El tema de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente desde el mes de junio ha sido la noticia, pues estamos en una discusión jurídica respecto a la designación del Ombudsman Fiscal, sigue el tiempo pasando y el organismo permanece acéfalo, muy funcional ¡eso sí! En una transmisión en el «Canal del Congreso» llevada a cabo por legisladores del grupo morena, se les hizo fácil no acatar el contenido de una sentencia derivada de un juicio de amparo, dónde se concedido la suspensión provisional para que no se celebrará, fue emitida por el Juez Primero de Distrito en materia Administrativa en Nuevo León, y a pesar de ese mandato judicial, se llevó la sesión que tenía por objetivo entrevistar a la terna de candidatos propuesta por el Presidente de la República para tal designación.

Recordemos el papel primordial que tiene la Prodecon en la relación jurídico tributaria, por lo que dentro de los requisitos del artículo 7 de su Ley Organiza, establece requisitos de experiencia por quien llegue a ocupar cualquier este cargo de liderazgo. Sin ánimos de abordar temas políticos, ¡qué por cierto, hay mucha tela de dónde cortar! Los argumentos para obtener la suspensión estaban principalmente enfocados al tema de la experiencia en la materia fiscal, fue interpuesta por las organizaciones civiles “México Justo” y “Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad”.

Ahora como sabemos, el desacato al contenido de una sentencia de amparo, de acuerdo al artículo 262 de la propia Ley de Amparo, establece el delito con una pena de privación de libertad de tres a nueve años de prisión. Pero, aunque esta falta no puede pasar a menos, lo realmente preocupante que pasa el tiempo y sigue el organismo en la misma situación.

Debemos de entender que no estamos ante un golpe al Estado, sino es pate de buen funcionamiento del propio sistema, pues le permite ser funcional con sus contrapesos. Lo inconcebible es que una decisión como ésta, sea retardada por temas políticos;  y sobre todo, no puede ser la propuesta de reforma de modificación al texto del precepto referido de la Ley Orgánica para lograr que califiquen los integrantes de la terna propuesta.

Sin lugar a duda la función que lleva a cabo la Prodecon es primordial para el orden tributario, es un contra peso necesario en la relación tributaria; en especial, nuestro sistema ha sido de reconocimiento internacional, un ejemplo; por ende, una modificación como lo intentada sería ir en contra de ese gran éxito que ha sido esta noble institución, sería una regreso a su inexistencia, pues la preparación de sus titular debe ser excelsa en materia fiscal y de alta experiencia.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here