Mario Rizo Rivas
Contador Público Certificado y Maestro en
Impuestos. Socio Director
de Salles, Sainz–Grant
Thornton, S.C., oficina de
Guadalajara y Presidente
del Colegio de
Contadores Públicos de
Guadalajara, A.C.
Twitter: @mariorizofiscal

Va una historia sobre empresas familiares. Un patriarca escribió en su testamento que todos los camellos de su propiedad deberían repartirse entre sus hijos de la siguiente manera: el mayor debe recibir la mitad; el segundo, un tercio, y el hijo menor, la novena parte.

Apareció sin embargo, un problema que nadie anticipó: a la muerte del patriarca, el total de camellos era 17, un número primo. En otras palabras, el número 17 no puede dividirse entre dos, ni entre tres ni entre nueve. Los hijos no querían desobedecer la voluntad del padre, así que se quebraban la cabeza tratando de llegar a una solución sin matar a ninguno de los animales. Como era de esperarse, la frustración los rebasó y terminaron peleándose. Sin otra opción, decidieron compartir su dilema con el hombre más sabio de su pueblo. Aquel sabio les regaló un camello. Ahora los hermanos tenían 18 camellos y pudieron hacer la siguiente repartición: 9 para el hermano mayor, 6 para el segundo, 2 para el hijo menor. ¡Eso da un total de 17! El camello sobrante volvió a manos del hombre sabio, como agradecimiento.

Reza un dicho popular que hay dos cosas inevitables en esta vida: la muerte y Hacienda. El testamento de las acciones de una empresa familiar es una manera de protegerse de ambas. Así como el patriarca de los camellos, muchas empresas familiares sufren por la falta de planeación cuando el líder de la organización muere, dejando problemas de diversa índole.

Me gustaría compartir cinco razones por la que vale la pena ponernos a trabajar en nuestro testamento:

¿Se puede modificar? He aprendido de mis clientes y amigos que hay un testamento para cada etapa de la vida. A veces es distinta la situación entre un empresario soltero, con pareja, o con hijos adultos que tienen su propia familia y participan en el negocio. No es necesario preocuparse por las circunstancias de mañana. Es posible modificar el testamento con toda validez.

¿Es justo repartir mis bienes en partes iguales? Suena justo, pero a veces es poco práctico, como en el caso de los camellos. Tome en cuenta que existe la figura del legado, donde es posible asignar a cada uno un legado en partes proporcionales de acuerdo con sus capacidades. Lo más justo no es heredar a todos en partes iguales, sino heredar a cada uno lo que sea más adecuado, garantizando que cada heredero sea capaz de multiplicar lo que reciba.

¿Tengo un inventario de lo que poseo? Me ha tocado atestiguar a los miembros de la familia empresaria agobiarse por no saber cuántos ni cuáles son los bienes que dejó el fundador. Llega a darse el caso, también, de administradores deshonestos que aprovechan esta etapa de transición para ocultar datos en perjuicio de los herederos. Para evitar estos abusos es necesario dejar un inventario de toda la propiedad.

¿Qué pasará con mis deudas después de mi muerte? Las deudas también son parte del patrimonio que se hereda. Si no hay mecanismos de protección contra ellas, la familia empresaria tendrá que enfrentar estas obligaciones, cobrándose sus acreedores con sus bienes. Para que no suceda lo anterior, hay que asegurarse de que, al contratar un crédito, se adquiera también un seguro de vida por el tiempo e importe de la deuda, señalando a su acreedor como beneficiario.

¿Las herencias generan impuestos? Quienes reciben bienes a título de herencia están exentos del pago del ISR, pero la sucesión sí tiene responsabilidades fiscales. Antes de que sean entregados los bienes, es obligatorio seguir pagando impuestos por las utilidades que estos continúen generando.

Ningún asesor puede dar un buen servicio si el empresario familiar no se involucra en las decisiones clave del proceso. Aunque algunos detalles puedan parecer desagradables y la tentación de delegar el asunto sea muy grande, esto hace toda la diferencia para garantizar la sostenibilidad del negocio, así como la estabilidad emocional de la familia.

El autor es experto y escritor de libros sobre empresas familiares y gobierno corporativo.

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here