Daniel Alejandro Magaña Urbina
Licenciado en contaduría y maestro fiscal,
doctorante en ciencias en negocios
internacionales, Universidad Michoacana
de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH)
Instituto de Investigaciones Económicas y
Empresariales Doctorante en Ciencias en
Negocios Internacionales
Twitter: @DanMTax

Mucho se ha hablado sobre los diversos cambios de la hacienda pública en todo el mundo. Las medidas para incrementar la recaudación y para la mejora de la transparencia como políticas a nivel mundial, se han ido adoptando en varios países de manera gradual.

Lo anterior, no es una obra de la casualidad, ya que, esto guarda relación con otras variables y, además, tiene sus orígenes en el panorama actual, el cual orilla a las empresas a adentrarse en el entorno competitivo vigente, lo cual se hace presente gracias al capitalismo y a sus efectos en la distribución de la riqueza.

En sí, no es que el modo de producción capitalista sea algo de color “negro”, sino que tiene sus ambivalencias o incluso múltiples facetas que se hacen manifiestas a través de la distribución en partes desiguales de la riqueza para los diversos actores económicos y para la población a nivel global.

Es por ello que, el panorama se torna un tanto intempestivo, lo cual hace contraste con las limitaciones propias que puede llegar a tener el ser humano y esto es, incluso, cuando actualmente la población goza de unos grandes avances tecnológicos que si bien han servido para mejorar la fiscalización y para incrementar tanto la capacidad como la eficiencia en la producción, no han logrado resolver ciertos problemas actuales de la sociedad, los cuales son: disminuir las asimetrías económicas, sociales y por ende, legales en el mundo.

El Entorno Asimétrico en el Mundo
La realidad actual en el mundo, resulta ser una proyección de una imagen con diversas disparidades tanto en el ámbito social, como en el económico y el legal, ya que, estas situaciones resultan ser distintas en cada país.

Esta realidad se ha representado a través de diversos estudios realizados por organizaciones mundiales, los cuales han sido proyectados como índices, ya sean sobre felicidad, desigualdad, competitividad, cumplimiento normativo, paz, complejidad en la legislación corporativa, inversión extranjera directa, producción, crimen, etcétera.

Esto quiere decir que, a través de los estudios realizados periódicamente por estos investigadores doctos en la elaboración de índices, podemos conocer un poco más sobre la realidad que se presenta en el mundo. Esto es, sin menoscabo de la información que se puede obtener a través de diversas fuentes, como son: las noticias; las ponencias; las conferencias; las publicaciones en libros, periódicos y revistas; y de igual manera, en el aula.

Sin embargo, cuando se habla de negocios, el tema resulta ser tan complejo como apostar en las carreras de caballos, ya que, en realidad, tal vez tienes menos de la probabilidad dividida entre el número de competidores para poder tener una certeza sobre cuál será el ganador.

Lo anterior se pudo observar previamente cuando grandes empresas de autos, algunas con una posición envidiable en el mercado (sobre todo en la década de los 90´s) y con un favoritismo que se hizo patente entre el gran público consumidor de vehículos automotores, se dirigieron cuesta abajo hacia un precipicio cuyo fondo sin regreso se le atribuyó principalmente a la gran crisis de los Estados Unidos en el año 2008, misma que tuvo efectos colaterales en diversos países, incluyendo México.

Entonces, esto se percibe como un entorno de incertidumbre, donde las empresas tienen qué adecuarse a las contingencias que se presentan en el entorno económico y social en el que se encuentran, lo cual se realiza a través de la acumulación de capitales, de las inversiones, de la innovación, de la expansión y de la mejora continua para poder enfrentar los diversos retos que se generan en el mundo.

Sin embargo, esta situación genera comportamientos que pueden conllevar al oportunismo, lo cual, se puede presentar tanto en el caso de particulares, como en los negocios, ya sean pequeños o grandes empresas, según algunos estudiosos del área de la administración estratégica.

Oliver E. Williamson (ganador del Premio Nobel), en 1981, escribió el artículo llamado “The Economics of Organization: The Transaction Cost Approach”, en el cual menciona que los agentes humanos están sujetos a una racionalidad limitada y algunos agentes están dados a un comportamiento oportunista, razón por la cual, toda transacción debe ser regulada a través de contratos.

