Gustavo Sánchez Soto
Licenciado en Derecho por la Universidad la Salle. Postulante y consultor en materia fiscal, juicio de amparo, derecho administrativo y comercio exterior.
gsanchezsoto@ yahoo.com

El otorgamiento de una medida suspensiva en el juicio constitucional obedece preponderantemente a la necesidad de preservar la materia del propio litigio. En el caso de la impugnación del artículo 25 fracción VI del Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019 no se actualiza una excepción. En efecto, el juicio de amparo que se endereza en contra de la prohibición al particular de efectuar la llamada compensación universal, prescinde también del otorgamiento de una suspensión a fin de que se conserve la materia del juicio y que en la especie se traduce en la posibilidad de que el contribuyente pueda seguir efectuando compensaciones respecto de impuesto al valor agregado a su favor en contra de contribuciones aún de diferente naturaleza.

En este contexto, describiré someramente las razones que fundan el otorgamiento de esta medida suspensiva, razones que son producto del criterio del suscrito y que también recogen los conceptos que se han expresado en el ámbito judicial y que se me han hecho asequibles con motivo del patrocinio de diversos juicios de amparo encomendados por mis clientes en esta materia.

Procede la medida suspensional en virtud de que su otorgamiento radica exclusivamente en que no se apliquen al quejoso las limitantes para poder ejercer el derecho a compensar universalmente respecto del citado 25 fracción VI del Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019 y en términos de lo regulado por el artículo 23 del Código Fiscal de la Federación. En relación a la procedencia de la medida suspensiva en los términos que aquí se tratan se ha confeccionado la siguiente tesis de jurisprudencia de aplicación analógica:

Novena Época
Registro digital: 182529
Instancia: Segunda Sala
Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XVIII, Diciembre de 2003
Materia(s): Común
Tesis: 2a./J. 111/2003
Página: 98

SUSPENSIÓN DEFINITIVA. CUANDO EL QUEJOSO ÚNICAMENTE SOLICITE LA MEDIDA CAUTELAR SOBRE LAS CONSECUENCIAS DE LOS ACTOS RECLAMADOS, EL JUEZ DE DISTRITO SOLAMENTE DEBE CONCEDER O NEGAR DICHA MEDIDA RESPECTO DE AQUÉLLAS. De la interpretación armónica de la fracción I del artículo 124, en relación con el artículo 131, ambos de la Ley de Amparo, se advierte que para que el Juez de Distrito pueda pronunciarse sobre la concesión o negativa de la suspensión definitiva del acto reclamado, es requisito que el agraviado la haya solicitado expresamente. Ahora bien, cuando el quejoso solamente solicita la suspensión respecto de las consecuencias del acto reclamado, el Juez Federal debe resolver si concede o niega la suspensión definitiva, única y exclusivamente respecto de ellas, y cerciorarse previamente de la existencia de los actos reclamados a los que se les atribuyen, a fin de que el pronunciamiento que realice sobre la medida cautelar se sustente sobre actos ciertos.

Contradicción de tesis 31/2003-PL. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito; el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito; el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito y el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Circuito. 29 de octubre de 2003. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Genaro David Góngora Pimentel. Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretario: Bertín Vázquez González.

Tesis de jurisprudencia 111/2003. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del siete de noviembre de dos mil tres.


Ahora bien, como consecuencia del anterior señalamiento resulta innegable que nos encontramos en presencia de actos prohibitivos, es decir, actuaciones que impiden que efectuemos actos consistentes en compensar universalmente, por lo tanto, al tratarse de actos prohibitivos la concesión de la medida suspensiva no actualiza una constitución de derechos, sino por el contrario implica mantener la situación jurídica que existía antes de la entrada en vigor de la disposición jurídica atacada mediante el ejercicio de la acción constitucional, es decir, como lo sostuve al principio de este escrito, preservar la materia del juicio. 

Complementariamente, se deja claro que el otorgamiento de esta medida cautelar no tiene tampoco efectos restitutorios que como es de explorado derecho se encuentra expresamente prohibido en nuestro orden jurídico, es decir, se tutela un derecho preexistente en la esfera jurídica del impetrante de garantías y no de una potestad de nobel o reciente creación. Al respecto sustenta lo aquí expuesto la siguiente tesis de jurisprudencia:

Octava Época
Registro digital: 217665
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Núm. 60, Diciembre de 1992
Materia(s): Común
Tesis: II.3o. J/37
Página: 51
Genealogía:
Apéndice 1917-1995, Tomo VI, Segunda Parte, tesis 557, página 371.

ACTOS CONSUMADOS. SUSPENSION IMPROCEDENTE. Es improcedente conceder la suspensión de los actos reclamados si éstos tienen el carácter de consumados, pues de hacerlo equivaldría a darle efectos restitutorios que son propios de la sentencia definitiva que se pronuncie en el juicio de amparo respectivo.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEGUNDO CIRCUITO.

