Con los medios electrónicos, podría pensarse, que mejoró la comunicación en las organizaciones. Sin embargo no es así. Su mal y excesivo uso conlleva a que se invierta bastante tiempo en atender las tareas cotidianas, puesto que diversos estudios han estimado que alrededor del 30% del tiempo en una jornada de trabajo, se canaliza a la atención de correos electrónicos.

  • Organiza tu bandeja de entrada. Debes ponerte la meta de revisarla sólo de tres a cinco veces al día, por lo que tienes que organizarla con carpetas y dar de baja aquellos correos de publicidad o invitaciones a eventos, es decir, elimina el spam inmediatamente.
  • Opera cuando menos dos cuentas de correo. Una destinada exclusivamente para tu negocio para priorizar su atención y otra para asuntos personales.
  • Atiende lo importante. Podrías parecer grosero, pero sólo debemos ocuparnos en atender los temas que son importantes y postergar los que no lo son.
  • Utiliza un chat o mensajes. Cuando la comunicación es constante con alguien, el envío de correos resulta inconveniente. Emplea un chat, o bien, usa mensajes vía telefónica, por ejemplo, lo que aumentará el dinamismo.

Así, con estas sencillas recomendaciones, se puede lograr una mayor efectividad en la comunicación para aumentar la eficiencia en la solución y desahogo de actividades, permitiendo ganar tiempo para aquellas que produzcan ingresos, dejando de perderlo por las que sean sólo organizacionales o personales.

Print Friendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here