Lo anterior, se puede hacer manifiesto a través del entorno en el cual nos encontramos actualmente, en el cual, prevalece la existencia de una gran cantidad de leyes y demás normatividad para regular las relaciones humanas. Es decir, en un mundo perfecto, donde el ser humano se regulase orientado hacia el bien común, como así se ha manifestado en los diversos estudios sobre el derecho y en obras como las de Ferdinand la Salle, Jean Jacques Rousseau y Hans Kelsen, entre otros, no sería necesaria la existencia de ninguna norma que regulara las relaciones entre los seres humanos.

De igual manera, Williamson menciona que, en el caso de un proveedor, un comprador puede verse obligado a pagar un precio más alto y esto se hace aún más presente si hay un solo vendedor.

Sin embargo, al ser este un entorno global, donde se hace presente un entorno competitivo, existe una lucha por adquirir una posición que (en el pensamiento utópico de una organización), se encuentra encausada por acciones tendientes hacia el monopolio de los mercados.

Sin ser óbice de lo anterior, el oportunismo, si bien puede ser concebido como un comportamiento por medio del cual las empresas realizan un aprovechamiento de las debilidades de la contraparte y las asimetrías en la información para obtener una ventaja competitiva, también puede ser como aquel que por necesidad tienen que adoptar los diversos actores de la producción y del comercio de bienes y servicios para poder enfrentar al entorno incierto que origina un panorama desigual.

Entonces, es cuando se comienzan a realizar las acciones tendientes al decremento de los precios para competir con las diversas contrapartes en los mercados y así adquirir una posición orientada hacia la atracción de los consumidores. De igual manera, esto se podría hacer manifiesto en materia tributaria, por medio del aprovechamiento de los resquicios o lagunas fiscales que se originan en las leyes que son objeto de la materia.

Es por ello que, a través de los años, los sistemas tributarios han evolucionado, de tal manera que, en México se tiene el ejemplo de que se han establecido ciertas medidas para regular el comportamiento de las transacciones, así como la forma en que el contribuyente tributa en las diversas jurisdicciones tanto a nivel nacional como internacional, tal es el caso de aquellas, como son:

  1. Las declaraciones informativas que se han venido implementando desde el año 2014.
  2. Las leyes que resultaron ser medidas de control (como lo fueron las leyes del IDE y del IETU).
  3. Los acuerdos multilaterales de intercambio de información entre las jurisdicciones participantes.
  4. Las medidas de cumplimiento en materia de Precios de Transferencia.
  5. Los tratados internacionales de doble tributación e intercambio de información entre países.
  6. Los tratados comerciales y los diversos aranceles que establecen los países.

Todo lo anterior, aunado a toda aquella forma de cumplimiento que mejore la transparencia y garantice que el establecimiento tanto de los precios como del tributo se realice atendiendo a la proporcionalidad correspondiente a la jurisdicción pertinente.

Sin embargo, es motivo de insistencia el hecho de que se tienen grandes retos para la mejora de la legislación en las diversas materias de cumplimiento para los negocios, ya que, el panorama sigue siendo asimétrico.

La Complejidad en la Legislación Corporativa
Uno de los problemas más frecuentes que enfrentan las empresas se ubica en el ámbito corporativo – legal.

Tanto la constitución de la empresa, como su desarrollo y cumplimiento periódico y contingente de la normatividad resulta ser un reto que presenta bastantes complicaciones, ya que, no es posible tener un profesionista “todólogo” para enfrentar el entorno vicisitudinario del acatamiento del marco legal y mucho menos cuando las empresas se sitúan en dos o más jurisdicciones, misma situación que implica la generación de una estructura que sea la adecuada para que las operaciones se realicen cumpliendo con los lineamientos que se establecen en el entorno económico nacional e internacional.

Al respecto, existen diversos estudios que miden la complejidad tanto en la legislación corporativa como en el cumplimiento en materia tributaria en diversos países. Tal es el caso de las investigaciones realizadas por TMF Group en el año 2015, quienes anualmente realizan su Global Benchmark Complexity Index.

Sobre el Global Benchmark Complexity Index, cabe mencionar que, TMF Group realiza un estudio sobre 95 países, mismos que organiza por medio de un ranking. Dicho estudio se centra en las jurisdicciones con la mayor complejidad en el entorno legal-corporativo, por lo que, para los efectos conducentes, se toman como muestra los primeros 20 países de dicho ranking, los cuales son los siguientes:

LUGAR PAÍS LUGAR PAÍS
1 ARGENTINA 11 NICARAGUA
2 INDONESIA 12 JAPÓN
3 COLOMBIA 13 HUNGRÍA
4 EMIRATOS ÁRABES 14 COREA DEL SUR
5 CHINA 15 MALASIA
6 MÉXICO 16 PERÚ
7 BOLIVIA 17 POLONIA
8 LÍBANO 18 VENEZUELA
9 TAILANDIA 19 SUIZA
10 BRASIL 20 MACEDONIA

*Fuente: elaboración propia con base en los datos obtenidos de (TMF Group, 2016).