Incidente en revisión 71/89. Comisariado Ejidal de San Pablito Camimilolco, Municipio de Chiconcuac, México. 31 de mayo de 1989. Unanimidad de votos. Ponente: María del Carmen Sánchez Hidalgo. Secretaria: María Concepción Alonso Flores.

Incidente en revisión 129/90. Angela Estrada de Flores. 14 de junio de 1990. Unanimidad de votos. Ponente: María del Carmen Sánchez Hidalgo. Secretaria: María Concepción Alonso Flores.

Incidente en revisión 18/92. Julieta del Carmen Madrigal González. 6 de febrero de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: José Angel Mandujano Gordillo. Secretaria: Lidia López Villa.

Incidente en revisión 132/92. Sindicato Industrial de Trabajadores de los Metales en General en todas sus Formas, Similares y Conexos del Estado de México. 10 de junio de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: José Angel Mandujano Gordillo. Secretaria: Teresita del Niño Jesús Palacios Iniestra.

Incidente en revisión 224/92. Constructora Los Remedios, S. A. de C. V. 9 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: José Angel Mandujano Gordillo. Secretaria: Lidia López Villa.

En este orden de ideas, procede el otorgamiento de la medida en comento en atención a que la atribución de aplicar la compensación universal es un derecho con el que la parte quejosa contaba con anterioridad a la interposición de la demanda constitucional y por ende no es posible actualizar la hipótesis normativa que regula el artículo 131 de la Ley de Amparo, dicho en otros términos, se impide que de seguir ejecutándose los actos reclamados se generen daños de imposible reparación y de no concederse tal medida cautelar es altamente probable que para cuando se resuelva el fondo del asunto no exista materia para cumplir los términos de la sentencia definitiva que eventualmente declare la inconstitucionalidad del acto reclamado al tratarse un acto consumado.

Adicionalmente, no se afecta al orden público ni al interés social en virtud de que con motivo del otorgamiento de la medida suspensional no se atenta en contra de la recaudación en virtud de que la norma general que se tilda de inconstitucional versa exclusivamente respecto del derecho individual de recuperar cantidades que un contribuyente tiene a favor lo que de ninguna forma puede incidir en la recaudación general del impuesto ni afectar el ejercicio de las facultades de comprobación de las autoridades fiscalizadoras.

A mayor abundamiento, la medida cautelar no afecta el interés social puesto que la compensación como medio de extinción de la obligación tributaria, es decir, equilibrar saldos hasta por su diferencia, implica efectuar el entero de la propia obligación impositiva y constituye un derecho que tienen los contribuyentes que deben pagar mediante declaración para poder contrarrestar las cargas impositivas en su contra con las cantidades que tengan por concepto de saldo a favor o pago de lo indebido.

No se atenta en contra de la colectividad en razón de que no se paralizan u obstaculizan las facultades de comprobación, fiscalización y vigilancia que tienen a su favor las autoridades impositivas para asegurar el cumplimiento de las obligaciones fiscales a cargo de un contribuyente, tampoco se suspende la obligación de retener a terceros, en consecuencia, es inobjetable, procede el otorgamiento de la medida suspensiva en cuestión. 

Finalmente a manera de corolario no puede dejar de tomarse en consideración el último criterio, publicado en mayo treinta de los corrientes, que si bien es aislado y no de observancia obligatoria para los órganos jurisdiccionales, retoma las consideraciones antes expresadas en esta reflexión y nos ilustra muy claramente al respecto:

Época: Décima Época  
Registro: 2019938 
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 
Tipo de Tesis: Aislada 
Fuente: Semanario Judicial de la Federación 
Publicación: viernes 31 de mayo de 2019 10:36 h 
Materia(s): (Común)  Tesis: I.10o.A.103 A (10a.) 

COMPENSACIÓN DE CONTRIBUCIONES. PROCEDE CONCEDER LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL EN EL AMPARO CONTRA LOS EFECTOS Y CONSECUENCIAS DEL ARTÍCULO 25, FRACCIÓN VI, DE LA LEY DE INGRESOS DE LA FEDERACIÓN PARA EL EJERCICIO FISCAL DE 2019, QUE LIMITA ESE MECANISMO DE EXTINCIÓN DE LAS OBLIGACIONES TRIBUTARIAS. De conformidad con el artículo 25, fracción VI, de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2019, los contribuyentes obligados a pagar mediante declaración que tengan saldo a su favor, sólo podrán compensar cantidades por adeudo propio, y únicamente derivadas del mismo impuesto. Así, cuando se promueve amparo contra dicha disposición y se solicita la suspensión provisional de sus efectos y consecuencias, para que el quejoso efectúe la compensación como lo establecen los artículos 23 del Código Fiscal de la Federación y 6o. de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, procede conceder la medida cautelar, al no contravenirse los requisitos para ello, señalados en el artículo 128 de la Ley de Amparo, consistentes en que no se siga perjuicio al interés social ni se contravengan disposiciones de orden público, ya que no se exime a los particulares de cumplir con su obligación de contribuir al gasto público, sino que únicamente se les permite utilizar dicho mecanismo de extinción de sus obligaciones tributarias, conforme a las reglas existentes antes de la expedición de la norma reclamada, esto es, sin las limitaciones que ésta contiene, hasta que se resuelva sobre la suspensión definitiva.

