El próximo 1o de julio se llevará a cabo las «Elecciones 2018», donde elegiremos a nivel federal al Presidente de la República, 128 Senadores y 500 Diputados Federales y en el caso algnas entidades federativas, a su Jefe de Gobierno, Gobernador y Poder Legislativo, así también de Presidentes municipales. Por lo que es necesario señalar las implicaciones que estas elecciones tendrán en materia laboral para las empresas, tomando en cuenta la fracción IX del numeral 74 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) se considera como día de descanso obligatorio los que determinen las leyes federales y locales electorales, en el caso de efectuarse una jornada electoral.

Así, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales dispone que las elecciones ordinarias se celebran el primer domingo de julio del año que corresponda; por lo que tal día es considerado como no laborable en todo el país, en concordancia con la fracción IX de la LFT.

En esta ocasión el 1o de julio será inhábil, por lo tanto, conforme a los numerales 75 y 132, fracción IX de la LFT, así que aquellos patrones que requieran los servicios de sus trabajadores deberán: pagarles su salario doble, adicional al ordinario, prima dominical y concederles tiempo necesario para que emitan su voto, o bien en su caso, cumplan con sus funciones electorales de ser elegido como funcionario de casilla.

Los patrones que impidan a sus trabajadores ir a votar, podrían recibir una sanción de 50 a mil 500 salarios mínimos, según el artículo 994 de la LFT.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here