Adrián Alfonso Paredes Santana

Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara; Licenciado en Contaduría Pública y en Derecho por la Universidad de Guadalajara; Maestro en Impuestos; cursa el Especialidad en Gestión de
Riesgos, Fraude y Blanqueo por Ealde Business School; Diplomado en Estudios Avanzados en Derecho Administrativo por la Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la Universidad Panamericana y del Centro de Estudios del Derecho de la Empresa «CEDE»
TikTok: @consejeroempresarial
Twitter: @RCEmx

El cálculo del ajuste anual por inflación lo debes realizar cada año para determinar para ver si acumularan o deducirán a la base para el cálculo de Impuesto Sobre la Renta (ISR), básicamente se trata de conocer tanto el promedio de créditos y el promedio de deudas que obtuviste en el año como Persona Moral del Título II. La determinación final es simple, estrás ante dos alternativas:

Cuando el Promedio de las deudas son mayores al de créditos, es una “Ajuste Anual por Inflación Acumulable”; y por otro lado, cuando los saldos promedio de los créditos son mayores a las deudas tu resultado es un “Ajuste Anual por Inflación Deducible”.

El primer paso para su determinación es, que obtengas el saldo promedio anual de sus deudas y de sus créditos, lo que resulta de que sumes los saldos al último día de cada uno de los meses del ejercicio, dividida entre el número de meses del ejercicio, sin considerar en el saldo del último día de cada mes los intereses que se devenguen en el mes. Recuerda, cuando tu ejercicio sea irregular lo calcularas entre los meses que fueron.

Ahora, debes identificar para efectos de éste cálculo cuales son las cuenta contables que se tomarán en cuenta como créditos, para esto remítete al concepto contenido en el artículo 45 de la Ley del ISR el cual considerará como tal, el derecho que tiene una persona acreedora a recibir de otra deudora una cantidad en numerario, excepto los que sean a cargo de personas físicas y no provengan de sus actividades empresariales, cuando sean a la vista, a plazo menor de un mes o a plazo mayor si se cobran antes del mes. Se considerará que son a plazo mayor de un mes, si el cobro se efectúa después de 30 días naturales contados a partir de aquél en que se concertó el crédito.

También no consideres, los que sean a cargo de socios o accionistas, asociantes o asociados en la asociación en participación, que sean personas físicas o sociedades residentes en el extranjero, salvo que en este último caso, estén denominadas en moneda extranjera y provengan de la exportación. Tampoco los que la fiduciaria tenga a su favor con sus fideicomitentes o fideicomisarios en el fideicomiso por el que se realicen actividades empresariales, que sean personas físicas o sociedades residentes en el extranjero, salvo que en este último caso, estén denominadas en moneda extranjera y provengan de la exportación. Pero, toma en cuenta que sí se consideran los otorgados por las uniones de crédito a cargo de sus socios o accionistas, que operen únicamente con sus socios o accionistas.

Quedan fuera del cálculo los que sean a cargo de funcionarios y empleados, así como los préstamos efectuados a terceros a que se refiere la fracción VII del artículo 27 de la Ley del ISR; así como también los pagos provisionales de impuestos, así como los estímulos fiscales. Tampoco, los que estén condicionados a su precepción efectiva, sin que aplique a que deriven de contratos de arrendamiento financiero por los que se ejerza la opción de la acumulación del total del precio pactado o la parte del precio exigible durante el ejercicio.

Podríamos enlistar a manera de ejemplo cuales cuentas son por lo general las que se consideran, más es una recomendación personal:

  • Bancos, restando los sobre giros bancarios, en su caso;
  • Inversiones en títulos de crédito;
  • Pagaré, acciones de renta fija y obligaciones;
  • Operaciones financieras derivadas de deuda;
  • Clientes;
  • Cuentas por cobrar a personas físicas con actividad empresarial;
  • Accionistas residentes en México;
  • Deudores diversos; y
  • Saldos a favor de contribuciones.

En mi particular punto de vista quedan fuera de créditos las siguientes:

  • Caja;
  • Inversiones en acciones;
  • Anticipo a proveedores; y
  • Personas físicas no empresariales.

Por su parte, el concepto de Deudas es más amplío de acuerdo con la Ley del ISR, siguiendo su artículo 46, es cualquier obligación en numerario pendiente de cumplimiento, entre las cuales te puedo destacar:

  • Proveedores;
  • Acreedores diversos;
  • Cuentas por pagar;
  • Documentos por pagar;
  • Créditos bancarios;
  • Aportaciones para futuros aumentos de capital; e
  • Impuestos por pagar, como serían el IVA, ISR, Impuesto estatales, Cuotas de seguridad social e Infonavit.

En ningún caso se considerarán deudas las originadas por partidas no deducibles, en los términos de las fracciones I, VIII y IX del artículo 28 de esta Ley del ISR, así como el monto de las deudas que excedan el límite a que se refiere el primer párrafo de la fracción XXVII del mismo precepto. Tampoco, las provenientes por concepto de anticipo de clientes con o sin actividad empresarial, ni las reservas para indemnizaciones o antigüedad laboral.

Teniendo los saldos promedios de los créditos y de la Deudas, se sumarán y el resultado se dividirá entre el número de meses que comprende el ejercicio que ocupe. La diferencia entre el resultado de disminuir del mayor el menor de estos, se multiplicará por el factor de ajuste, el cuál se obtiene de considerar el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del mes de diciembre del ejercicio entre el INCP del mes de diciembre del ejercicio pasado y se le resta la unidad para que quede el factor. Recuerda, cuando es un ejercicio fiscal irregular debido a que no tienen 12 meses de constituidas y en operación, el cálculo es el mismo, solo que los promedios se dividirá entre los meses que comprenda su periodo irregular, esto es, el INPC de diciembre del ejercicio pasado cambia por el INPC del mes inmediato anterior al del primer mes del ejercicio de que se trate.

Es uno de los cálculos que debes tener atención dentro de la determinación del ISR anual de una persona moral que tribute ene Título II de la LISR. Al igual que todas las demás determinaciones, es importante aplicar de manera adecuada la Ley, por lo que esta pequeña guía que te presento es una apreciación personal que deseo te sea de utilidad.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here