Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara; Maestro en Impuestos; cursa el Especialidad en Gestión de
Riesgos, Fraude y Blanqueo por Ealde Business School; Diplomado en Estudios Avanzados en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana y del Centro de Estudios del Derecho de la Empresa «CEDE»
TikTok: @consejeroempresarial
Twitter: @RCEmx

Las organizaciones utilizan las estrategias de Gobierno Corporativo y los programas de cumplimiento para reducir costos, aumentar el rendimiento, evitar la posibilidad de incurrir en infracciones o delitos y ser sancionadas, así siempre estar preparada para responder al riesgo de forma eficaz, entre otros objetivos relevantes. Entender cómo funciona esta asociación requiere separarlos, compararlos y establecer sus diferencias.

Primero por orden, te explico de manera concreta el Gobierno Corporativo puede definirse como un sistema que proporciona un marco para la gestión de una empresa con el fin de alcanzar sus objetivos teniendo en cuenta los intereses de todas sus partes interesadas. Abarca las normas, procesos y estructuras utilizadas para dirigir y gestionar los asuntos de una organización. Las principales partes interesadas son los accionistas, que tienen derecho a voto y aportan el capital; el Consejo de Administración, que es elegido por la Asamblea de accionistas para representar sus intereses; y dejando a la Dirección la responsabilidad de dirigir las operaciones diarias de la organización. Otras partes interesadas importantes son los empleados, los clientes, los proveedores, los acreedores y la sociedad en general.

El objetivo principal que tiene es crear valor para los accionistas, lo cual se consigue con una gestión eficiente y ética, teniendo en cuenta los intereses de todas las partes interesadas. Las buenas prácticas de gobierno corporativo conducen a mayores niveles de transparencia y responsabilidad, lo que a su vez mejora la toma de decisiones, reduce los costes y ayuda a las empresas a encontrar nuevas formas de crear valor. En resumen, el buen gobierno hace que las empresas sean más resistentes y estén mejor preparadas para afrontar los retos.

Mientras, en segundo lugar tenemos al cumplimiento, que se puede definir como la adhesión a las normas y reglamentos internos o a los requisitos externos impuestos por las autoridades. Incluye el cumplimiento de cualquier requisito legal o reglamentario aplicable, así como la adopción o adhesión voluntaria a los códigos de ética o conducta del sector. También abarca una amplia gama de actividades, como la presentación de informes financieros, el cumplimiento de la legislación antimonopolio, el cumplimiento de las leyes anticorrupción, el cumplimiento de la privacidad de los datos y el cumplimiento de la legislación medioambiental, entre otras.

Las organizaciones ponen en marcha programas de cumplimiento para asegurarse de que respetan todas las leyes y reglamentos pertinentes, suelen implicar el establecimiento de políticas y procedimientos diseñados para evitar que se produzcan infracciones. Igualmente, pueden incluir la formación de los empleados sobre lo que deben hacer para cumplir con las leyes y reglamentos aplicables, así mismo la observancia de su Código de Ética como ordenamiento interno.

En conclusión, es una relación compleja la existente entre el Gobierno Corporativo y el Compliance. Mientras, el Gobierno Corporativo proporciona un marco para la gestión de una empresa con el fin de alcanzar sus objetivos teniendo en cuenta los intereses de todas sus partes interesadas; el Compliance abarca una amplia gama de actividades relacionadas con la adhesión a las normas y reglamentos internos o externos. Las organizaciones ponen en marcha programas de cumplimiento con el fin de garantizar que se adhieren a todas las leyes y reglamentos pertinentes. En última instancia, tanto el gobierno corporativo como el cumplimiento normativo desempeñan un papel importante a la hora de garantizar que las organizaciones funcionen de forma eficiente y ética.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here