En una visita domiciliaria en acceso al domicilio fiscal del visitado por parte de los visitadores, conlleva dos aspectos importantes, tener el alcance de la contabilidad, pues ésta se encuentra dentro del mismo; y segundo, a existir inventarios de mercancías y activos para poder constatar su número deben poder ingresar a donde se encuentran ubicados; estos sólo son un par de ejemplos razonables para que se pueden hacer recorridos. Sin embargo, es un hecho la constante discusión sobre el tema, pues hay quienes están en desacuerdo y otros por el contrario, pues de permitirse se estaría en una actuación arbitraria por parte de la autoridades, pues si bien los visitadores  estaban facultados para entrar al establecimiento y revisar su contabilidad, no menos cierto es que no estaban facultados para realizar un recorrido dentro del domicilio, pues de hacerse se estaría ante un cateo, lo que dentro de sus facultades contenidas en su Ley ni Reglamento Orgánico está contenida, aun así se arriba a un criterio controversial. Tomando en consideración en primer orden el texto de la jurisprudencia 2a./J. 64/2003: ORDEN DE VISITA DOMICILIARIA. NO ES GENÉRICA SI EL LUGAR O LUGARES QUE PRECISA PARA SU PRÁCTICA, CORRESPONDEN AL DOMICILIO FISCAL DEL CONTRIBUYENTE, AUN CUANDO SEÑALE QUE EL VISITADO DEBE PERMITIR A LOS VISITADORES EL ACCESO A LOS ESTABLECIMIENTOS, OFICINAS, LOCALES, INSTALACIONES, TALLERES, FÁBRICAS, BODEGAS Y CAJAS DE VALORES, PUES SE ENTIENDE QUE SE UBICAN EN EL LUGAR PRECISADO PARA LA VISITA, debido a que no solo están facultados para revisar los elementos que integran la contabilidad, sino también para efectuar un recorrido físico por el domicilio fiscal en busca de documentación, pues ello está dentro de la materia del ejercicio de facultades de comprobación. Concluyendo que, no se debe pasar por alto lo considerado por disposición el artículo 16 constitucional y los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, respecto a que sí la visita domiciliaria se rige por las formalidades de los cateos no vulnera la inviolabilidad del domicilio. Así, lo determinó Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa mediante el siguiente precedente:

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN

VIII-P-2aS-419

VISITA DOMICILIARIA. LOS VISITADORES ESTÁN FACULTADOS PARA REALIZAR RECORRIDOS FÍSICOS EN LOS ESTABLECIMIENTOS, OFICINAS, LOCALES, INSTALACIONES, TALLERES, FÁBRICAS O  BODEGAS UBICADOS EN EL DOMICILIO SEÑALADO EN LA ORDEN.- En términos del artículo 16 constitucional, así como los artículos 42, fracción III, y 45 del Código Fiscal de la Federación, la visita implica una invasión válida a la privacidad e intimidad del contribuyente y su domicilio, razón por la cual, por disposición constitucional, debe sujetarse a las formalidades prescritas para los cateos. De ahí que, puede revisarse físicamente, durante la visita, los bienes y las mercancías, lo cual se corrobora con el hecho de que el contribuyente debe permitir a los visitadores el acceso al lugar o lugares objeto de la misma; la verificación de bienes y mercancías, así como el acceso al establecimiento, oficinas, locales, instalaciones, talleres, fábricas, bodegas y cajas de valores. Por tales motivos, y en términos del criterio expuesto, por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el amparo directo en revisión 2808/2012, la visita domiciliaria comprende la posibilidad de efectuar recorridos físicos en los lugares señalados en la orden de visita. Lo anterior, porque la palabra “acceso” no permite una actuación arbitraria de la autoridad, ya que refiere a que el contribuyente debe permitir a los visitadores la entrada al lugar objeto de la visita. Por consiguiente, el acceso al lugar o lugares objeto de la visita, esto es, su recorrido físico, se limita a la comprobación del cumplimiento de las obligaciones tributarias del contribuyente.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 5936/17-07-02-1/1605/18-S2-07-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 6 de diciembre de 2018, por mayoría de 4 votos a favor y 1 voto con los puntos resolutivos.- Magistrada Ponente: Magda Zulema Mosri Gutiérrez.- Secretario: Lic. Juan Carlos Perea Rodríguez. (Tesis aprobada en sesión de 22 de enero de 2019)

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here