DÉCIMO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Queja 129/2019. Jefa del Servicio de Administración Tributaria. 4 de abril de 2019. Mayoría de votos. Disidente: Alfredo Enrique Báez López. Ponente: Óscar Fernando Hernández Bautista. Secretario: Luis Enrique García de la Mora.

Esta tesis se publicó el viernes 31 de mayo de 2019 a las 10:36 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

Ahora bien, no obstante lo anterior, con fecha junio doce del dos mil diecinueve al resolverse la contradicción de tesis 96/2019 por parte de la Segunda Sala de nuestro máximo Tribunal, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se concluye literalmente que  en contra de la aplicación y efectos del artículo 25, fracción VI, incisos a) y b) de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal dos mil diecinueve no procede otorgar la suspensión provisional porque el otorgamiento de la medida se traduce en un perjuicio al interés social y la contravención de normas de orden público. 

Esto es así en virtud de que el legislador buscó una transición del sistema de compensación denominado “modelo universal” o “compensación universal” en el cual se permitía la compensación de saldos a favor derivados tanto del impuesto propio como el retenido a terceros, a uno más restringido, con reglas que acotan para determinados supuestos la posibilidad de compensar; ello al advertir que el modelo universal facilitaba la evasión fiscal al generar saldos a favor por el acreditamiento de impuestos que supuestamente eran trasladados, pero que muchas veces no provenían de operaciones reales, sino que esos acreditamientos eran soportados por comprobantes fiscales ficticios de operaciones inexistentes, lo cual generaba un perjuicio en la Hacienda Pública Federal.

Adicionalmente, se tiene que el otorgamiento de la suspensión en contra de la aplicación del artículo 25, fracción VI, incisos a) y b), de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de dos mil diecinueve se traduciría en permitir a los contribuyentes continuar con la aplicación del sistema de compensación universal (el cual se buscó acotar en aras de evitar la posible defraudación fiscal) previsto hasta el ejercicio fiscal de dos mil dieciocho, o bien, desatender a lo previsto en ese artículo para únicamente observar lo establecido en el primer párrafo del artículo 23 del Código Fiscal de la Federación (el cual permite compensar las cantidades a favor generadas tanto por adeudo propio como por la por retención a terceros; es decir, permite un sistema de compensación universal), lo que permitiría que la finalidad pretendida a través de la modificación legislativa no fuera satisfecha y podría dar lugar a la defraudación fiscal. 

Así, de concederse la suspensión en contra de la aplicación y efectos generados por el artículo 25, fracción VI, incisos a) y b), de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de dos mil diecinueve, se privaría a la colectividad de los recursos económicos para la satisfacción de las necesidades comunes, pues el efecto de esa medida se traduciría en permitir a la parte quejosa el compensar indistintamente los saldos a su favor, sin que la autoridad fiscal pueda pronunciarse previamente sobre la procedencia de los saldos objeto de la compensación (dado que basta la presentación del aviso respectivo), lo cual permitiría la utilización indebida de ese mecanismo de extinción de obligaciones para generar una defraudación al aplicar cantidades a las que no necesariamente se tiene derecho a compensar. 

Además, también debe considerarse que el eventual perjuicio que puede resentir el contribuyente con la negativa de la suspensión resulta de menor entidad frente a la afectación causada a la colectividad en el supuesto de otorgarse la medida; esto es, de negarse la suspensión, el contribuyente quejoso sólo sufre una afectación temporal que es posible de ser reparada y no impacta en el juicio de amparo tramitado pues las cantidades que podría compensar mediante el sistema universal quedarán condicionadas a las reglas aplicables para dos mil diecinueve, pero sin que por ello pierda derecho a su devolución o compensación conforme a esas reglas, de resultar así procedente; en cambio, de otorgarse la medida para permitir continuar aplicando el sistema de compensación universal, esto implicaría un perjuicio para la colectividad, pues el fisco dejaría de recibir contribuciones que sí deben ser enteradas pero que no se recaudan ante el uso indebido del mecanismo compensatorio.

