Roxana Cruz Yépez Directora General de la Revista Consejero Empresarial y Presidenta de la Fundación COEM, A.C. Twitter: @rox_yepez

La Cuarta Revolución Industrial acelera la introducción de tecnologías de cambio de juego, donde se empodera plenamente a los consumidores, haciendo casi imposible que los modelos de negocio puedan responder en la misma velocidad por sí solos. Las necesidades del mercado serán claves para el éxito futuro, siempre y cuando identifiques cómo alcanzarlas con tu negocio. Te debo decir que, en muchas ocasiones, implica cambios sustanciales en la forma en que funciona tu negocio, pero si no estás dispuesto a hacerlo, ¡no continúes leyendo! pues en muchas ocasiones los cambios harán que no reconozcas ni a tu propio negocio, recordando de como era al inicio a como se encuentra en ese futuro.

Las empresas de cualquier actividad deben reinventarse, estableciendo una administración ágil para poder entrar al modelo del mundo disruptivo, y al mismo tiempo que garantiza sociedades inclusivas. Debes centrarte en el consumidor, identificar elementos esenciales de sus necesidades.

Los negocios consolidados del futuro se parecerán más a sus modestos competidores disruptivos que hoy existen, que muy probablemente serán distintos en algunos años más adelante. Ello se debe, principalmente, a que el escenario ha sufrido un cambio radical tanto a nivel competitivo como de consumo, ya que a los consumidores les resulta fácil cambiar de una marca a otra; piensa en ti mismo como consumidor, hoy compras una pasta de dientes de determinada marca y la siguiente la cambias sin darte cuenta la razón, así es tu mercado. Por esto, tienes que exigirte en una constante transformación igualmente radical en todos los aspectos de tu modelo de negocio.

El imperativo a partir de hoy es: “defender el cambio”. En la próxima década los consumidores tendrán muchas más opciones que hoy, existirá una gran gama en cada nicho de mercado, sea de bienes o servicios; incluso, la característica será la personalización para sus preferencias específicas, esto es, serán ad hoc. Lo que inequívocamente exige un cambio integral en cada componente del modelo operativo incluyendo cómo es gobernado, cómo implementa procesos y tecnologías, cómo organiza a su gente para hacer el trabajo, también.

Para percibir mejor esto, piensa cuantas empresas que antes eran competidores trabajan juntas, con el único objetivo de sobrevivencia, y han alcanzado así ofrecer mejores propuestas al mercado, con experiencias más extensas e intensas, lo que genera un valor que no pueden entregar estando cada una por su cuenta. Los cambios incrementales no serán suficientes para afrontar el futuro mencionado, cada componente del modelo operativo debe abarcar siete características para lograr su adaptación:

  1. Empoderamiento de capital humano. Tienes que crearte el compromiso auténtico y de asociación con empleados sobre las necesidades de cada consumidor, así también se entenderán y seguirán los cambios con mayor claridad.
  2. Dirección ágil. Se trata de tener una dirección de negocios sumamente receptiva y ágil para percibir los cambios y poderlos emular, tu empresa debe operar de forma altamente presta.
  3. Transformación continua de la organización. Es tu deber mejorar el modelo de negocio mediante el uso de tecnología y análisis; teniendo la convicción de transformar cada función y, en definitiva, a cada trabajador, y tener la convicción hasta de un cambio total.
  4. Creación de una red de alianzas. Es la creación de tu ecosistema empresarial de relaciones, esto es, una red de relaciones que te permita participar con otras para lograr mucho más que si tratas de hacerlo solo, así el cliente siempre tendrá muchas soluciones o propuestas de satisfacción a sus necesidades.
  5. Comparte y reparte. Las empresas dentro de un modelo de negocio son las que proponen mejores ofertas al mercado, son quienes ganan. Aplican el «plug-and-play» para para acelerar eficientemente su desarrollo. ¿Qué esperas? Ve y busca nuevas ideas de negocio, start-ups, y capacidades externas, así reinventarás tu futuro, así que comparte el proyecto y reparte las ganancias.
  6. Llénate de talento, o ¡cómpralo! Las empresas se abastecen y gestionan sus integrantes siempre buscando el mejor talento, ya no esperes formarlos, reclútalos con los perfiles para que tenga una rápida reacción rodeado de los mejores.
  7. Perdura en la disrupción. Es el resultado natural de la aplicación holística de los otros seis, sólo debes tener un enfoque en el logro sostenible a base de cambios constantes e inesperados. Es estar dispuesto a subirte en una montaña rusa extrema con los ojos vendados, pura adrenalina.

Estas características deben estar sostenidas dentro de una mentalidad de cambio profundo en la cultura y las formas de trabajar, de hacer cada ajuste fundamental en la forma y ejecución necesaria dentro de una viabilidad económica y buscar siempre tener un impacto sostenible en cada movimiento, no debe pasar desapercibido por el mercado.

Las tecnologías disruptivas continuarán acelerando el ritmo de cambio en todo el mundo. Para las industrias centradas en el consumidor, proporciona una perspectiva sobre las razones de por qué las organizaciones necesitan transformarse rápidamente. No lo olvides, como empresario la transformación es una constante, en ocasiones en algunas áreas de la empresa, o del producto, pero en otras debes estar dispuesto a cambiarlo todo con tal de permanecer dentro del mercado.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here