Luis Germain Luna Benavides
Licenciado en Administración Financiera por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Master en Business Analytics por la University of Kent Inglaterra y Director de Tecnologías en MKTi Marketin, S.A. de C.V..

Big Data es un término que ha ganado mucha fama en el mundo de los negocios. El término se ha vuelto tan famoso y se habla tanto de él, que se ha mitificado, haciéndolo difícil de definir. Dependiendo a la persona a la que se le pregunte, se pueden obtener definiciones muy diferentes.

En este artículo les daré una visión mucha más clara de lo que es Big Data, su verdadero potencial y el tipo de soluciones que puede ofrecer a su negocio.

Definiendo Big Data
En términos estrictos, Big Data no es más que el análisis de datos, pero a gran escala. ¿A qué me refiero con gran escala?, justo en estos momentos estamos viviendo una nueva revolución económica denominada por algunos “la era del internet industrial”.

Al igual que la revolución industrial a mediados del siglo XIX vino a cambiar de forma radical la manera en que se producían los bienes de consumo y se extraía la materia prima, la revolución del internet industrial, viene a cambiar la forma en que se ofrecen los servicios, el Big Data es el centro de esta revolución.

Ahora más que nunca nosotros (y las computadoras), tenemos acceso a cada vez más información, cada vez más especializada y con más rapidez, desde información de mercados financieros y de estados financieros, indicadores económicos, mapas en línea, tiendas en línea, foros, enciclopedias, música, videos y redes sociales. Tenemos todo al alcance de un click.

El big data no es más que el término usado para denominar a la tarea de analizar toda esa información y darle un uso práctico. Es un análisis de datos tradicional, pero que requiere unos cuantos ajustes en el manejo de la información debido a su gran volumen. En términos prácticos, si eres empresario, el Big Data es la información que no cabe en tu hoja de cálculo, si eres programador, son variables que no caben en la memoria RAM.

¿Por qué es relevante para mi negocio?
Al estar hundido entre tantos términos y darse a conocer como algo complicado, muchas veces los empresarios no alcanzan a ver qué tan relevante es el Big Data, (o al menos que tan relevante es el análisis de datos) para sus negocios.

Aquí en México, los empresarios están muy acostumbrados a llevar sus negocios de manera reactiva, es decir, buscan una solución cuando el problema ya es tan grande que llega a entorpecer las operaciones. Los inventarios están saturados, las órdenes de compra se apilan o no se le da seguimiento a nuevos prospectos, simplemente, porque no se les puede prestar suficiente atención. El uso del Big Data es la doctrina opuesta de este tipo de administración, permite crear estrategias de negocio a largo plazo, acompañadas de herramientas analíticas y de optimización especializadas. Para crear estas herramientas, es necesario que las empresas formalicen y lleven un control más estricto de sus procesos si quieren mantener su posición en mercados cada vez más competidos.

¿Qué tipo de datos puedes usar para hacer un análisis así?, en pocas palabras, todos los que puedas conseguir: registros de ventas, de compras, de producción, fallos de maquinaria, capacidad de inventarios, número de quejas, seguidores en Facebook, menciones en internet, entre otras. Toda esta información puede esconder conocimiento valioso, que sólo puede ser extraído mediante un análisis cuantitativo.

Si bien es verdad que recopilar y acomodar toda esta información es una tarea tediosa, es una inversión de tiempo que traerá muy buenos resultados casi de inmediato, ya que el objetivo de la labor no es sólo tener mejor organizados los datos, es desarrollar herramientas informáticas de alto nivel.

De los datos a los actos
Recopilar nuestros datos y tenerlos bien acomodados, (un proceso llamado “integración de datos”), es sólo el primer paso en este proceso. Una vez que ya tenemos la información, es necesario hacernos preguntas en las cuales basarnos para desarrollar una herramienta; por ejemplo: ¿cuál es mi área de mejora más grande?, ¿qué proceso debo mejorar para conseguir más utilidades? o ¿qué actividad o servicios, de ser optimizado, me posicionaría mejor frente a la competencia?

Una vez elegida una pregunta, se puede iniciar con el diseño de la herramienta. En esta etapa se define con qué información contamos (o “input”), qué problema queremos resolver con esa información (o “modelo”) y qué tipo de respuestas esperamos de la herramienta (“output”). Sólo hasta este punto es que iniciamos con el análisis y procesamiento de datos: hacer uso del Big Data es un proceso de negocio, no es sólo correr algoritmos en una computadora.

Como usarlo en tu negocio
Desarrollar una herramienta profesional de este tipo requiere de conocimientos de alto nivel, debido a que el diseño de las herramientas es trabajo de una sola ocasión. Las empresas grandes, por lo general, prefieren acudir a consultores para que resuelvan problemas específicos, en lugar de tener que contratar personal fijo (que además de ser difícil de encontrar, es costoso).

Para empresarios más pequeños que quieren empezar a usar estos métodos, lo más adecuado es capacitar a alguien del personal, para que adquiera conocimientos básicos de análisis de datos y optimización. Los profesionistas con las mejores bases para desarrollar estas habilidades son los licenciados en finanzas, los ingenieros industriales y los ingenieros en sistemas.

Sitios de cursos en línea como coursera.org ofrecen este tipo de contenidos sin ningún costo, pero hay que tener en mente que desarrollar estos talentos es un reto que requiere bastante tiempo y esfuerzo antes de que rinda frutos.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here