De lo anterior, se sigue entonces que el gobernado no resiente un perjuicio irreparable con la negativa de la suspensión, a diferencia de la sociedad, quien con el otorgamiento de la media sí podría llegar a verse afectada si se permitiera continuar con un modelo de compensación que el propio Estado ya advirtió que está siendo mal utilizado y que ha afectado la correcta recaudación de impuestos. 

Por otra parte, al hacer un ejercicio de ponderación entre la apariencia del buen derecho y el interés social, como lo marca la jurisprudencia de esta Segunda Sala, se obtiene que debe prevalecer el segundo, pues es más benéfico para la colectividad el hecho de que se eviten prácticas como la evasión fiscal a que los contribuyentes puedan seguir utilizando un modelo de compensación para extinguir sus obligaciones fiscales (las cuales han sido utilizadas en ciertas ocasiones para ejercer prácticas fraudulentas y de evasión fiscal), sin tener que someterse a un proceso de devolución en caso de obtener un saldo a favor. En consecuencia, la jurisprudencia que debe de prevalecer y cuyos fundamentos el suscrito no comparte por lo antes expuesto ordena lo siguiente:

SUSPENSIÓN PROVISIONAL EN EL JUICIO DE AMPARO. ES IMPROCEDENTE CONCEDERLA CONTRA LA APLICACIÓN Y EFECTOS DEL ARTÍCULO 25, FRACCIÓN VI, INCISOS A) Y B), DE LA LEY DE INGRESOS DE LA FEDERACIÓN PARA EL EJERCICIO FISCAL DE 2019. Cuando en el juicio de amparo se reclama la inconstitucionalidad del artículo 25, fracción VI, incisos a) y b), de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019, no procede otorgar la suspensión provisional contra la aplicación y efectos producidos por esa norma porque ello se traduce en un perjuicio al interés social y la contravención de normas de orden público, ya que por virtud de las adecuaciones normativas para el ejercicio fiscal de 2019, el legislador varió el anterior sistema de compensación universal por uno compuesto por mayores reglas y mecanismos para poder compensar saldos a favor; ello con la finalidad de evitar prácticas de evasión fiscal detectadas por la autoridad a causa de saldos a favor originados por la aplicación del acreditamiento de impuestos trasladados y que debieron ser enterados, pero en realidad eran objeto de compensaciones indebidas. En este sentido, tanto la sociedad como el Estado están interesados en evitar prácticas fraudulentas como el incumplimiento de obligaciones fiscales o la obtención de beneficios en forma indebida por parte de los contribuyentes, por lo que de concederse la suspensión contra la aplicación y efectos de esa norma, se privaría a la colectividad de los recursos económicos para la satisfacción de las necesidades comunes, pues el efecto de esa medida se traduciría en permitir al quejoso compensar indistintamente los saldos a su favor, sin que la autoridad fiscal pueda pronunciarse sobre la procedencia de los saldos objeto de la compensación (dado que basta la presentación del aviso respectivo), lo cual permitiría la utilización indebida de ese mecanismo de extinción de obligaciones para generar una defraudación al aplicar cantidades a las que no necesariamente se tiene derecho a compensar, lo que permitiría la consumación del delito de defraudación fiscal previsto en el artículo 108 del Código Fiscal de la Federación, lo que actualiza la afectación del interés social y la contravención de disposiciones de orden público a que se refiere la fracción III del artículo 129 de la Ley de Amparo. Además, el eventual perjuicio que puede resentir el contribuyente con la negativa de la suspensión resulta de menor entidad frente a la afectación causada a la colectividad en el supuesto de otorgarse la medida porque, de negarse la suspensión, el contribuyente sólo sufre una afectación temporal que es posible de ser reparada; en cambio, de otorgarse la medida para continuar aplicando el sistema de compensación universal, implicaría un perjuicio para la colectividad al dejarse de recibir contribuciones que sí deben ser enteradas pero que no se recaudan ante el uso indebido del mecanismo compensatorio. Incluso, el otorgamiento de la medida es improcedente porque sus efectos serían restitutorios al permitirse aplicar un sistema de compensaciones diferente al normativamente previsto, siendo que dicho beneficio sólo podría otorgarse mediante la concesión del amparo, pues su efecto sería, precisamente, que no se aplicara al quejoso el contenido del artículo reclamado como inconstitucional. 

Finalmente, solo quiero destacar que la tesis jurisprudencial no admite la aplicación retroactiva, es decir, quien haya obtenido una suspensión definitiva con motivo de recurrir el artículo 25, fracción VI, incisos a) y b), de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de dos mil diecinueve con antelación a la entrada en vigor de esta tesis no podrá ser objeto de modificación respecto de tales términos.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here