Fue aprobada por la Comisión de Trabajo del Senado de la República la reforma al artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), después de su polémica iniciativa original de dar marcha atrás al tope que se le impuso al pago de salarios caídos para que, en caso de juicio, los patrones los cubrieran de manera indefinida como anteriormente se contemplaba, pues de regresar al texto contenido antes de la reforma del año 2012 se provocaría un desincentivo a la conciliación entre trabajadores y patrones, a cambio de que se alarguen los juicios.

Ahora, la reforma aprobada el día de ayer contempla que, ante un supuesto de despido injustificado por el 100 por ciento del salario durante los primeros 24 meses, en lugar de los 12 meses que contempla la Ley vigente, de la siguiente manera:

Artículo 48.- …

Si en el juicio correspondiente no comprueba el patrón la causa de la rescisión, el trabajador tendrá derecho, además, cualquiera que hubiese sido la acción intentada, a que se le paguen los salarios vencidos computados desde la fecha del despido hasta por un período máximo de VEINTICUATRO meses, en términos de lo preceptuado en la última parte del párrafo anterior.

Asimismo, se plantea en el texto que si al término de los 24 meses no ha concluido el procedimiento, o no se ha dado cumplimiento a la sentencia, se pagarán también intereses que se generen sobre el importe de 15 meses de salario, a razón de 4 por ciento mensual capitalizable al momento del pago:

Artículo 48.- …

Si al término del plazo señalado en el párrafo anterior no ha concluido el procedimiento o no se ha dado cumplimiento a la sentencia, se pagarán también al trabajador los intereses que se generen sobre el importe de quince meses de salario, a razón del cuatro por ciento mensual, capitalizable al momento del pago. Lo dispuesto en este párrafo no será aplicable para el pago de otro tipo de indemnizaciones o prestaciones.

De esta manera, se duplica el valor de un juicio laboral, perjudicando a los patrones, según varios expertos señalaron que se tratará como si la dilación del procedimiento fuera por causa suya. Si bien es cierto, es retroceso, pero no cómo la iniciativa original, la cual proponía de nueva cuenta dejar de manera ilimitada los salarios caídos hasta la resolución de procedimiento. Esta pasará a la Cámara de Diputados para su discusión, y en su caso, aprobación.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here