consejos que son muy importantes antes enviar la declaración anual para cualquier régimen fiscal de persona física:

  • Con el llenado que en muchas ocasiones se proporciona de la declaración anual por la plataforma de la autoridad y tomarla como cierta es como tener aceptada plenamente para todos los efectos fiscales, esto es una obviedad muy riesgosa, por lo que es importante analizarla detenidamente para verificar si es correcta, y en su defecto, corregirla para realizar su envío.
  • Analizar todas las operaciones llevadas a cabo con cualquier tercero, no necesariamente sólo con aquel o aquellos que le expresaste servicios o tuviste relaciones comerciales, sino también con quienes pasan por desapercibidos, tales como notarios públicos o agencias de autos, quienes en caso de haber adquirido algún bien dentro de sus actividades, estos informaran al Servicio de Administración Tributaria (SAT), o en su defecto, que es lo más probable tendrás la obligación de emitir un comprobante fiscal digital por Internet (CFDI).
  • Poner en orden los registros bancarios, sobre todo tratándose de tarjetas de crédito o préstamos bancarios, pues los pagos de las primeras se consideran como erogaciones, y tus ingresos declarados deben de ser consistentes respecto a esos pagos; y acerca de los segundos, algo muy importante, de superar los 600,000 pesos debes informarlo.  No resta señalar, si no estás obligado a enviar tu declaración, aun así se debe proporcionar esta información, de con contrario ante esta grave omisión se desnaturaliza los efectos fiscales del préstamo y se tratará un ingreso acumulables, actualizándose de la figura de la discrepancia fiscal.
  • Además de las deducciones autorizadas establecidas para cada tipo de ingreso, se podrán aplicar bajo ciertos límites y requisitos, las siguientes deducciones personales: (i) honorarios médicos y dentales, así como gastos hospitalarios; (II) psicológicos y de nutrición; (iii) gastos de funeral; (iv) donativos; (v) intereses reales por créditos hipotecarios; (vi) aportaciones complementarias a su fondo de retiro, (vii) prima de seguro de gasto médicos; y (viii) transportación escolar.

En consecuencia, para evitar altas concentraciones en las oficinas o en el portal de internet del SAT, no se espere al último día de su vencimiento normal, que es el 30 de Abril. Es importante que tome la preparación de su declaración anual con mucha atención, ya que, es donde finalmente se tenga que comprobar el incremento de su patrimonio en el ejercicio. Cuide los efectos de la discrepancia fiscal y no se exponga. Asesórese por un profesionista en la materia.

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

  1. Justo encontré la respuesta que tanto buscaba, particularmente si debo o no debo mencionar como ingreso, en la declaración anual, un préstamo bancario para adquisión de un bien inmueble. Este prestamo es menor a 600 mil pesos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here