Benjamín Serna Liogon Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, con Diplomado de Actualización del Abogado de Empresa por la «Asociación Nacional de Abogados de Empresa» (ANADE), y socio de las firmas de abogados fiscales y corporativos «Degalcorp Abogados» y «LegalMed»

De acuerdo con el Criterio Jurisdiccional número 55/2019 de la Procuraduría de la Defensa delos Contribuyentes (Prodecon) cuando se reciba un depósito en efectivo como parte del reembolso de un préstamo, estamos ante un ingreso no objeto del Impuesto Sobre la Renta (ISR). En el caso, se explica que la auditada manifestó dentro del procedimiento de fiscalización, bajo protesta de decir verdad, que tenía celebrado un contrato verbal de mutuo simple como parte del préstamo, de conformidad con el artículo 1803 del Código Civil Federal, de aplicación supletoria. La autoridad omitió analizar los planteamiento y valorar adecuadamente las pruebas ofrecidas por la contribuyente, pues determinó que eran infundados en el sentido de que los depósitos advertidos en la cuenta bancaria se trataban de ingresos cumulados, y no como lo pretendía la afectada, pues ésta última aporto documentales para acreditar que el origen era el reembolso de préstamos otorgados, de los cuales se desprende el origen de los depósitos recibidos, a lo cual considero infundado al considerar su insuficiencia sin mencionar debido a que.

Sin importar que se aportarán documentales como el estado de cuenta bancario de la transferencia electrónica realizada a la cuenta de un tercero, que como prueba indicial se puede articular con las demás pruebas para conformar la verdad, y así demostrar que el depósito fue por concepto del préstamo mediante un contrato verbal de mutuo. Pero, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) consideró lo contrario, pues lo considero en su resolución como un ingreso acumulable, debido a que la contribuyente no exhibió documentos que demostraran quién efectúo el depósito en efectivo. Sin que fuera de importancia que la autoridad señalaré en su resolución que no aporto los datos de identificación del depositante del dinero, pero como se trata de documentos de terceras personas a los que no se tiene acceso y que no le fueron proporcionados, por lo que en uso de su facultades presuntivas, salvo prueba de lo contrario, que los depósitos en la cuenta bancaria no correspondan a registros de su contabilidad que esté obligado a llevar, son ingresos acumulables o valor de actos o actividades para el pago de contribuciones.  

Por esto se precisó que los contribuyentes se encuentran obligados a contar con la documentación comprobatoria de sus operaciones, pero, no se le puede exigir aquella que sea de la actuación de un tercero. Por tanto, es ilegal que la autoridad fiscal considere el reembolso como un ingreso acumulable. Esto lo determinó la Tercera Sala Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Administrativa mediante el siguiente criterio:

RENTA. REEMBOLSO DE PRÉSTAMO PERSONAL. RESULTA IDÓNEO PARA ACREDITAR EL ORIGEN DE UN DEPÓSITO EN EFECTIVO, EL CONTRATO VERBAL DE MUTUO, VINCULADO CON OTROS DOCUMENTOS, COMO EL COMPROBANTE DE LA TRANSFERENCIA ELECTRÓNICA POR CONCEPTO DEL CITADO PRÉSTAMO PERSONAL A LA CUENTA BANCARIA DEL TERCERO MUTUATARIO. El artículo 59, fracción III, del Código Fiscal de la Federación, establece en lo que interesa que para la comprobación de los ingresos, del valor de los actos, actividades o activos por los que se deban pagar contribuciones, así como de la actualización de las hipótesis para la aplicación de las tasas establecidas en las disposiciones fiscales, las autoridades fiscales presumirán, salvo prueba en contrario, que los depósitos en la cuenta bancaria del contribuyente que no correspondan a registros de su contabilidad que esté obligado a llevar, son ingresos y valor de actos o actividades por los que se deben pagar contribuciones. En ese tenor, el Órgano Jurisdiccional consideró que si de conformidad con el artículo 1803 del Código Civil Federal de aplicación supletoria a la materia fiscal, la contribuyente manifestó bajo protesta de decir verdad haber celebrado contrato verbal de mutuo, además de aportar otros documentos, como el estado de cuenta bancario de la transferencia electrónica realizada a la cuenta de un tercero, que al vincularlos, permitieron demostrar que el depósito fue por concepto de préstamo personal, acreditando que se está frente a un reembolso del préstamo de mérito; por lo que es ilegal que la autoridad fiscal lo considere como ingreso acumulable por no haber exhibido documentos que demostraran quién efectúo el depósito en efectivo, pues no resulta una razón jurídicamente válida el imponerle a la pagadora de impuestos revisada, la carga probatoria de demostrar actos de terceros que no le son posibles.

JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO EN LA VÍA ORDINARIA. TERCERA SALA REGIONAL METROPOLITANA DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA ADMINISTRATIVA. 2019.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here