Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara;
Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C.; Diplomado en Estudios Avanzados y Doctorando en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana y del Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C. Twitter: @RCEmx

Nuestra Carta Magna estipula en su artículo 31 fracción IV que una de las obligaciones de los mexicanos es contribuir con el gasto público bajo los principios tributarios de equidad y proporcionalidad.

“Para que se cumpla con este deber, es necesario que las autoridades fiscales apliquen sus facultades de comprobación y de gestión.”

Desde la perspectiva del derecho tributario administrativo, la autoridad fiscal está facultada constitucionalmente por el artículo 16 párrafos primero y décimo sexto, para ejercer facultades de gestión como lo son la asistencia, el control o la vigilancia y a su vez también le da la libertad de aplicar facultades de comprobación a las que se hace referencia a la inspección, la verificación, la determinación o liquidación de la obligación, que se concretiza en la legislación fiscal a través de la obligación tributaria.

Es necesario entender las diferencias que existen entre ambas facultades, pues de cada una deriva una serie de procedimientos que darán vida a actos administrativos con fines específicos. Para ello será de gran utilidad definir cada concepto para poder comprender cada figura a la perfección.

Facultades de gestión

Para poder construir un concepto de “facultades de gestión” es necesario conocer el significado de cada una de las palabras que lo conforman, razón por la cual tomamos como soporte el diccionario de Real Academia Española para desmenuzar cada palabra. Aquí está el resultado:

Facultad.-
Poder o derecho para hacer algo.

Gestión.-
1. Acción y efecto de gestionar
2. Acción y efecto de administrar

Gestionar.-
1. Llevar adelante una iniciativa o un proyecto.
2. Ocuparse de la administración, organización y funcionamiento de una empresa, actividad económica u organismo.
3. Manejar o conducir una situación problemática.

Por lo tanto se puede definir a la Facultad de Gestión como  “El poder y el derecho con que se dota a un organismo para su buen funcionamiento”.

“Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”.

Artículo 16, párrafo I Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Esta figura tiene su fundamento en el artículo 41 del Código Fiscal de la Federación fracción I, donde es deber de la autoridad fiscal requerir a los contribuyentes la presentación de los documentos por los cuales se acredite el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

La autoridad podrá requerir hasta en tres ocasiones la presentación de estos documentos, mismos que deben ser presentados en un plazo de 15 días, así se asegura el cumplimiento de cada requerimiento. Si no se atienden los requerimientos solicitados se impondrán las multas correspondientes, que tratándose de declaraciones, será una multa por cada obligación omitida.

Como se puede ver, en esta etapa de gestión la autoridad fiscal solicita información al contribuyente mediante una orden debidamente fundada y motivada. Con esta acción el contribuyente podrá regular su situación fiscal y en caso de omitir lo requerido, será acreedor a una multa.

Y entonces, ¿cuál es el fin de la facultad de comprobación?  

Facultades de comprobación

“La autoridad administrativa podrá practicar visitas domiciliarias únicamente para cerciorarse de que se han cumplido los reglamentos sanitarios y de policía; y exigir la exhibición de los libros y papeles indispensables para comprobar que se han acatado las disposiciones fiscales, sujetándose en estos casos, a las leyes respectivas y a las formalidades prescritas para los cateos”.

Artículo 16, párrafo XVI Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Estas facultades tienen como finalidad inspeccionar, verificar, determinar o liquidar el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Su fundamento legal se encuentra en el artículo 42 del Código Fiscal de la Federación, que prevé lo siguiente:

“Artículo 42. Las autoridades fiscales a fin de comprobar que los contribuyentes, los responsables solidarios o los terceros con ellos relacionados han cumplido con las disposiciones fiscales y aduaneras y, en su caso, determinar las contribuciones omitidas o los créditos fiscales, así como para comprobar la comisión de delitos fiscales y para proporcionar información a otras autoridades fiscales, estarán facultadas para:”

I.-Rectificar errores u omisiones en la declaración o aviso.
II.-Requerir a los contribuyentes, responsables solidarios o a terceros información.
III.- Practicar visitas y revisar la contabilidad, bienes y mercancías.
IV.- Revisar los dictámenes formulados por contadores públicos.
V.- Practicar las visitas domiciliarias a los contribuyentes a fin de verificar que cumplan con obligaciones específicas.
VI.- Practicar u ordenar se practique avalúo o verificación física de toda clase de bienes, incluso durante su transporte.
VII.- Recabar de los funcionarios y empleados públicos y de los fedatarios, los informes y datos que posean con motivo de sus funciones.
IX.- Practicar revisiones electrónicas a los contribuyentes, responsables solidarios o terceros con ellos relacionados, basándose en el análisis de la información y documentación que obre en poder de la autoridad, sobre uno o más rubros o conceptos específicos de una o varias contribuciones.
X.- Practicar visitas domiciliarias a los contribuyentes, a fin de verificar el número de operaciones que deban ser registradas como ingresos y, en su caso, el valor de los actos o actividades, el monto de cada una de ellas, así como la fecha y hora en que se realizaron, durante el periodo de tiempo que dure la verificación.

Las autoridades fiscales podrán ejercer estas facultades conjunta, indistinta o sucesivamente, entendiéndose que se inician con el primer acto que se notifique al contribuyente.

A manera de conclusión podemos decir que la facultad de gestión es el primer paso que da la autoridad fiscal para vigilar que se cumplan las obligaciones fiscales; si existen irregularidades en esta etapa, se procederá a ejecutar las facultades de comprobación necesarias para determinar o liquidar el cumplimiento de las obligaciones existentes.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here