María Valeria Uribe Olivares
Abogada por la Universidad de Guadalajara, recibió el reconocimiento Mariano Otero a la excelencia académica. Participó en el programa “Mexico meet america” con cursos de innovación, liderazgo y emprendimiento en Washington D.C., Recibió Honorífica en la Cátedra UNESCO Igualdad y no Discriminación el 14 de diciembre de 2015. Completó el curso denominado “General Course on intelectual property” de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Es un hecho que la tecnología se involucra cada día más con la profesión del abogado. En efecto, los avances tecnológicos, más allá de ser herramientas para desarrollar y organizar -con mayor facilidad- demandas, contratos entre otros documentos, o de ser el medio de comunicación con los clientes; se han convertido en aliados fundamentales para el acceso y la impartición de justicia.

Hoy en día, la tecnología se encuentra tan apegada a la labor del abogado, que incluso se han desarrollado conceptos que definen el paso a una era digital en el acceso a la justicia, como es el caso de la denominada e-justicia, la cual la podemos comprender como el uso de las tecnologías de la información en impartición de Justicia.

Ejemplo de lo anterior es el juicio de amparo que, además de promoverse por el medio ordinario- esto es la oficialía de partes común de los juzgados de distrito-, puede tramitarse vía electrónica, a través del portal de servicios en línea del Poder Judicial de la Federación, con el uso de cualquier ordenador y desde cualquier lugar con acceso a internet.

Este portal fue creado derivado de loa Acuerdos Generales Conjuntos 1/2013 y 1/2015, como un sistema tecnológico que permite el acceso en línea a los Juzgados de Distrito y Tribunales de Circuito en todo el país, así como a las áreas administrativas del Poder Judicial de la Federación[1], por medio de este es posible tramitar demandas de amparo, promover recursos, presentar promociones, visualizar informes presentados por las autoridades responsables y acceder a los expedientes electrónicos.

Sin embargo, a pesar de que el amparo en línea es prácticamente una herramienta sencilla y evidentemente práctica, esta es también poco aplicada y, en ocasiones, totalmente desconocida por los profesionistas del derecho u otros interesados en la impartición de justicia, quienes aún preferimos acceder de la manera tradicional a este medio de control constitucional al considerarlo más sencillo o más seguro.

No obstante, la situación que se enfrenta tanto en nuestro país como en el mundo derivado de la pandemia originada por el virus SARS-COV 2 (COVID-19), nos obliga a actualizarnos y apegarnos más a los avances tecnológicos; y en el caso de las demandas de amparo, a hacer uso de los servicios en línea del Poder Judicial de la Federación, para ello es necesario conocer el funcionamiento del portal y los pasos a seguir en la tramitación del amparo por medios electrónicos.

Ahora bien, para poder acceder a los servicios que se encuentran en el referido portal es necesario crear un usuario en el siguiente link: https://www.serviciosenlinea.pjf.gob.mx/juicioenlinea/juicioenlinea/Usuario/Registro, en el cual se solicitan los siguientes datos:

  • Nombre.
  • Primer apellido.
  • Segundo apellido.
  • Correo electrónico.
  • Usuario.
  • CURP.
  • Contraseña.
  • FIREL o E. FIRMA, que producen los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa, conforme a lo dispuesto en el artículo 3 de la Ley de Amparo.

Es importante señalar que, en caso de no contar con dichos archivos, es necesario tramitarlos, de lo contrario, solo será posible promover la demanda para los casos previstos en el artículo 15 de la Ley de Amparo.

El trámite finaliza con la confirmación que llega al correo electrónico registrado.

¿Cómo presentar una demanda de amparo en línea?

