Mario Rizo Rivas
Contador Público Certificado y Maestro en Impuestos. Socio Director de Salles, Sainz–Grant Thornton, S.C., oficina de Guadalajara y Presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, A.C. Twitter: @mariorizofiscal

Una de las cosas que puede hacernos perder el autocontrol y que más problemas nos trae, es querer controlar a los demás, querer que otras personas piensen, actúen y sean como nosotros queremos que lo hagan, que casi siempre es a nuestra forma de pensar y de actuar. Como, obviamente, casi nunca lo logramos, esto tiende a generarnos tanto enojo, que puede provocar que perdamos el dominio sobre nosotros mismos.

Es importante tener autocontrol, porque adquirirlo significa lograr aquello que deseamos y combatir y eliminar una gran parte de lo que nos hace sufrir, ya sean elementos internos o externos.

El autocontrol es una de las principales cualidades que tiene una persona para lograr resultados y generar confianza en los demás, por eso es muy importante el iniciar con el conocimiento de nosotros mismos, para enseñar con la práctica de controlarte, dominarte y conquístate a ti mismo. Triunfador no es aquel que vence a los demás, sino el que se conquista y controla así mismo, logrando detener sus malos hábitos y superando sus limitaciones y malas formas.

“Persevera en tu empeño y hallarás lo que buscas, prosigue tu fin sin desviarte y alcanzarás tu empeño, combate con energía y vencerás.”

Conseguir triunfar sobre uno mismo, muchas veces resulta tan difícil, que a la persona que lo consigue podríamos colocarla entre los héroes. Seguramente la persona que lo consigue, no presume de ello con arrogancia, sino que lejos de eso, probablemente la paz que trasmita será inspiración para muchas otras personas.

Aprende a controlarte y no te desanimes jamás por no lograrlo muchas veces, recuerda que somos seres humanos y lamentablemente el conflicto está asociado a nuestra mente.

Si hoy no lo has conseguido, tranquilo, mañana tienes otra oportunidad. Si realmente te lo propones con toda tu energía y alma, algún día lo conseguirás.

“El más poderoso es aquel que tiene poder sobre sí mismo.” Séneca

Para vencer las tentaciones que nos dañan, crear oportunidades y desarrollar el carácter, es necesario conocer el significado del dominio sobre sí mismo y practicarlo, es decir saber y tener autocontrol de nuestras emociones y reacciones a los hechos y circunstancias que nos presenta la vida día con día.

Si teniendo inclinación por la pereza, nos dedicamos a trabajar, o si gustando de las bebidas que trastornan la cabeza nos abstenemos aún de probarlas, lo que hacemos es bueno ciertamente; pero esto no significa un dominio completo sobre sí. Aparte del vicio de la pereza existe otro, que es el vicio del trabajo. Trabajar día y noche, con menoscabo de nuestra salud y teniendo que descuidar a nuestra familia, significa la destrucción del templo de nuestra alma y también del hogar, base de nuestra felicidad aquí abajo.

Este vicio nace muchas veces del deseo inmoderado de riquezas u honores y debiéramos considerar que poco valen ambos en comparación con lo que estamos sacrificando por obtenerlos. El trabajo resulta en este caso una disipación, y debemos moderarnos.

También debemos ejercitar el dominio sobre nosotros mismos para tener paciencia y aprender a esperar. La impaciencia revela debilidad de carácter y no es de manera alguna atributo de la naturaleza. Admiremos la paciencia de los astros dentro de sus órbitas y la de los frutos de la tierra en sus múltiples transformaciones y aprendamos algo de ellos.

“La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo.” Michel de Montaigne

La persona que es capaz de controlarse a sí mismo tiene todo a su favor para lograr cualquier objetivo, practica el autocontrol a diario, se paciente y cuando menos lo esperes, serás otra persona. Ten siempre en mente que “La falta de paciencia y autocontrol, sólo te creará problemas.” Trabaja en tu persona y en el control de tus emociones para que cuando se tengan que tomar decisiones prevalezca la razón sobre la emoción.

Todas las sensaciones llegan precedidas por un pensamiento y sin la función del cerebro no se pueden experimentar sensaciones.

Una vez que tengas más claridad, trabaja para aumentar tu autocontrol, ya que si lo tenemos, podemos lograr nuestras metas, mejorar nuestras relaciones con los demás, evitar enfrentarnos a periodos de desgaste emocional y vivir una vida mucho más satisfactoria.

Quien se controla a sí mismo, no tendrá dificultad alguna para liderear y crecer con eficacia en su persona, empresa, familia y sociedad.

“La impaciencia revela debilidad de carácter y es un impedimento para lograr las metas y objetivos que nos llevan al éxito.”

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here