Ernesto Figueroa Rodríguez
Licenciado en Contaduría Pública titulado con mención honorífica por la Universidad de Zamora, curso de Precios de Transferencia por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos y encargado de la práctica de Precios de Transferencia en Centroamérica a través de la Red Internacional “Alliance Consulting Firms”.

Hoy en día, el tema de los intangibles ha tomado un enorme peso en las empresas ya que al saber explotar sus intangibles las empresas pueden dimensionar su activos y posicionamiento en el mercado.

Pero ¿qué es un activo intangible? ¿Cómo podemos identificarlos?, ¿Cómo podemos saber su valor? ¿será importante su registro en mi contabilidad? ¿cómo saber si vale la pena llevarlo a cabo? Así podemos tener un sin fin de preguntas, pero para todas siempre será: “Siempre es importante, además de correcto darle un registro con valor real a mis bienes, como lo son los intangibles”

Las Normas de información Financiera (NIF) en la C-8 define a estos activos como aquellos que son identificables, sin una sustancia física, que a su vez generan beneficios económicos futuros y que pueden ser controlados por la empresa, de tal manera que cuando se encuentren ante un activo con estas características se podría decir que están frente a un activo intangible, a continuación, se muestra de manera enunciativa más no limitativa una relación de activos intangibles mediante una tabla dividida de acuerdo a su aportación de valor en un producto o en una negociación:

Relativos a Productos Relativos a Procedimientos Relativos a Mercadotécnica Híbridos
Patentes

Inventos

Softwares

Composiciones literarias, musicales, o artísticas/ películas

Datos técnicos/ documentación

Patrones

Metodologías

Derechos de autor

Recursos naturales

Bases de datos

Permisos

Licencias y permisos

Secretos de venta

Diseño/ Modelos

Fórmulas/ recetas

Softwares

Métodos

Know-how

Procedimientos

Sistemas

competencias específicas

Instrumentos financieros

Fuerzas de trabajo integradas

Cadenas de provisión inteligentes

Relaciones con proveedores

Manuales de procedimiento

Datos técnicos/ documentación

Manuales de entrenamiento

Habilidades gerenciales.    

Logotipos

Marcas comerciales

Nombres comerciales

Marcas

Campañas

Encuestas

Listas de clientes

Cuotas de importación

Relaciones con clientes

Redes de distribución contratos

Espacios minoristas

Listas de suscripciones

Publicaciones/Liderazgo

Reputación.          

Franquicias

Permisos/ derechos/ licencias(aire, agua, terrenos, excavaciones, emisiones, broadcastings)

Nombres de dominio

Locaciones únicas

 

Como se mostró anteriormente hay una gran variedad de activos intangibles que en su momento se pueden estar generando en las empresas y que por el desconocimiento de los mismos no se están siendo aprovechados e incluso pudieran ser susceptibles de ser robados, por tal razón es recomendable que revise con los especialistas sus procesos de operación para saber si en su momento se están generando activos intangibles.

También las NIF mencionan que los activos intangibles se pueden originar por dos situaciones Adquiridos y Generados Internamente, en los primeros, se debe explicar claramente que están frente a un activo intangible e identificar el punto en el tiempo en el cuál generará probables beneficios económicos y determinar todos los costos que se incurrieron en la adquisición del activo intangible, mientras que en los segundos, intervienen dos fases:

         1. FASE DE INVESTIGACIÓN

 

En esta fase Los costos de investigación deben reconocerse como un GASTO en el periodo que son devengados. Esto se debe a que la naturaleza de la investigación es tal que no hay certeza suficiente de que se obtendrán beneficios económicos futuros. Los costos de investigación deben comprender todos los que sean directamente atribuibles a la actividad de investigación o que puedan ser  asignados a dicha actividad sobre una base confiable, como puede ser:

  • Los relacionados con el personal interno y externo dedicado a la actividad de investigación.
  • Los costos materiales consumidos y servicios recibidos en la actividad de investigación.
  • Costo de los equipos o instalaciones que no tengan que no tengan otro uso alternativo más que el de la investigación.
  • Costos indirectos, distintos a los de administración general.
  1. FASE DE DESARROLLO

En esta fase Los costos de desarrollo de un proyecto deben reconocerse como un activo INTANGIBLE si la entidad puede demostrar que se cumple con todos los siguientes criterios:

  • Técnicamente, es factible completar la producción del activo intangible de manera que esté disponible para su uso o venta.
  • La entidad tiene la intención y habilidad para producir y vender o usar el activo intangible.
  • Es Factible identificar cómo el activo intangible generará beneficios económicos futuros.
  • Existe un mercado para la producción o proceso (si ha de ser usado internamente y no vendido),  o su utilidad para la entidad debe demostrarse.
  • Existen recursos adecuados  técnicos, financieros o de otro tipo, disponibles para completar el desarrollo y para utilizar o vender el activo intangible; y  
  • El activo intangible está claramente definido y el costo atribuible al producto o proceso puede ser identificado por separado y valuado confiablemente durante su desarrollo.

