Dionisio J. Kaye Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Iberoamericana, con estudios de posgrado en el Derecho de los Estados Unidos de América, cursados en la Universidad de San Diego, California, E.U.A. Diplomado en Derecho Corporativo, Derecho Tributario y Contabilidad y Finanzas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Desde hace ya varios lustros, se ha venido combatiendo, por las Autoridades Fiscales, las prácticas de evasión fiscal, que vienen llevando a cabo los contribuyentes y así, diversas reformas al Código Fiscal de la Federación, habían venido tipificando como infracciones y como Delitos, el uso de COMPROBANTES FALSOS.

Para que usted, amable lector, pueda profundizar en el tema, le sugerimos leer los incisos a), c), f), g), del Artículo 108 del Código Fiscal de la Federación ( Defraudación Fiscal Calificada) y las fracciones  I, y IV del Artículo 109 del Código Fiscal de la Federación, los que omitimos incluir en esta publicación, por falta de espacio.

Sobre este tema, destaca la Reforma Fiscal  vigente desde el 1o. De enero del año 2014 en la que se incluye el Artículo 69B al Código Fiscal de la Federación, y en el que se da vida jurídica a las EMPRESAS FACTURADORAS DE OPERACIONES SIMULADAS  ( EFOS) y a las EMPRESAS QUE DEDUCEN OPERACIONES SIMULADAS. ( EDOS).

Atento a lo anterior, se presume SIMULADA una operación, para quien emite un CDFI, y no cuenta con activo, ni con personal, ni con infraestructura directa o indirecta, y, además, dicho emisor, no pueda ser localizado, en su domicilio fiscal.

El 25 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto por el que se reforma el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, que entrará en vigor a los 30 días de su publicación. 

Este artículo antes señalado entró en vigor el 1 de enero de 2014 a fin de sancionar a los contribuyentes que emitan comprobantes sin contar con activos, personal, infraestructura, capacidad material o no estén localizados.

Debido a que la disposición originalmente fue altamente cuestionada por su severidad e impugnada ante nuestros tribunales, se reformó a fin de flexibilizar los plazos y ajustar el procedimiento, como se resume a continuación:

a) Se permite a los contribuyentes solicitar una prórroga por cinco días adicionales al plazo original de 15 días para aportar documentación e información que permita desvirtuar los hechos que le impute autoridad al contribuyente. Esta prórroga se entenderá otorgada automáticamente, siempre que sea solicitada dentro del plazo inicial de 15 días.

b) El plazo original para que la autoridad fiscal valorara las pruebas y defensas y notificara la resolución era de cinco días mismo que se amplió a 50 días.

c) También se otorga a la autoridad la facultad de requerir información adicional dentro de los primeros 20 días del plazo, y el contribuyente contará con 10 días adicionales para entregarla. Durante este tiempo se suspenderá el plazo de 50 días para emitir y notificar la resolución.

d) Las autoridades fiscales ahora deberán publicar trimestralmente aquellos contribuyentes que hayan desvirtuado los hechos que se les imputaron o que hayan obtenido una resolución favorable; y

e) Quedará sin efectos la presunción de los comprobantes fiscales que dio origen al procedimiento, en caso de no notificarse dentro del plazo de 50 días antes referido.

Bajo esta tecitura, y podemos decir, sin temor a equivocarnos, que desde la entrada en vigor de los Artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la Federación, la acreditación de la MATERIALIDAD, de los actos que amparan los comprobantes fiscales, se volvió de trascendental importancia, tanto para el que los emite, tanto, para el que los deduce y así se de un equilibrio, entre las Autoridades y los Contribuyentes, sustentado en el pleno respeto a la verdad.
Cuando un contribuyente emite o recibe un CFDI, sin que exista realmente una operación puede ser sujeto al procedimiento de operaciones inexistentes referido en el artículo 69-B del CFF.

Esto conlleva a la pérdida de los efectos fiscales de dicho comprobante. El procedimiento aplicable, a grandes rasgos, consiste en que la autoridad notifica al contribuyente, a través del buzón tributario, el oficio de “presunción de operaciones inexistentes”, para posteriormente publicar sus datos en el portal del SAT y el DOF.

