De su contenido se desprenderá elementos para sancionar a un trabajador, si así lo permite el reglamento interior de trabajo o el contrato colectivo

Las actas administrativas son un elemento utilizado en muchos asuntos laborales, pues aportan elementos para apoyar la sanción aplicada a un trabajador por una actuación irregular dentro del centro de trabajo. Aun cuando, no están reguladas en la Ley Federal del Trabajo (LFT), son prácticamente indispensables para dejar constancia de lo sucedido ante terceros y las autoridades laborales respecto al cumplimiento de obligaciones patronales; la decisión de la rescisión de la relación laboral, es dónde se plasma dejando constancia, las conductas infractoras; y de la aplicación de las medidas disciplinarias cuando transgreden las condiciones laborales contempladas en el reglamento interior de trabajo.

Su valor probatorio ante las autoridades laborales reside en la intervención de las personas que fungen como testigos de los hechos, quienes comparecen y exponen los sucesos que les constan ante la Junta de Conciliación y Arbitraje que los requiera, o bien cuando sean propuestos en un juicio laboral.

Todo es posible, a pesar de no encontrarse regulados en la LFT, siempre que su elaboración es apegada al reglamento interior de trabajo o de los contratos colectivos, ya que en una demanda interpuesta se exhiben como pruebas documentales. Son de gran utilidad para las compañías, ya que sirven para hacer constar de forma circunstanciada (modo, tiempo y lugar) actos o hechos que impactan directa o indirectamente el vínculo laboral en los ámbitos administrativos; de cumplimiento de obligaciones; o como medio de prueba en un juicio laboral.

Usualmente son empleadas para acreditar la observancia de algunos deberes empresariales, tales como la integración de las Comisiones de Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas; Capacitación, Adiestramiento y Productividad; Cuadro General de Antigüedades; Reglamento Interior de Trabajo y Seguridad e Higiene, todo según lo dispuesto por los artículos  125, 153-E, 158, 424 y 509 de la LFT. Al inicio de algún procedimiento de rescisión del vínculo laboral como consecuencia de aplicar las medidas disciplinarias por conductas de los trabajadores contrarias a lo señalado en el reglamento interior de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario: