Adrián Alfonso Paredes Santana
Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara;
Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C.; Diplomado en Estudios Avanzados y Doctorando en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana y del Instituto de Especialización para Ejecutivos, S.C. Twitter: @RCEmx

Al entrar en el momento de las declaraciones anuales de personas físicas del Impuesto Sobre la Renta (ISR), como cada año, debemos considerar cuales son las deducciones personales. Pero antes, cabe recordar que, con la nueva Ley del ISR de 2014, se limitó la cantidad y variedad de productos o servicios que pueden deducirse por este concepto, lo que provoca problemas para los contribuyentes. El monto total por ésta deducción (excepto gastos médicos por incapacidad y discapacidad, donativos y estímulos fiscales) no puede exceder de cinco (5) Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales, aproximadamente $14,097 pesos, o el 15% del total de tus ingresos, incluidos los exentos; lo que resulte menor.​ Ahora, lo que siempre ha existido, hoy con más requisitos para su procedieran, tales como obtener un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) y que las mismas se efectúen con cheque nominativo, transferencias electrónicas de fondos, o mediante tarjetas de crédito, de débito, o de servicios, esto por si fuera poco la limitante, debemos ser cuidadosas en cumplir con lo anterior. Las personas físicas residentes en el país, una vez determinada todas las bases para el ISR, a la suma de todas ellas se le podrán restar las siguientes deducciones personales contenidas de las fracciones I a la VIII, del artículo 151 de la Ley, está opción de deducir por aquellos gastos que realices, sea por el pago de una gastos médicos u hospitalarios y hasta tus lentes oftálmicos, siendo los siguientes:

  • Gastos médicos: Pagos por honorarios médicos y dentales, así como hospitalarios, tanto para él y su cónyuge, ascendientes o descendientes en línea recta, siempre que dichas personas no perciban durante el año de calendario ingresos en cantidad igual o superior a la que resulte de calcular la UMA elevada al año. Además, el artículo 240 del Reglamento de la Ley establece que solo podrán deducirse cuando en el recibo correspondiente se haga constar que quien presta el servicio cuenta con título profesional de médico o de cirujano dentista.
  • Gastos funerarios: En la parte en que no excedan de la UMA elevada al año. Debemos considerar al respecto el artículo 241 del Reglamento de la Ley, el que establece que en los casos de erogaciones para cubrir funerales a futuro, para efectos de su deducibilidad, se considerarán como gastos de funerales hasta el año de calendario en que se utilicen, e igualmente, si el contribuyente recupera parte de dichas cantidades, únicamente deducirá la diferencia no recuperada.
  • Donativos: Cuando sean no onerosos ni remunerativos, hasta por el 7% de los ingresos acumulables del contribuyente en el ejercicio inmediato anterior, antes de aplicar las deducciones personales. En caso de donativos a favor de la Federación u organismos descentralizados, no podrán exceder el 4% de los ingresos antes referidos. Además, se deberá verificar que la persona que recibe el donativo está autorizada para tal efecto de conformidad con el listado que el SAT da a conocer en su página electrónica de Internet.
  • Créditos hipotecarios: Intereses reales de crédito hipotecarios efectivamente pagados en el ejercicio, con los integrantes del sistema financiero, siempre que el monto del crédito otorgado no exceda de 750 mil unidades de inversión. Por su parte el artículo 224 del Reglamento de la ley establece que también comprende a los intereses moratorios, así como aquellos que sean pagados utilizando el monto de los retiros de las aportaciones y sus rendimientos, provenientes de la subcuenta de vivienda de la cuenta individual prevista en la Ley del Seguro Social, de la subcuenta del Fondo de la Vivienda de la Cuenta Individual del Sistema de Ahorro para el Retiro prevista en la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como del Fondo de la Vivienda para los miembros en activo del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, previsto en la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas. Por otro lado, el artículo 225 del Reglamento aclara que también se consideran para estos efectos los créditos hipotecarios que cumplan con los siguientes requisitos:
    • Que como garantía fiduciaria del crédito del que derivan los intereses se haya dejado una casa habitación.
    • Que el único objeto del fideicomiso sea dejar dicho inmueble en garantía del préstamo.
    • Que el fideicomitente sea el contribuyente que deducirá los intereses en los
    • términos del citado precepto. Que los fideicomisarios sean el mismo contribuyente y cualquier integrante del sistema financiero.

Además, considera sólo a aquéllos destinados únicamente a la construcción o la remodelación de casa habitación o al pago de los pasivos que se destinen exclusivamente a la adquisición, construcción o remodelación de casa habitación.

