Adrián Alfonso Paredes Santana

Licenciado en Contaduría Pública y
en Derecho por la Universidad de Guadalajara;
Maestro en Impuestos; cursa el Especialidad en Gestión de
Riesgos, Fraude y Blanqueo por Ealde Business School;
; Diplomado en Estudios Avanzados
en Derecho Administrativo por la
Universidad San Pablo CEU Madrid y catedrático de la
Universidad Panamericana y del Centro de Estudios del Derecho de la Empresa «CEDE»

TikTok: @consejeroempresarial
Twitter: @RCEmx

Dentro de las estrategias que tienen los grupos para enfrentar situaciones como la actual, donde la falta de liquidez es común coma es buscar financiamientos dentro de las propias estructuras creadas, por tanto, es común los flujos para la obtención de estos de distintas partes del mundo. Lo que es natural, es que estos préstamos se generen como contraprestación intereses a cargo de determinadas entidades, registrándose como una erogación que afecta, en la mayoría de los casos, como una deducción dentro de la determinación de su Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Por otro lado como también es cierto es que muchas de estos grupos deciden crear filiales en puntos estratégicos en el extranjero con capitales pequeños, sin estructura y sin una razón financiera que lo justifique; más sólo aprovechar los beneficios económicos o fiscales de ciertos países, para la obtención de mayores márgenes de utilidad consolidando el grupo multinacional. Así, Lo que podría ser una práctica común ante la demanda mundial de capitales para trabajar, en estos casos este tipo de operaciones de préstamos que se otorgan entre las otras empresas de un mismo grupo, pactando determinado interés con la finalidad de llevarse las utilidades que se generen en una jurisdicción mayor tasa impositiva, bajo la justificación de esta operación financiera, con dos objetivos, el primero, evitar someter toda la tributación a un régimen más elevado –generalmente, el del país de producción-, y transferir las utilidades a una de menor o nulo impuestos sobre las ganancias; y en segundo lugar, hacer un lado la necesidad de realizar  una distribución de dividendos que implique mayor carga fiscal.

Lo anterior es la razón para que se haya establecido una serie de recomendaciones para que muchos de los países afectados implementaran regulaciones que limiten el uso de esta mala práctica, llevada a cabo por grupos multinacionales, de diversos tamaños.  Por lo que en el año 2005, se adiciona en nuestra legislación la disposición relativa a la “Capitalización Delgada”, por sugerencia de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Esta disposición limita la excesiva deducción de intereses producida por este tipo de operaciones, ponderando al comparar el desequilibrio que se produce entre un capital de bajo importe y una deuda desmedida.

Actualmente, se encuentra la fracción XXVII del artículo 28 de la Ley del ISR, se establece el procedimiento a seguir para determinar el monto de los intereses originados por deudas contraídas, específicamente con partes relacionadas residentes en el extranjero, mismas que no  podrán deducirse en el ejercicio fiscal hasta determinado limite. Los elementos tomas para su cálculo son los siguientes:

  • Intereses: rendimientos de créditos de cualquier clase, todo aquello que se estipule en el artículo 8 de la LISR, incluyendo la fluctuación cambiaria es su caso;
  • Deudas: Cualquier deuda en numerario adquirida por el contribuyente, se incluyen las adquiridas con partes relacionadas;
  • Deudas contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero: Cualquier cantidad en numerario pendiente de pago con partes relacionadas residentes en el extranjero que generen intereses; y
  • Capital Contable: se tiene una opción, la primera es tomar el capital contable que se encuentra en tus estados financieros, condicionado a que sean aplicadas las Normas de Información Financiera (NIF), o bien, el contribuyente puede elegir usar la cantidad que resulte de sumar los saldos iniciales y finales del ejercicio de las cuentas de capital de aportación, utilidad fiscal neta y utilidad fiscal neta reinvertida, fórmula aplicable hasta el 2021.

Por lo que es importante respecto a la cuantificación del capital contable, para los efectos de esta determinación, realizar los dos cálculos de esta manera se tomará el más conveniente para comparar el promedio de las deudas, y sólo se puede  la mejor opción realizándolo de esta manera. La determinación es simple, cuando las deudas que exceden al triple del capital sean menores que el promedio del total de deudas de partes relacionadas extranjera, los intereses devengados con las partes relacionadas estarán limitados a su deducibilidad, calculándose a partir de la cantidad que resulte de multiplicar esos intereses por el factor que se obtenga de dividir el monto de las deudas que exceden al triple del capital, entre el promedio del total de deudas de partes relacionadas del extranjero.

A partir de 2022 se modificó éste procedimiento, consiste en que cuando se ejerza la opción de considerar las cuentas fiscales, y no la capital conforme a las NIF, se deberá disminuir el monto de las pérdidas fiscales pendientes de amortizar. No se podrá optar por esta opción si el resultado de considerar los atributos fiscales es mayor en un 20% al del capital contable del ejercicio. Además, también para el cálculo se precisa una exclusión que se tenía de ciertas deudas para el cálculo, no será aplicable a las Sociedades Financieras de Objeto Múltiples (SOFOMES), cuando realicen actividades preponderantemente con sus partes relacionadas nacionales o extranjeras.

Existe un tratamiento especial para contribuyentes integrantes del sistema financiero y los dedicados a la construcción, operación y mantenimiento de áreas estratégicas, el que consiste en no consideraran sus deudas relacionadas con las operaciones propias de su objeto para determinar el exceso del triple del capital contable. Pero, a partir de 2022 se hace una precisión  subjetiva, solo serán aplicables a quienes sean directamente los asignatarios o contratistas o titulares de distintos permisos titulares.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here