Maestro en Derecho Fiscal Internacional (Adv. LL.M) por Leiden Universiteit, Reino de los Países Bajos. Maestro en Derecho Comparado (LL.M.), con Especialización en Impuestos de los EE. UU., por la University of San Diego. Maestrante en Impuestos por el Instituto en Especialización para Ejecutivos. Abogado por la Universidad de Guadalajara. Asociado Senior en Rofa Legal & Tax.

Si la autoridad fiscal rechaza la devolución de un saldo a favor, ¿puede el contribuyente corregir su situación fiscal y volver a solicitarlo?

En estos tiempos en los que obtener la devolución de un saldo a favor es una tarea titánica, esta pregunta se torna particularmente relevante, pues no versa sobre los miles de desistimientos que emite la autoridad, sino sobre la negativa tajante a una devolución. Cuando la autoridad emite una negativa, el contribuyente no puede simplemente volver a solicitar su saldo a favor. Frente a un rechazo, el contribuyente se encuentra obligado a controvertirlo en recurso de revocación o juicio de nulidad, por lo que pueden pasar varios años antes de que el contribuyente vea un peso de su saldo a favor.

No obstante, en ocasiones, el motivo del rechazo es subsanable por el contribuyente, por lo que corregir su situación fiscal y volver a solicitar su devolución se convierte en una alternativa viable. Por ejemplo, si el fisco legalmente rechaza un saldo a favor por no contar con los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet que amparen el Impuesto al Valor Agregado acreditable, el contribuyente aún podría obtenerlos oportunamente de sus proveedores, pues esta obligación debe cumplirse a más tardar el día en que el contribuyente deba presentar declaración anual, según los artículos 27, fracción XVIII, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, y 5º, fracción I, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

En consecuencia, existen casos en los que el contribuyente válidamente podrá modificar su situación jurídica para subsanar las observaciones por las que se rechaza la devolución de un saldo a favor. Para definir si nos encontramos ante uno de estos casos, se deben ponderar los derechos de autocorrección y de solicitar la devolución frente a los motivos que originaron el rechazo. Este ejercicio se realiza con el ánimo de dilucidar si el contribuyente modificó válidamente su situación jurídica para habilitarlo a volver a solicitar el saldo a favor inicialmente rechazado.

En este sentido se ha pronunciado la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, en el Criterio Jurisdiccional 10/2016, aprobado en la Segunda Sesión Ordinaria del 26 de febrero de 2016, el cual se originó de una Ejecutoria en Amparo Directo del Segundo Tribunal Colegiado del Vigesimoséptimo Circuito, de rubro DEVOLUCIÓN DE SALDO A FAVOR. ES ILEGAL QUE LA AUTORIDAD, ANTE UNA NUEVA SOLICITUD, RESUELVA “ESTARSE A LO ACORDADO EN EL OFICIO DE DEVOLUCIÓN PARCIAL”, CUANDO EN ÉSTA SE SOLICITÓ DIVERSA CANTIDAD CON PRUEBAS DIFERENTES; en el Criterio Jurisdiccional 58/2018, aprobado en la Octava Sesión Ordinaria del 28 de septiembre de 2018, que derivó de una sentencia definitiva dictada en un Juicio Contencioso Administrativo, de rubro JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. RESULTA PROCEDENTE EN CONTRA DE LA RESOLUCIÓN RECAÍDA A UNA SOLICITUD DE DEVOLUCIÓN Y QUE SEÑALA QUE DEBERÁ ESTARSE A LO INDICADO EN UNA ANTERIOR, CUANDO SE APORTARON ELEMENTOS NOVEDOSOS PARA ACREDITAR EL SALDO A FAVOR; así como en el Criterio Jurisdiccional 43/2019, aprobado en la Quinta Sesión Ordinaria del 31 de mayo de 2019, que procedió de un Juicio Contencioso Administrativo, de rubro IMPUESTO SOBRE LA RENTA. PROCEDE SU DEVOLUCIÓN CUANDO EL CONTRIBUYENTE MODIFICA SU SALDO A FAVOR A TRAVÉS DE UNA DECLARACIÓN COMPLEMENTARIA Y ACREDITA MEDIANTE SUS RECIBOS DE NÓMINA QUE EL PATRÓN RETENEDOR NO DEVOLVIÓ O COMPENSÓ LA TOTALIDAD DEL MONTO SOLICITADO.

Aunque es evidente que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente ha realizado una labor importante en la lucha para garantizar que el derecho de autocorrección sí pueda influir en la recuperación de los saldos a favor, ello no ha sido suficiente. Aparentemente, el Servicio de Administración Tributaria sistemáticamente rechaza cualquier solicitud de saldo a favor que anteriormente había sido negada, sin valorar si la situación jurídica del contribuyente se modificó con posterioridad. Por lo tanto, es indispensable que el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y el Poder Judicial de la Federación protejan los derechos de los contribuyentes a través de criterios jurisprudenciales que inhiban a la autoridad fiscal a continuar con esa práctica violatoria de derechos humanos.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here