Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara; Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización
para Ejecutivos; Diplomado en Estudios Avanzados en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana, Instituto de Especialización para
Ejecutivos y del Centro de Estudios del Derecho de la Empresa «CEDE»
Twitter: @RCEmx

La importancia del domicilio fiscal de la relación entre el particular y el fisco es determinante, de inicio es donde la autoridad, determinados actos, deberá notificarlos de manera personal de conformidad con la fracción I del artículo 134 del Código Fiscal de la Federación (CFF), para culmplir con el pricnipio de legalidad contenido en el artículo 16 de la Constitución Política delos Estados Unidos Mexicanos. Ahora, con la existencia y el próximo fortalecimiento del Buzón Tributario la mayoría de actos de contenido fiscal podrán notificarse por esta vía. 

Sin embargo, al no cumplir con el el uso y fortalecimiento del Buzón Tributario, la autoridad puede utilizar el medio de comunicación contenido en la fracción III del artículo 134 del CFF, refiriéndose a la notificación por Estrados, lo que significa que se pondrá el acto a notificar en lugares visibles de las oficinas de la autoridades administrativas, y en el portal electrónico del Servicio de Administración Tributaria. La que se  lleva a cabo entre otros casos, cuando el contribuyente:

  • No estar localizable en el domicilio manifestado para efectos del Registro Federal de Contribuyentes (RFC);
  • Se ignore su domicilio o el de su representante legal;
  • Se cambie de domicilio sin presentar el aviso respectivo;
  • Se oponga a la diligencia de notificación, o
  • Desocupe o desaparezca del lugar en donde tiene su domicilio fiscal, sin presentar el aviso de cambio de domicilio al RFC

La mayoría de supuestos con precisos, y sobre todo, se encuentra en el contribuyente en la posibilidad de evitar actualizar alguno; pero, respecto al calificativo de “no localizado”, no siempre está en sus posibilidad, al contrario, quien lo determinará será la propia autoridad mediante una verificación de domicilio, por lo que debe ser consciente en señalar lo debido, es decir, si no se encontraba al momento de llevar a cabo la diligencia, pero se tiene certeza de que sigue allí, entonces es de carácter “no localizado”. Por otro lado, si se determina que se ubica con el carácter de “no localizable”, no encontramos ante una situación dónde existen elementos para determinar que no puede ser encontrado en ningún momento en su domicilio señalado y, además,  se desconoce dónde hacerlo. Ésta última causal es la única que habilita que la notificación pueda practicarse por estrados en términos del artículo 134, fracción III del CFF.

Lo anterior puede confirmarse en la siguiente tesis: 

VIII-P-2aS-378

DIFERENCIA ENTRE UN CONTRIBUYENTE NO LOCALIZADO Y NO LOCALIZABLE.- NOTIFICACIÓN DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS POR ESTRADOS. La notificación es un medio de comunicación procesal que debe llevarse a cabo mediante las formalidades legales preestablecidas ya que por su conducto se da a conocer un acto de autoridad; es por ello que el artículo 134, fracción III del Código Fiscal de la Federación establece que la notificación por estrados deberá efectuarse cuando la persona a quien deba notificarse no sea “localizable” en el domicilio que tenga indicado en el Registro Federal de Contribuyentes, lo cual debe entenderse en el sentido de que puede practicarse la notificación por estrados cuando existan elementos o se desconoce su paradero; connotación distinta a la voz “no localizado”, cuyo contenido significa que no se encontraba o no se localizó a la persona que se va a notificar, pero se sabe con certeza que siguiendo su domicilio.

VIII-P-2aS-171

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 20605/15-17-09-9/ 1432/17-S2-09-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 17 de agosto de 2017, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Alfredo Salgado Loyo.- Secretaria. Lic. Ofelia Adriana Díaz de la Cueva. 

(Tesis aprobada en sesión de 7 de septiembre del 2017) R.T.F.J.A. Octava Época. Año II. No. 15. Octubre 2017. p. 266 

VIII-P-2aS-312 

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 12898/14-17-12-4/987/15-S2-09-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 12 de junio de 2018, por unanimidad de 4 votos a favor.- Magistrado Ponente: Alfredo Salgado Loyo.- Secretaria: Lic. Ofelia Adriana Díaz de la Cueva. 

(Tesis aprobada en sesión de 12 de junio de 2018) R.T.F.J.A. Octava Época. Año III. No. 25. Agosto 2018. p. 196

REITERACIÓN QUE SE PUBLICA: 

VIII-P-2aS-378 

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 14/4689-13-01-01- 01-OT/465/16-S2-10-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 25 de septiembre de 2018, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Carlos Mena Adame.- Secretaria: Lic. Rosalía Álvarez Salazar. 

(Tesis aprobada en sesión de 25 de septiembre de 2018)

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario: