El artículo 134 del Código Fiscal de la Federación establece los tipos de notificaciones en el ámbito fiscal, y en su fracción primera en específico contempla la notificación personal, misma que busca de manera directa al destinatario por la relevancia en su esfera jurídica del acto administrativo.

Por lo tanto, en el supuesto de que el contribuyente destinatario del acto no se encuentre en el domicilio fiscal, el notificador dejará citatorio, para que espere a una hora fija del día hábil posterior que se señale en el mismo, y en caso de que tampoco sea posible dejar el citatorio debido a que la persona que atiende se niega a recibirlo, o bien, nadie atendió la diligencia en el domicilio, la notificación se realizará por estrados.

En el caso atendido por la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), el notificador dejó citatorio con un tercero en su carácter de “vecino”, pero sin precisar las razones por las cuales tenía dicha calidad, ni señalar en cuál de los domicilios contiguos habitaba, ni las razones por las cuales se encontraba en el domicilio al que acudió el notificador, además, no precisó si se encontraba en el interior o exterior del domicilio, a fin de determinar si su presencia ahí no era únicamente por cuestiones circunstanciales, pues incluso pudiera concluirse que esa persona se encontraba en el exterior del domicilio; por lo que, una ausencia de esta información impide asegurar que existe un vínculo con el contribuyente que aseguro su entrega.

En consecuencia, cuando se lleva a cabo un citatorio con un tercero, designado como vecino, el notificador debe dejar evidencia suficiente sobre su identidad y calidad como tal. Así se determinó mediante el siguiente Criterio Jurisdiccional:

CRITERIO JURISDICCIONAL 9/2021 (Aprobado 2da. Sesión Ordinaria 26/2/2021)

CITATORIO PREVIO. ES ILEGAL SI SE ASIENTA ÚNICAMENTE QUE SE DEJA CON UN “VECINO”, SIN PRECISAR LAS RAZONES POR LAS CUALES TENÍA DICHO CARÁCTER, NI IDENTIFICAR CUÁL DOMICILIO CONTIGUO HABITABA. En opinión del Órgano Jurisdiccional, la autoridad incumple con lo dispuesto en los artículos 134 y 137 del Código Fiscal de la Federación, en concordancia con las tesis de Jurisprudencia 2ª./J.15/2001 y VI. 2º. J/171, las cuales refieren la obligación de levantar la razón circunstanciada de las notificaciones en materia fiscal y los requisitos de éstas, cuando en el caso particular el notificador dejó citatorio con un tercero en su carácter de “vecino”, pero sin precisar las razones por las cuales tenía dicha calidad, ni señalar en cuál de los domicilios contiguos al domicilio habitaba, ni las razones por las cuales se encontraba en el domicilio al que acudió el notificador, aunado a que no precisó si se encontraba en el interior del domicilio, si abrió la puerta y, en su caso, si permitió el acceso, a fin de determinar si su presencia ahí no era únicamente por cuestiones circunstanciales, pues incluso pudiera concluirse que esa persona se encontraba en el exterior del domicilio; por lo que, el citatorio no se encuentra circunstanciado, en cuanto a si la persona que lo atendió tenía un vínculo o no con el contribuyente buscado, pues la simple expresión de ser “vecino”, no lleva a la conclusión de que efectivamente tenga ese carácter y que pudiera, por lo tanto, entender la diligencia, pues lo cierto es que puede ser un vecino de la colonia, fraccionamiento o de alguna otra persona, y no necesariamente vecino contiguo de la persona buscada, por tanto, es claro que el citatorio incumple con los preceptos y criterios invocados, pues no existen datos que indubitablemente lleven a la certeza de que se actúa en el lugar correcto y con una persona que dará noticia al interesado tanto de la búsqueda como de la fecha y hora en que se practicará la notificación respectiva.

Juicio Contencioso Administrativo en la vía sumaria. Sala Regional del Norte Centro I, del Tribunal Federal de Justicia Administrativa. 2020. Sentencia firme.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here