Arturo Accio Paredes Santana Licenciado en Contaduría Pública, Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho por la Universidad de Guadalajara; actualmente, es socio de la firma de consultoría “ASMX Group”.

Si un contribuyente recibe una donación debe declarar esos ingresos, de lo contrario, tendrá problemas respecto al cumplimiento de sus obligaciones fiscales, esto derivado del contenido del segundo párrafo del artículo 90 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR):

“Las personas físicas residentes en México están obligadas a informar, en la declaración del ejercicio, sobre los préstamos, los donativos y los premios, obtenidos en el mismo, siempre que éstos, en lo individual o en su conjunto, excedan de $600,000.00.”

Existe la obligación a informar en la declaración anual del ISR los préstamos, donativos y premios obtenidos durante el ejercicio, siempre y cuando, en lo individual o en su conjunto excedan los 600 mil pesos en el ejercicio. En el tema específico de los donativos no olvidemos que, aquellos que se realicen entre o cónyuges y entre descendientes o ascendientes en línea recta (padres e hijos, y viceversa), cualquiera que sea el monto, están exentos de impuestos; sin embargo, no olvidemos que también aquellos que provenga fuera de estas líneas de parentesco, sólo cuando no excedan del importe equivalente a tres UMA elevados al año, y por el excedente se pagará impuesto. Como un apunte destacable, es recomendable en cualquier caso tener la documentación que justifique el parentesco y celebrar un contrato de donación de acuerdo a las disposiciones civiles de cada entidad federativa.

Ahora, recordemos que es a través del análisis de la declaración anual que la autoridad fiscal coteja que las erogaciones de las personas físicas sean congruentes con sus ingresos, por ende, no informar en la declaración que se recibieron estos conceptos, puede ser detectado que se esta gastando más de lo generado -declarado-, lo que se considera una discrepancia fiscal, que tiene sus consecuencias administrativas hasta penales. Teniendo como inicial consecuencia la generación de una base presunta, o bien, bases imponibles precisas, ambas traerán consigo la determinación de contribuciones omitidas y sus accesorios. Por esto la importancia de manifestarlos en su declaración anual del ISR, por lo que se debe tener cuidado en manifestarlo, ya que la sanción no es una multa sino cambiarles su tratamiento fiscal como si fueran ingresos acumulables.

Entonces, dejando la precisión anterior, pasamos al punto de que cuando se pretende dar una regularización a la situación fiscal de un contribuyente encontramos que se tiene omisa tal información, a pesar de haberse llevado a cabo, y al darle cumplimiento fuera del plazo, muchas administraciones fiscales consideran que ya resulta irrelevante, pues se encuentra en el supuesto a pesar de tal modificación en sus declaraciones, pues se debe hacer solamente en el momento que le corresponda presentar la declaración anual respectiva, lo que ha generado una serie de problemas a varios contribuyentes. Por lo que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) ha establecido un Criterio Sustantivo al respecto, en el caso de que se no hubiese informado sobre un donativo recibido estando obligado en su momento, podrá subsanar tal omisión mediante la presentación de una declaración complementaria de manera espontánea, considerando así que sí se cumplió con lo estipulado en el citado artículo 90 de la Ley del ISR, no procediendo la sanción:

Por lo tanto, se reconoce que es posible subsanar mediante la presentación de una declaración fuera de plazo, pero antes de ser requerida por las autoridades fiscales, esto es, que sean espontáneas de acuerdo con el artículo 73 del Código Fiscal de la Federación.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here