Por ello, también existe un entorno en el cual, se exige que los encargados del cumplimiento de la normatividad en el Derecho Corporativo, tiendan cada vez más a profesionalizarse en un área específica, así terminando gradualmente con el paradigma del profesional que se dedica a realizar la multiplicidad de las tareas asignadas en diversas áreas del conocimiento.

La Inversión Extranjera en el Mundo
Aunado a lo anterior, se tienen cantidades en dólares de captación de capitales extranjeros distintos alrededor del mundo, las cuales se pueden constatar directamente en la página de la CIA. Para efectos de dar a conocer los datos, de un total de 132 países, se consideran solamente los primeros 20 siendo estos los siguientes:

RANGO PAÍS STOCK DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
1 UNIÓN EUROPEA $5,148,000,000,000
2 PAÍSES BAJOS $4,888,000,000,000
3 ESTADOS UNIDOS $4,084,000,000,000
4 REINO UNIDO $2,027,000,000,000
5 HONG KONG $1,901,000,000,000
6 CHINA $1,514,000,000,000
7 IRLANDA $1,477,000,000,000
8 ALEMANIA $1,455,000,000,000
9 SUIZA $1,230,000,000,000
10 SINGAPUR $1,158,000,000,000
11 BÉLGICA $1,093,000,000,000
12 CANADÁ $1,045,000,000,000
13 FRANCIA $842,500,000,000
14 BRASIL $828,700,000,000
15 ESPAÑA $772,100,000,000
16 AUSTRALIA $647,700,000,000
17 MEXICO $499,400,000,000
18 ITALIA $495,200,000,000
19 RUSIA $479,700,000,000
20 SUECIA $405,100,000,000

*Fuente: elaboración propia con base en los datos obtenidos de (CIA, 2018).

Entonces, ante una situación económica diversa, es obvio que nos vamos a encontrar con legislaciones distintas e incluso, divergentes entre los distintos países, así como situaciones sociales y políticas contrastantes, lo cual incentiva a las empresas a adentrarse en el entorno competitivo que ya antes se menciona.

Si bien, este entorno encuentra sus cimientos sobre una distribución dispar de los capitales, lo cierto es que, el mismo fomenta a la producción y, asimismo, al consumo. De igual manera, resulta ser muy positivo encontrar a México dentro de los 20 lugares del ranking anterior.

Comentario Final
Dado lo anterior, en conjunto con todos los demás datos, resulta menester considerar el hecho de que, alrededor de todo el mundo, existen asimetrías en las tasas de impuestos, donde se pueden destacar tanto el Consumption Tax o impuesto al consumo, que en este caso es el Value Added Tax o IVA y de igual manera, el Income Tax (en su forma corporate o individual), donde este último, sería el ISR en México. Es decir, tanto en el caso de los impuestos directos como en el de los indirectos, existen asimetrías que incentivan a la competencia entre los diversos actores económicos que participan en este panorama donde existe el intercambio de bienes y servicios a nivel mundial.

Ante este escenario, han de considerarse un conjunto de cuestiones que conllevan a esta situación, y esto es que, si los entornos económicos y sociales de los países son divergentes, entonces, los marcos legislativos en el mundo también lo serán, por lo cual, se ha buscado la implementación de políticas que contribuyan a una disminución de estas asimetrías en el mundo a través de los tratados internacionales.

Es por todo lo anterior que, los actores económicos se ven obligados a entrar a esta competencia en los mercados, siendo obligados a acatarse a las “reglas del juego” que se forman alrededor de todo el mundo.

Para consultar:
CIA. (2018). https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/rankorder/2198rank.html. Página web consultada el 15 de febrero de 2018.

Faridy, N., et al. (2014). Complexity, Compliance Costs and Non-Compliance with VAT by Small and Medium Enterprises (SMEs) in Bangladesh: Is there a Relationship?. Australian Tax Forum, Griffith University, 1-48.

TMF GROUP. (2016). Global Benchmark Complexity Index 2015. Estados Unidos: TMF Group.

Williamson, O. (1981). The Economics of Organization: The Transaction Cost Approach. American Journal of Sociology. Volumen 87, No. 3. (Pp. 548-577).

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here