Arturo Accio Paredes Santana Licenciado en Contaduría Pública, Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho por la Universidad de Guadalajara; actualmente, es socio de la firma de consultoría “ASMX Group”.

Dentro de los vocablos financieros no existe una definición para la “razón de negocios”, se puede inferir de varios otros, y en general por su uso coloquial, más aun recientemente estando en boca de todos los dos últimos años. Esta figura se relaciona que todo ente lucrativo tiene un fin de ganar u obtener una utilidad en beneficio de los socios o accionistas que la integran. Se ha determinado que es un elemento que puede tomar en cuenta la autoridad fiscal para determinar si una operación es artificiosa o simulada, llevada a cabo con el único fin de sus efectos fiscales. Sin embargo, tal conclusión no es absoluta, pues se deberán existir y valorar los demás elementos que la rodean. Así, la autoridad está en posibilidad de llegar a una determinación del rechazo de una operación por considerarla inexistente por carecer de una razón de negocios, así fue considerado por la Tesis 1a. XLVII/2009, emitida por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Dentro de un acto de fiscalización la autoridad puede considerar su ausencia como uno de los elementos de rechazo de una operación por falta de materialidad, siempre y cuando cuente con otros elementos que la corroboren, caso en el cual, se revierte la carga probatoria para demostrar su existencia al contribuyente. Ahora, por la Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa considera que la razón de existir de cualquier empresa lucrativa implica buscar ganancias extraordinarias en beneficio de los socios o accionistas, y propicien generación de valor, creación y desarrollo de relaciones de largo plazo con clientes y proveedores.

Del texto de la tesis de la Primera Sala de la SCJN antes referida, se puede concluir que las razones de negocio, sí son un elemento que puede tomar en cuenta para determinar si una operación es artificiosa y que en cada caso, dependerá de la valoración de la totalidad de elementos que la autoridad considere para soportar sus conclusiones sobre reconocer o no los efectos fiscales de una operación. Por tanto, la ausencia de la razón de negocios puede ser determinante para la existencia de una operación, pero se tiene que rodear de todos los documentos o informes que permita llegar a esa conclusión. Así, se revierte la carga de la prueba a cargo del contribuyente afectado para demostrar la existencia y regularidad de la operación. Se transcribe el texto de la tesis de la Primera Sección de la Sala Superior del TFJA, publicada en la Revista del mes de octubre de 2109, que llega a tal determinación:

Tesis: VIII-P1aS-643

Página: 182 Época: Octava Época Fuente: R.T.F.J.A. Octava Época. Año IV. No. 39. Octubre 2019 Materia: Sala: Primera Sección Tipo: Precedente

RAZÓN DE NEGOCIOS. LA AUTORIDAD PUEDE CONSIDERAR SU AUSENCIA COMO UNO DE LOS ELEMENTOS QUE LA LLEVEN A DETERMINAR LA FALTA DE MATERIALIDAD DE UNA OPERACIÓN, CASO EN EL CUAL, LA CARGA PROBATORIA PARA DEMOSTRAR LA EXISTENCIA Y REGULARIDAD DE LA OPERACIÓN, CORRE A CARGO DEL CONTRIBUYENTE.- Legalmente no existe una definición de la expresión ‘razón de negocios’, sin embargo, en la jerga financiera se entiende como el motivo para realizar un acto, al cual se tiene derecho, relacionado con una ocupación lucrativa y encaminado a obtener una utilidad; es decir, se trata de la razón de existir de cualquier compañía lucrativa que implica buscar ganancias extraordinarias que beneficien al accionista y propicien generación de valor, creación y desarrollo de relaciones de largo plazo con clientes y proveedores. Ahora bien, del contenido de la tesis 1a. XLVII/2009 emitida por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, puede válidamente concluirse que las razones de negocio, sí son un elemento que puede tomar en cuenta la autoridad fiscal para determinar si una operación es artificiosa y que en cada caso, dependerá de la valoración de la totalidad de elementos que la autoridad considere para soportar sus conclusiones sobre reconocer o no los efectos fiscales de un determinado acto. Por ello, la ausencia de razón de negocios sí puede ser aducida por la autoridad para determinar la inexistencia de una operación, siempre y cuando no sea el único elemento considerado para arribar a tal conclusión; por lo que una vez que se sustentan las razones por las que no se reconocen los efectos fiscales de las operaciones, corre a cargo del contribuyente demostrar la existencia y regularidad de la operación.

PRECEDENTES: VIII-P-1aS-217 Juicio Contencioso Administrativo Núm. 4351/16-07-01-4-OT/1124/17-S1-04-04.- Resuelto por la Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 15 de agosto de 2017, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Rafael Anzures Uribe.- Secretaria: Lic. Ana María Reyna Ángel. (Tesis aprobada en sesión de 5 de octubre de 2017)

R.T.F.J.A. Octava Época. Año II. No. 16. Noviembre 2017. p. 317 VIII-P-1aS-585 Juicio Contencioso Administrativo Núm. 1003/17-14-01-1/4315/17-S1-05-04.- Resuelto por la Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 30 de abril de 2019, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Julián Alfonso Olivas Ugalde.- Secretario: Lic. Ruperto Narváez Bellazetín. (Tesis aprobada en sesión de 30 de abril de 2019)

R.T.F.J.A. Octava Época. Año IV. No. 34. Mayo 2019. p. 320 REITERACIÓN QUE SE PUBLICA: VIII-P-1aS-643 Juicio Contencioso Administrativo Núm. 12539/18-17-14-9/2562/18-S1-02-04.- Resuelto por la Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 11 de julio de 2019, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Juan Ángel Chávez Ramírez.- Secretaria: Lic. Tekua Kutsu Franco Godínez. (Tesis aprobada en sesión de 11 de julio de 2019)

Print Friendly, PDF & Email