Arturo Accio Paredes Santana Licenciado
en Contaduría Pública, Licenciadoen Derecho
, Maestro en Derecho por la Universidad de
Guadalajara; actualmente
, es socio de la firma de consultoría
“ASMX Group”.

En nuestras empresas tal vez tenemos más de una pequeña invención que facilita o resuelve un problema, quizá es un cambio muy simple, pero que nos arroja un mejor desempeño en el funcionamiento de una maquina. Esto por lo regular lo pasamos por alto al verlo tan insignificante e ignoramos el gran valor económico que puede tener, ya que no es una invención, sino que sólo modificamos un parte de un todo. Sin embargo, este cambio se le conoce como Modelo de Utilidad, pero exactamente ¿qué es?, para aclararlo primero necesitamos diferenciarlo de una patente, pues bien, la patente es una invención que concede un título de propiedad que protege nuestra propiedad industrial; es primordial que sea nueva, producto de una actividad inventiva desarrollada y posea aplicación industrial. Por otra parte, el Modelo de Utilidad aunque también es un título de propiedad, se encuentra destinado a proteger las innovaciones introducidas en herramientas, instrumentos de trabajo, utensilios, dispositivos u objetos conocidos que se presten a un trabajo práctico. El Modelo de Utilidad confiere a su creador derechos exclusivos de explotación del mismo por el término de 10 años a partir de la fecha de presentación de la solicitud. Para el mantenimiento del derecho es preciso el pago de los impuestos anuales. Tenemos tres figuras a diferenciar al momento de hacer un registro de propiedad industrial, mismas que iremos aclarando, estas son Patente, Modelo de Utilidad y Diseño Industrial.

A todos nos suena lo que es una patente: un “derecho a impedir que otros usen, fabriquen, importen, exporten, vendan o compren un determinado producto o servicio” (nuestro invento) en un determinado territorio. Pero, ¿qué es un modelo de utilidad? es una figura de protección en México que la Ley de la Propiedad Industrial define en su artículo 28: “Se consideran modelos de utilidad los objetos, utensilios, aparatos o herramientas que, como resultado de una modificación en su disposición, configuración, estructura o forma, presenten una función diferente respecto de las partes que lo integran o ventajas en cuanto a su utilidad”. Un Modelo de Utilidad no tiene que tener el requisito de novedad absoluta que debe tener un invento, sino que sólo se analizará que el objeto en sí sea novedoso y que verdaderamente tenga una utilidad por medio de alguna modificación en su estructura.

El dispositivo, instrumento o herramienta protegible por el Modelo de Utilidad se caracteriza por su utilidad y practicidad, no por su estética como ocurre en el Diseño Industrial. Con esto queda aclarado que esta última actividad inventiva.

Tanto la Patente como los Modelos de Utilidad requieren previo una investigación y  preparación muy seria que se recomienda hacer de la mano de preferencia de un ingeniero industrial por el tipo de planos y explicaciones técnicas necesarias. El Modelo de Utilidad protege invenciones con menor rango inventivo que las protegidas por Patentes, consistentes, por ejemplo, en dar a un objeto una configuración o estructura de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica.

El alcance de la protección de un Modelo de Utilidad es similar al conferido por la Patente. Serán protegibles como tal, las invenciones que siendo nuevas e implicando una actividad inventiva, consisten en dar a un objeto una configuración, estructura o constitución de la que resulte alguna ventaja apreciable para su uso o fabricación.

Es de particular interés familiarizarnos con la terminología mínima necesaria para lograr un registro, a saber:

  • Novedad: una invención es nueva cuando no está comprendida en el estado de la técnica.
  • Actividad inventiva: se considera que una invención relativa a un modelo de utilidad implica actividad inventiva si no resulta del estado de la técnica de una manera muy evidente para un experto en la materia.
  • Carácter industrial: se considera que una invención es susceptible de aplicación industrial cuando su objeto puede ser fabricado o utilizado en cualquier clase de industria.

El modelo de utilidad es una invención susceptible de explotación industrial, que protege invenciones industriales.

¿Cuáles son las características del Modelo de Utilidad?

Se manifiesta a través de una forma que debe producir una utilidad, bien en el aspecto externo del objeto bien en el funcionamiento.

  • Configuración: disposición de las partes que componen una cosa y le dan su peculiar figura. Modificamos la forma exterior del modelo de utilidad: herramientas, utensilios.
  • Estructura: distribución de las partes del cuerpo. Modificamos las formas internas cambiando la distribución o la disposición de los distintos elementos que lo componen que no se perciben por los sentidos sino sólo desmontando el objeto: aparatos, dispositivos y partes de los mismos.
  • Constitución: esencia y calidades de una cosa que la constituyen como es y diferencian de las demás; cambios de materia que pueden resultar útiles.

¿Qué es el Estado de la Técnica?

El estado de la técnica con referencia al cual debe juzgarse la novedad y la actividad inventiva de las invenciones protegibles como modelos de utilidad, está constituido por todo aquello que antes de la fecha de presentación de la solicitud de protección como modelo de utilidad ha sido divulgado por una descripción escrita u oral por una utilización o por cualquier otro medio.

¿Qué es la descripción?

Por medio de la descripción, se da a conocer en qué consiste la invención y deberá ser lo suficientemente clara y completa para que sea posible su evaluación. Es conveniente realizar una búsqueda previa para conocer el estado de la técnica en el campo técnico de la invención, a fin de localizar registros que anticipen su invención. La importancia de hacer esta clase de registros, en apariencia pequeños, es que alguien más podría hacerlo; esa otra persona, que quizá haya desarrollado el mismo Modelo de Utilidad podrá excluir de manera legítima a nuestra empresa del mercado, limitar sus actividades a la continuación del uso anterior, cuando la legislación sobre Modelo de Utilidades prevea dicha excepción o solicitarle el pago de una tasa para utilizar bajo licencia.

Así pues es importante valorar todas las pequeñas adecuaciones que hacemos a nuestros equipos industriales y herramientas que sean susceptibles de registrar, con el fin de proteger la exclusividad de explotación de sus inventos, con el fin de conseguir ingresos por su creatividad, siempre busque la asesoría de un experto en la materia para tener certeza en la gestión.

Print Friendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here