El costo de un activo DESARROLLADO debe comprender todos los desembolsos que sean directamente atribuibles a la fase de desarrollo o que puedan ser asignados a dicha fase sobre una base confiable y consistente para: Crear, Producir, y Preparar el Activo para el uso que se destine:

  • Los Relacionados con el empleo de personal interno y externo dedicado a la actividad de desarrollo.
  • Los costos de materiales y servicios consumidos en la actividad de desarrollo.
  • Depreciación de equipos usados para la actividad del desarrollo.
  • Costos por gastos indirectos, distintos a los gastos de administración de la operación en general.

Como se pudo apreciar las NIF dentro de la C-8 mencionan todo el procedimiento del reconocimiento inicial de los activos intangibles, pero algo criticable a las mismas es que en ningún momento mencionan el procedimiento de una Revaluación de los activos intangibles, ya que un activo intangible con el paso del tiempo y si este ha sido bien explotado y maximizado sube considerablemente su valor, por ejemplo una marca comercial no vale lo mismo al momento de su reconocimiento inicial que  cuando tiene una posición en el mercado, de tal manera que se debería adicionar  a la NIF C-8 la parte de la revaluación de los activos intangibles, como lo mencionan las IFRS en la NIC 38, en este caso al no tener una norma expresa en México, por analogía se pudiera utilizar lo que mencionan las IFRS dentro de la C38.

También es importante mencionar que dentro del Plan de Acción sobre la Erosión de la Base y Transferencia de Utilidades (denominado BEPS), dentro de la acción 8 se analizó el tema de los intangibles, esto fue publicó El 5 de octubre 2015 por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), generando las recomendaciones bajo la Acción 8 (Aspectos de Precios de Transferencia de Intangibles). Con el reporte titulado “Garantizar que los resultados de los precios de transferencia estén en línea con la creación de valor, Acciones 8 a 10 – Informes finales 2015” el cual contiene una revisión de los estándares para precios de transferencia de intangibles y estándares adicionales con respecto a la comparabilidad y los métodos de precios de transferencia. Asimismo, la “Guía sobre los Aspectos de Precios de transferencia de intangibles”  la cual contiene una revisión de los estándares de precios de transferencia de intangibles y estándares adicionales  con respecto a la comparabilidad y métodos, todo esto haciendo énfasis en el tratamiento de la transferencia de activos  intangibles, subrayando de manera concreta que se debe compensar a los miembros  del Grupo con una asignación apropiada derivada de los ingresos del intangible para  las funciones desarrolladas, activos utilizados y riesgos asumidos en el desarrollo,  mejora, mantenimiento, protección y explotación del intangible (denominado DEMPE),  haciendo una distinción entre el propietario Legal y el Propietario Económico, ya que la propiedad legal de un activo intangible como tal no confiere ningún derecho de obtener el retorno de la explotación de un intangible ya que si  el propietario legal no desempeña funciones  relevantes, no utiliza activos relevantes y no asume riesgos relevantes, y actúa solo  como poseedor del título, el propietario legal al final no tendrá derecho a ninguna proporción del retorno derivado por el grupo por la explotación del intangible por encima de la compensación a valor de mercado, si existe, por poseer el título. Esto quiere decir que el beneficio del activo intangible corresponderá a aquellas entidades que contribuyen el mantenimiento y desarrollo del intangible (propietario económico).

Por lo cual se recomienda hacer un análisis en las empresas y sus procesos operativos mediante un análisis funcional (Activos, Funciones y riesgos asumidos) para ver si en su momento se están desarrollando activos intangibles, en primer punto registrarlos, en caso de que ya los tengan identificados y registrados darles el valor que les corresponden y por último analizar quienes son los propietarios Legales y económicos para saber la correcta distribución del beneficio del intangible.

Print Friendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here