Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara;
Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización
para Ejecutivos; Diplomado en Estudios Avanzados
en Derecho Administrativo por la
Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la
Universidad Panamericana, Instituto de Especialización para
Ejecutivos y del Centro de Estudios del Derecho de la Empresa «CEDE»
Twitter: @RCEmx

Las autoridades fiscales con la inserción del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) tiene su objetivo más que claro, y sobre todo, ahora, con mayor precisión con toda la información con que cuenta. Con este comprobante quiere conocer todas las operaciones que se efectúan, y el reparto de utilidades de accionistas y socios no es la excepción, para ello también se debe emitir un CFDI para el pago de dividendos.

El artículo 76, fracción XI, inciso b) de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), contempla la obligación a las personas morales de entregar comprobante fiscal a las personas a las que les efectúen los pagos por concepto de dividendos o utilidades, sean personas físicas o morales, en donde se deberá señalar:

  • Monto del repasto de utilidades o dividendo.
  • Impuesto retenido de acuerdo al artículo 149 y 164 de la Ley de ISR.
  • En su caso, si proviene de Cuenta de Utilidad Neta (CUFIN), aquí surge la necesidad del “Complemento”; o bien, sin son de los que se refiere el primer párrafo del  artículo 10 de la misma Ley, esto es, aquellos no provenientes de CUFIN.

Con la finalidad de establecer el tipo de comprobante que se deberá emitir por la entrega de dividendos, la regla 2.7.5.4 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2020, la cual establece la posibilidad y procedimiento para generar un CFDI de retenciones e información de pagos. En primer orden de ideas, se entregará cuando se pague, o en su defecto, si el contribuyente opta por aplicar la facilidad también establecida en la misma regla podrá emitirse de manera anualizada durante el mes de enero del año inmediato siguiente a aquel en que se realizó la retención o pago, esta última es recomendable cuando se realicen diversos pagos decretados durante un ejercicio, pero esto es una opción, cada persona o entidad establecerá cuál es su política al respecto, siempre con una consistencia al respecto.

Además, la regla 2.7.1.8. menciona que la autoridad fiscal publicará complementos que permitan en sectores o actividades específicas incorporar requisitos fiscales en los CFDI que expidan, y no se debe pasar por alto que, son de uso obligatorio para quienes les aplique pasados treinta días naturales después de su publicación en el portal del Servicio de Administración Tributaria, así encontramos entre estos el correspondiente al pago de dividendos.

A manera de conclusión,  estamos ante una obligación dentro de una regla administrativa, en la cual la persona moral está obligada a emitir cuando realice pagos por concepto de reparto de utilidades a socios o accionistas, o como se le denomina en la Ley del ISR, dividendos, un CFDI de retenciones e información de pagos en el cual utilice el complemento de dividendos, con la información relativa al dividendo, con la información señalada, además del ISR acreditable en México o en el extranjero, el monto del dividendo acumulable para la persona física, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email