Ana Gabriela Fonseca Reyes
Estudiante de Derecho en la Universidad de Guadalajara, y Asistente de la Dirección de la Firma «PVE Consultores, S.C.»

Es común en la práctica el uso de actas administrativas como parte de la trazabilidad de situaciones contenidas en el Reglamento Interior de Trabajo (RIF) o en la Ley Federal del Trabajo (LFT) con consecuencias disciplinarias realizadas por sus colaboradores cuando no dan cumplimiento u observancia a las obligaciones derivadas de la relación de trabajo. Para dejar constancia de tales circunstancias se asienta en dichas actas las acciones u omisiones ocurridas, durante el desarrollo de las actividades que afectan el vínculo laboral.

Las actas son documentos privados, los cuales contienen los elementos acontecidos dentro de una investigación administrativa interna por parte del patrón, quien la elabora derivado de la actuación de algún empleado que ha cometido un incumplimiento, constituyendo el antecedente para la imposición de la medida disciplinaria correspondiente. Lo que cabe aclarar es que este tipo de documentos no están regulados en la legislación laboral.

Es importante por esto que, las disposiciones disciplinarias, así como el procedimiento sancionador deben estar regulados en el RIT, mismo que, a efectos de que no se vulneren los derechos de los trabajadores, en cuanto hace a la aplicación de correctivos es indispensable que el patrón lo deposite ante la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA).

El artículo 1001 de la LFT dispone que puede imponerse una sanción económica por el equivalente de 50 a 500 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), equivale a 4,344 pesos a 43,440 pesos, cuando un patrón contravenga o deje de observar las normas contenidas en el RIT, por lo que las medidas disciplinarias aplicable a los trabajadores deben estar debida y previamente contempladas en el RIT depositado ante la JCA.

Dentro de la práctica de las inspecciones laborales, tienen como objetivo vigilar el cumplimiento de las normas de trabajo, específicamente las referentes a condiciones laborales, seguridad e higiene, además capacitación y adiestramiento. Lo anterior debido a que, no está dentro de las facultades de las autoridades laborales la verificación de las actas administrativas; sin embargo, si están comprendida la de verificación de la participación en la integración de la comisión mixta para la formulación del RIT, en caso de no cumplir con esta responsabilidad, se puede  sancionar con una multa entre las 50 y las 5,000 UMA, esto es desde 4,344 pesos a 43,440 pesos, de acuerdo con el artículo 1002 de la LFT.

Por lo que resulta importante que se haga la integración de la comisión mixta para la elaboración del RIT, y una vez realizado se deposite en la JCA competente. De esta manera se conforman mejor la regulación interna en la conformación y procedimiento en la elaboración de las actas administrativas, respetando así y no vulnerar los derechos de los trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here