Época: Décima Época
Registro: 2014061
Órgano: Tribunales Colegiados de Circuito
Publicación: Viernes 31 de Marzo de 2017 10:34 h
Tesis: Tesis Aislada (Penal)

VIOLACIÓN DE DEPÓSITO PREVISTO EN EL ARTÍCULO 249, FRACCIÓN II, DEL CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO DE JALISCO. PARA QUE LA CONDUCTA DESPLEGADA POR EL SUJETO ACTIVO PUEDA CONSIDERARSE TÍPICA, EL ELEMENTO «DISPOSICIÓN» EN ESTE DELITO, NECESARIAMENTE TIENE QUE CAUSAR UN PERJUICIO AL PATRIMONIO DEL OFENDIDO. El precepto mencionado establece que se comete el delito de violación de depósito por el hecho de disponer de la cosa depositada, el depositario judicial o el designado por o ante las autoridades administrativas o del trabajo. Dicho ilícito se integra por los siguientes elementos: 1. Que el bien haya sido recibido y se tenga en posesión por virtud de un depósito judicial, o por haber sido designado con dicho carácter por o ante las autoridades administrativas o del trabajo; y, 2. El acto de disposición del bien recibido en depósito. Ahora bien, como el bien jurídico protegido es el patrimonio, puesto que el ilícito está contenido en el título décimo séptimo, capítulo IV, denominado «Delitos contra el patrimonio», del Código Penal para el Estado de Jalisco, se considera que, atento al principio de exacta aplicación de la ley en materia penal, que exime cualquier interpretación por analogía o mayoría de razón, el segundo de los elementos integradores del ilícito «disposición», necesariamente tiene que causar un perjuicio al patrimonio del ofendido para que la conducta desplegada por el sujeto activo pueda considerarse típica, por lo que el acto de «disposición» comprende cualquier acto de apropiación que realiza el sujeto, entendiéndose ésta como la ejecución de actos de dominio sobre el objeto material del delito; de ahí que no se integre el ilícito referido, por ejemplo, cuando el inculpado únicamente le dio un uso al automotor que recibió en depósito judicial, el cual, aunque pudiera considerarse que fue un «uso irregular», debido a que el haber recibido el automóvil en depósito, no lo autorizaba para que pudiera usarlo; sin embargo, dicha acción, en todo caso, podría ameritar que en el juicio laboral del que emana el depósito, se le revocara el cargo de depositario judicial, pero no constituye un «acto de disposición» constitutivo del delito de violación de depósito que nos ocupa, pues el hecho de mover la unidad de motor del domicilio en el que se estableció el depósito y desplazarlo de dicho sitio a otro lugar, no es un acto de disposición que haya ocasionado un perjuicio o detrimento patrimonial al ofendido y, por tanto, no se configura el segundo elemento del delito de violación de depósito.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA PENAL DEL TERCER CIRCUITO.

Amparo directo 94/2016. 1 de diciembre de 2016. Unanimidad de votos. Ponente: Óscar Vázquez Marín. Secretaria: Elsa Beatriz Navarro López.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here