Adrián Sachiel Paredes Cruz
Estudiante de Derecho de la Universidad de Guadalajara, Director Editorial de Consejero Empresarial.

Cómo lo hemos explicado, un family office es una firma de gestión de patrimonio privado que presta servicios financieros, fiscales y jurídicos a una única familia o a varias.

Su creación es necesaria cuando se alcanza un determinado patrimonio empresarial que, por su volumen, es difícil de gestionar por una sola familia.

El objetivo principal de estas oficinas es ayudar a los miembros de la familia a tomar mejores decisiones proporcionándoles información financiera precisa y oportuna. Además, también contribuyen a la aplicación de estrategias a largo plazo, a la resolución de conflictos y a la formación de las futuras generaciones. Cómo de seguro lo sabe existen dos tipos de family offices:

  • Las unifamiliares: Se crean para dar servicio a una sola familia y suelen ser gestionadas por miembros de esa misma familia.
  • Las multifamiliares: Este tipo de empresas prestan sus servicios a varias familias y suelen estar dirigidas por equipos de gestión profesionales.

El mejor momentos es cuando se cuenta con un capital suficiente en la empresa familiar, el family officer deberà llevar a cabo este anàlisis, pues antes de cualquier proyecto de esta naturaleza se debe salvaguardar el núcleo operacional de negocios, y los excesos deben ser los destinados a esta etapa, así también cuando comienza la diversificación de inversiones.

La creación o contratación de una de estas oficinas familiares es viable a partir de cuando se alcanza un determinado patrimonio empresarial que, por su tamaño, es difícil de gestionar para una sola familia, y sobre todo, genera distracción del núcleo de los negocios principales. Cabe señalar que, no siempre se requiere, pues se necesita tener un patrimonio lo suficientemente grande como para que genere rendimiento al operar por sí mismo de acuerdo a los instrumentos o entidades que se creen para tales efectos.

Los servicios que se ofrecen se adaptan en función de las necesidades de la familia concreta para la que trabajan. Sin embargo, hay algunos servicios que suelen prestar la mayoría de las firmas, como, por ejemplo:

  • Gestión y cumplimiento fiscal
  • Preparación de estados financieros.
  • Gestión de inversiones.
  • Gestión de riesgos.
  • Planificación de la jubilación.
  • Planificación de seguros.
  • Planificación patrimonial.
  • Planificación y asesoramiento filantrópico.

Si ha llegado a un punto en su carrera empresarial en el que siente que necesita ayuda para gestionar sus finanzas, puede ser el momento de considerar la creación de una oficina familiar.

Estas empresas de gestión de patrimonios privados pueden ofrecerle unos servicios inestimables que le ayudarán a tomar mejores decisiones y a planificar el futuro. Investigue un poco para ver si la contratación de una oficina familiar es adecuada para usted, pero sobre todo, debe guiarse por los expertos o sus asesores para saber el patrimonio que será gestionado por estas firmas.

Print Friendly, PDF & Email