En las últimas semanas, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha enviado a muchos contribuyentes correos, mediante los cuales hace mención de una posible inconsistencia en sus deducciones autorizadas declaradas respecto de las registradas en la base de datos de la autoridad. Se ha recibido a través del buzón tributario, en específico se menciona de que existe una discrepancia entre las deducciones y los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) registrados en el repositorio.

Invita a revisar su situación al respecto y, de ser necesario, emitir una declaración complementaria y pagar los impuestos respectivos. De esta forma la autoridad está suponiendo con una exactitud la existencia de inconsistencias, sin explicación alguna. Como recomendación, es importante hacer una revisión de su contabilidad para estar seguros de los registros de los comprobantes, y de existir alguna diferencia hacer la aclaración respectiva y en caso contrario, hacer las correcciones en las declaraciones correspondientes.

En una plática con un funcionario del SAT, nos explicó que es una práctica automatizada que tendrá una constante presencia en los siguientes meses, esto con la finalidad de instar a la revisión constante de la contabilidad de los contribuyentes. Además, de esta forma tendrán mejor vigiladas la operaciones de los contribuyentes, tratando de evitar la presencia de simulaciones. Sin embargo, la plataforma y el criterio de la autoridad no toman en consideración la existencia de diversas deducciones por las que no se emite ningún CFDI, por ejemplo:

  • La determinación del costo de lo vendido;
  • La pérdida cambiaria;
  • La deducción por inversiones;
  • El cálculo del ajuste por inflación;
  • Los pagos realizados al extranjero;
  • Entre otros.

Al no tratarse de un requerimiento formal, estos un acto de gestión o de comprobación, el contribuyente puede elegir atenderlo o no. Pero, como recomendación es importante hacer una revisión para verificar el correcto registro de sus comprobantes en contabilidad y contar con los adecuados. Lamentablemente, el SAT sólo menciona inconsistencias, lo que deja en total incertidumbre sobre su origen. Por lo que sugerimos acudir con la propia autoridad para lograr identificarla, pues es única manera de hacerlo.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here