El domicilio fiscal es uno de los elementos más importantes de la relación tributaria, después de los subjetivos. Tener su domicilio cumpliendo con los requisitos prescritos por el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación (CFF) es determinante para su cumplimiento adecuado. La importancia radica en dos aspectos, el primero, es el medio tradicional de comunicación y localización del contribuyente, y el segundo, derivado de la ubicación, le permite a la autoridad tener certeza de la existencia del sujeto pasivo. De lo último se deprende un aspecto importante, el poder obtener y mantener vigentes los Certificados de sus Sellos Digitales para la expedición de comprobantes. Entonces, tomando en cuenta la siempre latente posibilidad de que una persona cambie de domicilio por distintas razones lo expone al capricho de la autoridad, el cual puede llegar a la cancelación de los mencionados Certificados, así que de conformidad al artículo 31 del CFF, su primer párrafo establece que sólo se está obligado a presentar avisos al Registro Federal de Contribuyentes, entonces sus efectos fiscales son inmediatos. Ahora, el hecho de que la autoridad esta posibilitada al ejercicio de una facultad de verificación, discrecional, no es condición para que surta efectos. El hecho de que esta postura sea tomada dota de seguridad y certeza jurídica a los contribuyentes, quienes pueden sufrir una afectación trascendental sin fundamento alguno. Así, lo considera el Tribunal Federal de Justicia Administrativa con el siguiente criterio:

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN

VII-CASR-OR2-30

AVISO DE CAMBIO DE DOMICILIO ANTE EL REGISTRO FEDERAL DE CONTRIBUYENTES. SURTE EFECTOS A PARTIR DE SU PRESENTACIÓN SIN NECESIDAD DE UNA REVISIÓN DE LA AUTORIDAD.- De conformidad con el artículo 31 primer párrafo del Código Fiscal de la Federación, los contribuyentes están obligados a presentar avisos al Registro Federal de Contribuyentes. El artículo 41-B del mismo Código establece que las autoridades fiscales podrán realizar verificaciones para corroborar los datos hechos llegar al Registro Federal de Contribuyentes, relacionados entre otras cuestiones, con el domicilio. La sola presentación de un aviso al Registro Federal de Contribuyentes, surte todos sus efectos, pues la facultad de verificar la veracidad del contenido de dichos avisos, es discrecional, no reglada. Esto es, queda dentro del arbitrio de la autoridad, corroborar los datos presentados ante dicho Registro. Consecuentemente, los avisos, declaraciones y documentos similares presentados ante el Registro Federal de Contribuyentes, no requieren para surtir efectos una verificación de la autoridad, pues los preceptos legales antes invocados, así no lo contemplan. De lo contrario, podría llegarse al extremo de estimar que todos los avisos de ese tipo, requieren una revisión y confirmación por parte de la autoridad, lo cual no se justifica e incluso se traduciría en un entorpecimiento injustificado de las actividades de los contribuyentes y una mayor carga de trabajo adicional para el fisco, también injustificada.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 1188/16-12-02-1.- Resuelto por la Segunda Sala Regional de Oriente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, el 6 de enero de 2017, por unanimidad de votos.- Magistrada Instructora: Erika Elizabeth Ramm González.- Secretario: Lic. Ricardo Vaquier Ramírez.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here