El contribuyente cuenta con 15 días hábiles para aportar las pruebas en las que documente que las operaciones no son simuladas.

En caso de que el contribuyente de que se trate, no logre desvirtuar la presunción, la autoridad le notificará, a través del buzón tributario, la resolución en la que da a conocer que aquel realizó operaciones simuladas.

Sin embargo, el procedimiento descrito no es el único supuesto en el que la autoridad puede concluir que el contribuyente lleva a cabo este tipo de operaciones; toda vez que el artículo 42 del CFF, le confiere al fisco facultades de comprobación para verificar si los contribuyentes han cumplido con sus obligaciones fiscales. Esto también comprende la revisión de las operaciones que integran su contabilidad.

En ese contexto la autoridad puede determinar que los CFDI carecen de valor probatorio para efectos fiscales y rechazar los mismos en el cálculo del impuesto respectivo.Así lo dispuso la SCJN en el criterio titulado: INEXISTENCIA DE LAS OPERACIONES HECHAS CONSTAR POR LOS CONTRIBUYENTES. LAS AUTORIDADES PUEDEN DECLARARLA EN USO DE LAS FACULTADES DE COMPROBACIÓN PREVISTAS EN EL ARTÍCULO 42, O MEDIANTE EL PROCEDIMIENTO ESPECIAL REGULADO EN EL ARTÍCULO 69-B, AMBOS DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, visible en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época, Materia Administrativa, XVII.2o.P.A.24 A (10a.), Tesis aislada, Registro 2017625, 17 de agosto de 2018.Como puede verse, al 25 de abril del 2019, hay  1677 EFOS en la lista definitiva emitida, por el SAT. Y 74, 349 EDOS que representan $400’133,000 en operaciones simuladas, esto es, no se ha demostrado cabalmente, la  materialidad de las operaciones facturadas.

Atento a lo anterior el Poder Judicial, ha emitido, el criterio siguiente:

COMPROBANTES FISCALES. EL CONTRIBUYENTE DEBE DEMOSTRAR LA MATERIALIDAD DE LAS OPERACIONES CONSIGNADAS EN ÉSTOS, CUANDO POR LAS CARACTERÍSTICAS DEL DOMICILIO EN EL QUE SUPUESTAMENTE SE LLEVARON A CABO SE PRESUMA SU INEXISTENCIA.

Si al realizar una visita domiciliaria la autoridad encuentra que las características del domicilio fiscal son insuficientes para sustentar las operaciones que el contribuyente afirma se llevaron a cabo en éste, por carecer de infraestructura, dimensiones o empleados, entre otros aspectos, es válido que presuma la inexistencia de aquéllas. Esto es así, ya que dichas circunstancias revelan que se trata, presuntamente, de operaciones simuladas o ficticias, porque en el lugar visitado es imposible, de hecho, ejercer la actividad económica, según las especificaciones y volúmenes afirmados por el particular. Lo anterior, en el entendido de que los comprobantes fiscales únicamente son documentos que pretenden dar testimonio sobre algo que supuestamente existió, como un acto gravado para deducir y acreditar determinados conceptos y realidades con fines tributarios. En consecuencia, el contribuyente debe demostrar la materialidad de las operaciones consignadas en los comprobantes, pues de resultar aquéllas inexistentes o inverosímiles, éstos no pueden tener efecto fiscal alguno. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Revisión administrativa (Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo) 153/2018. Administradora de lo Contencioso “4” de la Administración Central de lo Contencioso de la Administración General Jurídica del Servicio de Administración Tributaria, unidad administrativa encargada de la defensa jurídica del Secretario de Hacienda y Crédito Público, del Jefe del Servicio de Administración Tributaria y de las autoridades demandadas. 10 de enero de 2019. Unanimidad de votos. Ponente: Jean Claude Tron Petit. Secretario: José Arturo Ramírez Becerra.

Esta tesis se publicó el viernes 26 de abril de 2019 a las 10:30 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

[TA]; 10a. Época; T.C.C.; Semanario Judicial de la Federación; I.4o.A.161 A (10a.); Publicación: Viernes 26 de Abril de 2019 10:30 h

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here