La obligación patronal de participar a los trabajadores en las utilidades de las empresas (PTU), según el artículo 123, apartado A), fracción IX de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), es un derecho irrenunciable y se determina con base en la renta gravable de su empleador de acuerdo a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

Por otro lado, el artículo 122 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) dispone que el reparto debe realizarse dentro de los 60 días siguientes a la fecha en que deba pagarse el ISR anual.

La PTU es disminuible en pagos provisionales en el ejercicio que se pagó. Este beneficio consiste en restar de la utilidad fiscal mensual estimada determinada, en partes iguales, de acuerdo a los meses restantes, esto es, de mayo a diciembre del ejercicio fiscal. La misma disminución se realizará en los provisionales del ejercicio de manera acumulativa.

Es importante tener en cuenta que existe un tratamiento diferenciado según el régimen fiscal en que se tribute, las personas morales (PM) del título II, de acuerdo con el artículo 14, fracción II, inciso a) de la LISR, podrán disminuir la PTU pagada en el ejercicio por partes iguales, en los meses de mayo a diciembre del ejercicio de que se trate; mientras que, aquellas que determinen su cálculo conforme al flujo de efectivo, según los numerales 72, fracción I; 73, penúltimo párrafo; 74, sexto párrafo, fracción I; 106 y 206 de la LISR, podrán considerar la totalidad de la PTU pagada desde el pago provisional en que ello suceda en el ejercicio.

Pero ¿qué sucede cuándo el pago de la PTU se realiza en meses posteriores en una PM del título II? Es decir, dejando un periodo menor a los ocho meses ordinarios, en nuestro criterio, al tratarse de una derecho del contribuyente, se podrá aplicar en el resultado de la división de la PTU pagada entre los meses restantes del periodo fiscal, pues de debe agotar en el propio ejercicio que se erogó; aunque no desconocemos una postura conservadora que considera que, por no realizarse en apego a la ley el pago referido, no se estaría en la posibilidad de cumplir con lo dictado por el artículo 14 de la LISR, respecto al resultado de la división, por lo que, sólo se tomará a octavas partes aplicable una en cada meses restante cómo máximo.

Ahora, la realidad, con la renovada herramienta del Servicio de Administración Tributaria (SAT) tratándose de los pagos provisionales, se ha incorporado y prellenado los datos de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) de nóminas de los pagos por PTU, en la determinación de dichos provisionales, pero solo considerando los pagos efectuados en mayo, hasta este punto es correcto, pero aquellos efectuados fuera de éste mes, por un error naturalmente, por ejemplo, lo que está sucediendo con algunos patrones que pagaron antes del vencimiento, en el mes de abril, no se los está considerando en el cálculo de mayo. Lo anterior, pese de encontrarse cumpliendo en los lapsos legales respectivos.

Obviamente no se consideró la situación de que algunos patrones pagan antes de mayo la PTU correspondiente, bien sea por anticipar su cumplimento, o por algo que, por derecho tienen, presentar su declaración anual de ISR antes del mes de marzo; por ejemplo, en febrero, ante esta situación, tomando los sesenta días de periodo para pagarla lo hacen dentro del mes de abril, y esta es una razón por la cual la precarga no les permite disminuirlos en la determinación de los pagos provisionales a partir de mayo. Esto es un gran error que muchos contribuyente tiene en aclaración, y en lo particular recomendamos sea presentado el caso también ante la Propia Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) para que participe en su corrección.

Print Friendly, PDF & Email