Todas las personas morales tienen que presentar su declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de acuerdo con la fracción V de su  artículo 76, el cual establece que se debe presentar dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que termine el ejercicio fiscal.

Existen diversas consecuencias como lo hemos expuesto en distintos contenidos en este portal y no sólo es la imposición de sanciones económicas, sino también hay otras que se pierden de vista que derivan de la misma conducta omisiva por la no presentación, entre otras, las más comunes son las siguientes:

  • Actualizar la posibilidad de determinación presuntiva por el fisco; e
  • También, no olvidar que se actualiza la comisión de un delito fiscal.

Pero, además de lo anterior, resulta preocupante que desde 2020, se añadió un efecto que afecta directamente a la operatividad de las actividades de los contribuyentes, nos referimos a la restricción temporal de los certificados de sello digital (CSD), en el supuestos de que en un ejercicio fiscal omita la presentación de la declaración anual transcurrido un mes posterior a la fecha en que se encontraban obligados a hacerlo, o de dos o más declaraciones provisionales o definitivas consecutivas o no consecutivas.

A pesar de contemplarse un procedimiento para recuperarlo de manera temporal, mediante una solicitud de aclaración, se encuentra en una posibilidad de que no se activen tan rápido como el procedimiento lo establece, o en el peor escenario, sean cancelados.

En conclusión, como se puede apreciarse las consecuencias de no presentar la declaración anual del ISR en tiempo, conlleva varias consecuencias, una muy probable de que acontezca como lo es la imposición de multas; otra de baja posibilidad al día de hoy, como la formulación de una querella por la comisión del delito de no presentar por más de un año una declaración; y la más delicada, que cada día aumenta la posibilidad de que forma parte su política de gestión, nos referimos a restricción temporal de sus CSD, lo que afectaría severamente la operación de cualquier contribuyente.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here