Es el último beneficio al que puedes recurrir en tu declaración anual, pues puedes realizar sus pagos a más tardar el día en que la presentes

El artículo 185 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) contempla un estímulo fiscal que las personas físicas pueden deducir de sus ingresos acumulables en el ejercicio, consistente en lo siguiente:

Depósitos en cuentas personales especiales para el ahorro

De acuerdo con el artículo 303 del Reglamento de la Ley del ISR, se consideran como tal, cualquier depósito o inversión en una institución de crédito, siempre que se le manifieste por escrito que se efectúa en los términos del artículo 185 de la Ley del ISR, y a su vez, se asiente en la documentación que ampare la operación respectiva la leyenda “se constituye en los términos del artículo 185 de la Ley del Impuesto sobre la Renta”.

Estos requisitos fueron materia una contradicción de criterios del Poder Judicial, concluyendo que no existe vulneración a los principios de reserva de ley y de subordinación jerárquica, pues el precepto establece los sujetos, las hipótesis, así como el modo y tiempo para acceder al estímulo fiscal; y además, sólo desarrollan y complementan lo que dispone, lo anterior fue sentado con la tesis de rubro: RENTA. EL ARTÍCULO 303 DEL REGLAMENTO DE LA LEY DEL IMPUESTO RELATIVO RESPETA LOS PRINCIPIOS DE RESERVA DE LEY Y DE SUBORDINACIÓN JERÁRQUICA, publicada el 9 de octubre de 2020.

Pagos de primas de contratos de seguro

Son contratos basados en planes de pensiones relacionados con la edad, la jubilación o el retiro; pero, si además se asegura la vida, no podrás deducir la parte de la prima que le corresponda a éste último. Para lo anterior, las instituciones desglosan en el contrato de seguro la prima que cubres por el concepto de seguro de vida.

De acuerdo con el artículo 304, del Reglamento de la Ley del ISR los requisitos que deben cumplir estos contratos para su procedencia como estímulo son:

  • Contener el texto íntegro del artículo 185 de la Ley del ISR;
  • Celebrarse exclusivamente con instituciones de seguros;
  • Los planes contratados deberán ser individuales, cubrir el riesgo de sobrevivencia y estar basados en anualidades diferidas;
  • Estarán vigentes desde la fecha de contratación y hasta el inicio del beneficio de la pensión, sin que en ningún caso el plazo sea menor a cinco años;
  • La edad de jubilación o retiro no podrá ser inferior a los sesenta y cinco años;
  • Si falleces como asegurado antes de la edad de jubilación o retiro, se podrá incluir el beneficio de devolución de reservas; y
  • Los podrán comprender el beneficio de anticipación de anualidades en los casos de invalidez o fallecimiento del asegurado; y además, puedes prever el pago de rentas por viudez u orfandad a tu familia.

Adquisición de acciones de sociedades de inversión

Las acciones que adquieras deben ser custodiadas por la sociedad y no puedan ser enajenadas a terceros, reembolsadas o recompradas, antes de haber transcurrido un plazo de cinco años contados a partir de la fecha de su adquisición, salvo en el caso de tu fallecimiento.

El importe de los estímulos fiscales por depósitos en las cuentas personales especiales para el ahorro, pagos de primas de contratos de seguro que tengan como base planes de pensiones relacionados con la edad, jubilación o retiro, así como la adquisición de acciones de sociedades de inversión que puedes deducir  no debe exceder de 152,000 pesos.

La cantidad mencionada, así como cualquier otra que derive de las mismas, en su momento de rescate deberás considerarla como ingreso acumulable en la declaración anual en que sean recibidas o retiradas de su cuenta personal especial para el ahorro, del contrato de seguro de que se trate o de la sociedad de inversión de la que se hayan adquirido las acciones.

Ten en cuenta que, los pagos los pudiste haber realizado durante el 2020, o a más tardar el día en que presentes tu declaración anual; es decir, a más tardar el 30 de abril; pero, con las reglas se extiende por este ejercicio hasta el 31 de mayo.

No sobra mencionarte que, si en los contratos celebrados, además se asegura la vida del contratante, no se podrá incluir como deducción la parte de la prima del componente de vida. La institución de seguros deberá desglosar en el contrato de seguro respectivo la parte de la prima que cubre el seguro de vida.

Es importante que las personas físicas conozcan los beneficios a que tienen derecho a disminuir de sus ingresos acumulables, por lo que en caso de tomarlas en cuenta tienen que verificar que cumplen con todos los requisitos para evitar cualquier equivocación.

Finalmente, recuerda, las deducciones personales no son «un regalo», son consideradas como parte de nuestro sistema fiscal, tienen el fin parafiscal de suplir la ineficiencia del Estado en prestar los referidos servicios, o bien, de brindarlos en pleno respeto de los derechos humanos. En otras palabras, son una «deducción no estructural» no tiene incidencia en la obtención de las ganancias, pero tiene a parte de lo anterior, el fin de generar un sistema fiscal justo y competitivo.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here