En sesión de 28 de febrero de 2018, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió el amparo directo 32/2017, la inconstitucionalidad a la prohibición de solicitar el divorcio antes de un año. Esto debido a que, un juez de lo familiar determinó no dar trámite a la demanda de divorcio solicitada por el quejoso, porqué los cónyuges aun no cumplían un año de casados, por lo que interpuso recurso de queja, resultando en su confirmación, decisión que fue combatida a través del amparo directo resuelto en la sesión. Se impugnó la constitucionalidad del artículo 266 del Código Civil para la Ciudad de México al estimar que transgrede el derecho al libre desarrollo de la personalidad al imponer permanecer unido en matrimonio por al menos un año, para poder solicitar el divorcio.

Por lo que la SCJN determinó que efectivamente vulnera el derecho al libre desarrollo de la personalidad, al limitar de manera desproporcionada el derecho que tienen las personas a decidir permanecer casadas, puesto que impone a los cónyuges el plazo de un año para poder solicitar el divorcio sin causa. Con el contenido de la sentencia se establece en primer orden, que obligar a permanecer casado al menos un año, el artículo impugnado incide en el contenido prima facie del derecho al libre desarrollo de la personalidad.

También destacando que la medida legislativa no persigue una finalidad legítima de conformidad con los límites externos del derecho a libre desarrollo de la personalidad, ni la protección de derechos de terceros o el orden público, toda vez que el hecho de que se obligue a una persona a permanecer casada en contra de su voluntad –incluso si esta obligación sólo se impone durante un año– no contribuye de ninguna manera a proteger los derechos de los miembros de la familia.

Print Friendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here