Ramón Galaviz García
Licenciado en Derecho y Maestro en Derecho Comercial y de la Empresa por la Universidad Panamericana con especialidad en Obligaciones y Contratos, Societario, Gobierno Corporativo y Empresa Familiar, Infraestructura y Contract Management, Criptoactivos y Blockchain. Actualmente cursando el Diplomado en Derecho Energético por la UNAM. Socio Director de la firma DEGALCORP. Miembro Activo del Grupo Consejero Empresarial.

Dentro del Derecho Administrativo debe darse a conocer un acto o resolución donde se determine la posible situación de incumplimiento o irregularidad en la conducta de un particular, en respeto al derecho de audiencia. Después, de no desvirtuarse por el destinatario de la resolución es procedente la imposición de las sanciones correspondientes. Por tanto, si la declaración anual de la prima de riesgo no se presentó o se hizo de manera incorrecta, debe notificarse la rectificación correspondiente mediante una resolución determinante, al caso la corrección de la declaración de la prima de riesgo.

Cierto es que, una vez presentada la prima del Seguro de Riesgos de Trabajo con la que debe cotizar un patrón, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está facultado para ratificarla o rectificarla de conformidad con el precepto 251, fracción XVI de la Ley del Seguro Social. Ahora, si al ser revisada se detecta que la prima reportada fue errónea, actualizando la infracción se le puede imponer al patrón una sanción al respecto, debido a que exhibió la declaración con datos falsos o incompletos y por el pago inadecuado de las cuotas respectivas; pero, antes debe notificar la resolución de la rectificación respectiva, y posteriormente, conceder un término para su derecho de audiencia, para poder ser calificado de legal el procedimiento sancionador.

Para que esto sea procedente, primero es necesario que se realice una conducta o se omita una obligación, y que sea contemplada como una conducta infractora y  exista un castigo; por lo que debe existir un acto por parte del IMSS en el que se determine tal situación, para posteriormente imponer la sanción. Por lo que, antes de imponer una multa a un patrón, se debe rectificar la prima de riesgo de trabajo, en términos del numeral 33 del Reglamento del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización (RACERF) y darla a conocer mediante una debida notificación al patrón infractor, mediante una resolución por escrito, que contenga los requisitos de los actos de autoridad referidos en el artículo 38 del Código Fiscal de la Federación:

  • Señalar la autoridad que lo formula, así como el lugar y la fecha de emisión;
  • Constar por escrito en documento impreso o digital;
  • Estar debidamente fundado, motivado y expresar la resolución, objeto o propósito de que se trate; y
  • Ostentar la firma del funcionario competente y, en su caso, el nombre o nombres de las personas a las que está dirigido

En consecuencia, de no cumplir alguna de estas formalidades, el IMSS transgrede las garantías de legalidad y seguridad jurídica del patrón, pues lo estaría dejando en un estado de indefensión por imponerle una multa derivada de una actuación ilegal, por lo que al momento de impugnarse, es importante negarse lisa y llanamente la notificación de la rectificación, de acuerdo con la tesis aislada de rubro: “RESOLUCIÓN DE RECTIFICACIÓN DE LA PRIMA DEL SEGURO DE RIESGOS DE TRABAJO.- SU NOTIFICACIÓN DEBE CONSTAR FEHACIENTEMENTE PARA SERVIR DE APOYO A LA AUTORIDAD EN LA IMPOSICIÓN DE UNA MULTA”, emitida por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, identificada con el número V-TASR-XXX-511 contenida en la revista del mes de mayo 2003.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario: