Adrián Paredes Cruz
Estudiante de Licenciatura de Derecho, en la Universidad de Guadalajara y Gerente de Operación del portal «www.coem.mx»

Todos sabemos la importancia en la elección de un líder, pero en ocasiones nos encontraremos en situaciones en las cuales nosotros tendremos que cubrir ese papel en el equipo y llevar a cabo todas las responsabilidades que esto conlleva, por ende, es común que se cometan algunos errores en el camino, creando por lo general conflictos y problemas entre todos los integrantes. En este breve espacio se mostrarán los tres errores más comunes que se cometen:

  • Nunca estar disponible: Está claro que delegar tareas es una parte de ser líder, pero esto no significa que tenga que haber un desapego emocional con los compañeros, ya que sólo generará tensión y desconfianza de los trabajadores. Es importante siempre estar disponible para dispersar cualquier duda o problema que tenga su equipo de trabajo y poder seguir adelante.
  • No apoyar en la evolución del talento: Otro de los errores más comunes es el de simplemente cumplir con la tarea sin impulsar el talento de los trabajadores para que logren crecer como individuos y crear nuevos talentos que ayuden a la empresa a crecer.
  • Coordinar las actividades en vez de dirigir a la gente: A las personas no les gusta que las traten como alguien sin importancia, al igual que tratarlas como simples objetos que deben cumplir un papel predefinido para hacer funcionar las cosas. Es por eso que se comete muy comúnmente el error de simplemente dirigir a las personas de una manera ya establecida en vez de coordinarlas para que puedan cumplir con sus tareas de manera eficiente y que tengan la libertad de elegir diferentes caminos para llegar a solucionarlos.

Así que, es importante de inmediato tomar medidas al respecto. Si te encuentras en alguna de estas actitudes o situaciones, la armonía sólo se alcanzará cuando se supere este error.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here