  • Aportaciones de retiro: Aportaciones complementarias de retiro realizadas directamente en la subcuenta de aportaciones complementarias de retiro, en los términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro o a las cuentas de planes personales de retiro. Adicionalmente también pueden deducirse las aportaciones voluntarias, siempre que siempre que dichas aportaciones sean utilizadas hasta que el titular llegue a los 65 años, y su retiro se considerará ingreso acumulable y se le dará el tratamiento de las demás ingresos conforme a lo previsto en el artículo 142, fracción XVIII de la ley. Tiene contemplado un límite de hasta el 15% de los ingresos acumulables del contribuyente en el ejercicio, sin que dichas aportaciones excedan del equivalente a cinco UMA elevadas al año.
  • Primas por seguros de gastos médicos: De gastos médicos, complementarios o independientes, siempre que el beneficiario sea el propio contribuyente, su cónyuge o la persona con quien vive en concubinato, o sus ascendientes o descendientes, en línea recta y de conformidad con el artículo 242-A del Reglamento de la LISR, siempre que se trate de seguros cuya parte preventiva cubra únicamente los pagos y gastos médicos y hospitalarios a que se refiere la fracción I.
  • Transporte escolar: Gastos destinados a la transportación escolar de los descendientes en línea recta, pueden ser nietos o adoptados, siempre y cuando ésta erogación sea obligatoria en los términos de las disposiciones legales del área donde la escuela se encuentre ubicada o cuando para todos los alumnos se incluya en la colegiatura.

Adicional a las deducciones personales contenidas en el artículo 151 de la LISR mencionado, en el Diario Oficial de la Federación del 26 de diciembre de 2013 se publicó un decreto presidencial que compila diversos beneficios fiscales y en sus artículos 1.8 a 1.10 se regula lo referente a disminuir de la base sobre la cual las personas físicas calculan su impuesto anual el monto de los pagos por servicios de enseñanza correspondientes a los tipos de educación básico y medio superior efectuados por el contribuyente para sí, para su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato y para sus ascendientes o sus descendientes en línea recta, se incluyen nietos o hijos adoptados, siempre y cuando estos no hubieren percibido durante el año de calendario ingreso en cantidad igual o superior a la que resulte de calcular la UMA elevada al año,  con los siguientes topes anuales:

  • Preescolar: $14,200
  • Primaria: $12,900
  • Secundaria: $19,900
  • Profesional técnico: $17,100
  • Bachillerato o su equivalente: $24,500

Es importante recordar que si en un mismo ejercicio fiscal, se efectúan pagos por servicios de enseñanza correspondientes a dos niveles educativos distintos de los señalados, el límite anual será el que corresponda al monto mayor de los dos.

Cuentas personales para el ahorro y primas de seguros para el retiro. El importe de los estímulos fiscales por depósitos en las cuentas personales especiales para el ahorro, pagos de primas de contratos de seguro que tengan como base planes de pensiones relacionados con la edad, jubilación o retiro, así como la adquisición de acciones de sociedades de inversión. El monto que puedes deducir por estos conceptos no debe exceder de 152,000 pesos. Las cantidades mencionadas así como cualquier otra que derive de las mismas, en su momento de rescate deberán ser considerar como ingresos acumulables en la declaración anual en que sean recibidas o retiradas de su cuenta personal especial para el ahorro, del contrato de seguro de que se trate o de la sociedad de inversión de la que se hayan adquirido las acciones. Si en los contratos celebrados, además se asegura la vida del contratante, no se podrá incluir como deducción la parte de la prima del componente de vida. La institución de seguros deberá desglosar en el contrato de seguro respectivo la parte de la prima que cubre el seguro de vida.

Es importante que las personas físicas conozcan las deducciones personales a que tiene derecho a disminuir de sus ingresos acumulables, por lo que en caso de tomarlas en cuenta tienen que verificar que cumplen con todos los requisitos para evitar cualquier equivocación. Aun cuando se ha establecido por el Poder Judicial de la Federación como constitucional la limitante prevista al máximo de su monto, quien escribe lo considera contrario, pues alguien que efectúa algunas de estas erogaciones las realiza por la falta de capacidad del Estado Mexicano de prestar el servicio, y en segundo, se está afectado el derecho a humano a la propiedad eliminar un 85% de su procedencia sin justificación fiscal alguna más que recaudatoria. Debe quedar claro, las deducciones personales no son «un regalo», son consideradas como parte de un sistema fiscal, tiene el fin parafiscal de suplir la ineficiencia del Estado en prestar los referidos servicios, o bien, de brindarlos en pleno respeto de los derechos humanos. En otras palabras, son una «deducción no estructural» no tiene incidencia en la obtención de las ganancias, pero tiene a parte de lo anterior, el fin de generar un sistema fiscal justo y competitivo.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here