Una vez registrado el usuario y vinculado con la FIREL o E.FIRMA, ingresamos al portal en el apartado de Juzgados de Distrito y Tribunales Colegiados de Circuito y seguimos realizamos lo siguiente:

  1. Es necesario que previo a iniciar con la presentación de la demanda, se preparen y almacenen en el equipo de cómputo los siguientes documentos en formato digital:
  • FIREL o E.FIRMA.
  • Escrito de demanda.
  • Anexos/pruebas.
  • Nos dirigimos al menú principal del portal de servicios en línea y en la parte superior, accedemos al apartado denominado “Presenta tu demanda, solicitud o escrito inicial”, en el que debemos ingresar los datos del promovente que se solicitan.
  1. Posteriormente, seleccionamos el estado, así como la oficina de correspondencia común a la que dirigiremos la demanda de amparo.
  2. El siguiente paso identificado como “ingresa tu documento”, consiste en anexar en formato digital PDF, la demanda de garantías, así como cada uno de los medios de convicción que se estimen necesarios.
  3. Al finalizar lo anterior, en el portal se muestra un resumen de la demanda que contiene la información del promovente, la oficina a la que va dirigida y los archivos que se anexan, además, en la parte superior derecha aparecerá la opción de firmar los documentos ya sea con FIREL o con E.FIRMA, es importante que se verifique que los archivos que contienen la firma electrónica se anexen adecuadamente, de lo contrario la demanda podrá ser desechada por ausencia de firma.
  4. Realizado el paso previamente descrito, el sistema generará un acuse con un número de folio, que puede ser descargado a la computadora mediante la cual se esté realizando el trámite, el cual podemos consultar posteriormente para verificar el número de expediente así como el Juzgado al que fue turnada la demanda.

Ahora bien, resulta fundamental que en la demanda de amparo se manifieste bajo protesta de decir verdad que los documentos señalados y anexados a la demanda, son copia integra e inalterada de los documentos impresos o bien se manifieste si se trata de copia simple, documento original, documento privado o documento público según corresponda, de lo contrario el juzgado encargado de la tramitación del asunto formulará requerimiento a la parte quejosa.

Por otro lado, se debe manifestar si es deseo de la parte quejosa que se realicen las notificaciones de manera electrónica, de igual manera es necesario señalar los usuarios -del portal de servicios en línea- que se autorizan para la consulta del expediente electrónico, esto para que sea posible consultar, a través del portal, los acuerdos, promociones, informes y demás actuaciones relativas al expediente.

En caso de que no sea posible acceder al expediente electrónico, o aparezca en el portal que no se tienen expedientes autorizados, en el apartado de “Promociones y recursos” podemos presentar promoción de acceso al expediente.

Particularidades de las Notificaciones Electrónicas

Al haberse autorizado la realización de notificaciones electrónicas en un juicio tramitado a través del Portal de Servicios en Línea del Poder Judicial de la Federación, es necesario tomar en cuenta las siguientes particularidades detalladas en los artículos 30, fracción II y III; y 31, fracción III de la Ley de Amparo:

  • Los quejosos que cuenten con firma electrónica están obligados a ingresar al sistema electrónico todos los días, ello para efectos de generar la constancia de consulta de la notificación, esto en un plazo máximo de dos días, de no ingresar a tiempo y generar la constancia, se tendrá por hecha la notificación el día en que esta haya sido cargada.
  • Cuando por caso fortuito, fuera mayor o por fallas técnicas, se interrumpa el sistema, haciendo imposible el envío y la recepción de promociones, las partes deben dar aviso de inmediato por cualquier otra vía al órgano jurisdiccional que corresponda. En tanto dure esta situación se suspenderán los plazos, esta situación será comunicada a las partes por el órgano jurisdiccional.
  • Las notificaciones realizadas por vía electrónica surten sus efectos cuando se genere la constancia de la consulta realizada, esto es el mismo día que se consulte la notificación. Sobre este último punto es necesario prestar atención, ya que puede pensarse -erróneamente- que las notificaciones electrónicas surten efectos al día siguiente.

Sin duda, el acceso a la justicia a través de medios tecnológicos es una realidad en México que, aunque enfrenta muchos desafíos, resulta de suma utilidad. Nuestra labor como profesionales del derecho es aprender de este medio para el acceso a la justicia y utilizarlo en favor de nuestros clientes, pero sobre todo buscar perfeccionarlo, ya que la era digital en la que vivimos nos lo exige y no podemos quedarnos atrás, esperando que las cosas funcionen siempre de la misma manera.


[1] https://www.serviciosenlinea.pjf.gob.mx/juicioenlinea/juicioenlinea

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here